El centro y la moderación

PP_Fernandez_Diaz
Jorge Fernández Díaz, momentos antes de dar una conferencia de prensa en Barcelona el pasado domingo, 7 de febrero. / Alberto Estévez (Efe)

“ETA espera como agua de mayo un gobierno de PSOE y Podemos. Para los presos de ETA sería una gran noticia”, ha dicho en la Cadena COPE el actual ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz. “Hay una agenda oculta, no tengo ninguna duda”, sentenció el político santurrón con ángel privado, Marcelo, en relación con un supuesto gobierno formado por los partidos de Sánchez e Iglesias y el PNV. Fernández Díaz es el tipo que, no lo olvide, ha comparado al aborto con ETA, ha dicho que los matrimonios gays “amenazan la pervivencia de la especie” y, por supuesto, se ha mostrado “muy de acuerdo” con la prisión de los titiriteros.

Publicidad

En La Sexta, los populares insisten en esa línea: “ETA prefiere que gobierne Podemos”, dice Manuel Cobo. “Ha quedado acreditado a lo largo de la historia que un gobierno débil siempre favorece a ETA”, asegura Rafael Merino, miembro del PP y nuevo presidente de la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados. El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, también tiene su opinión sobre supuestos pactos progresistas: “Un posible Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos podría convertir a España en el primer país en salirse de la coalición internacional que lucha contra el grupo terrorista Daesh”. En el momento de escribir estas líneas aún no ha hablado Esperanza Aguirre, la gran especialista en relacionar a ETA con Podemos: sus comentarios sobre la vinculación entre la banda terrorista y Manuela Carmena, o Pablo Iglesias, se estudiarán en cursos sobre manipulación política. En la línea de otra leyenda conservadora, Alfonso Guerra, que encuentra “semejanza” entre Podemos y los golpistas del 23-F.

Publicidad

Una duda: Al haber encargado el rey a Pedro Sánchez formar Gobierno, y estar negociando con Podemos… ¿Felipe VI está con ETA?

“Nos están dejando el centro y la moderación solo al PP”, ha resumido Pablo Casado, uno de esos nuevos valores conservadores que Mariano Rajoy ha colocado en la primera línea de su partido para rejuvenecer el mensaje popular. ¿Qué es la moderación, Pablo? ¿Serías capaz de localizar las coordenadas del centro político, flamante vicesecretario de comunicación? Seguro que sí, teniendo en cuenta que ha dicho que, “como padre de dos niños”, está “aterrado con aquellos que prometen asaltar los cielos y asaltan los cajeros automáticos de los pensionistas”.

En la España de 2016, el centro y la moderación son dos titiriteros encarcelados, un partido en el Gobierno imputado/investigado, y un grupo de políticos desesperados utilizando el terrorismo y el caos como elementos de propaganda. Unas circunstancias lamentables que no serían posibles sin la complicidad de buena parte de los medios de comunicación: “Lo que más temen Bruselas y los mercados es que Pablo Iglesias llegue al poder”, sentencia la periodista Cristina López Schlichting en Antena 3.