Turismo electoral

5
venezuela_zapatero_efe
Reunión entre el expresidente Jose Luis Rodríguez Zapatero, el también expresidente de Panamá Martín Erasto Torrijos y Nicolás Maduro en Caracas. / Prensa Miraflores (Efe)

No acaba de regresar José Luis Rodríguez Zapatero de Venezuela, aún tiene la maleta sin deshacer y la casa sin barrer, cuando Albert Rivera aterriza en Caracas. Entre uno y otro periplos aventureros, coroneles tapioca de pacotilla, el sedentario Mariano Rajoy abría el atlas y se entregaba a la literatura de viajes: el pasado sábado publicó en El País una carta, a toda página impar, el lugar estrella de la sección de opinión, dedicada a Venezuela: 'Ayudar a un pueblo hermano'. Buena decisión, que coincide con las ideas de un Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, que apuesta por el impacto del sector de los viajes para impulsar la economía de países en desarrollo: "El turismo, bien gestionado, puede crear empleo decentes, proporcionar oportunidades de educación y ayudar a proteger el medio ambiente y el patrimonio cultural. Además de generar comprensión entre diferentes culturas".

Publicidad

Rajoy, el presidente del Gobierno que engaña cada día a los españoles (en Bruselas promete ajustes, en España bajar impuestos), muestra en el texto de El País su lado más humano, más comprometido, más solidario. ¿Habla del drama que supone que casi el 30% de los españoles se encuentre en riesgo de pobreza o exclusión social? ¿O quizá de cómo, según un informe de Oxfam Intermón, "la distancia entre ricos y pobres ha crecido y en 2015 el 1% de la población concentró tanta riqueza como el 80% de los más desfavorecidos. La fortuna de sólo veinte personas en España alcanza un total de 115.100 millones de euros"?

No, no, los perdedores españoles ya tal. Se refiere por supuesto a los ciudadanos caribeños en problemas, nuestros hermanos del alma, sangre de nuestra sangre. ¿Hondureños, nicaragüenses, guatemaltecos? No, coño, los venezolanos: “Queremos para ellos lo mismo que lo que los españoles disfrutamos cada día: libertad y democracia”.

Libertad y democracia para los venezolanos, exige el tipo que unas horas antes pretendía impedir las esteladas en la final de la Copa del Rey de fútbol, que puso en marcha una ley mordaza que sirve para multar a una periodista de Catalunya Ràdio por desobediencia, que metió en la cárcel a unos titiriteros, que ha puesto fecha al juicio del cantante César Strawberry por enaltecimiento del terrorismo en Twitter . “El populismo no ha generado más que desabastecimiento de todo, represión y violencia. Todo lo que no queremos para Venezuela ni –todo hay que decirlo- para España”, asegura en El País, todo hay que decirlo, Mariano Rajoy.

La caída del precio del petróleo, recurso que supone el 90% de los ingresos en divisas de Venezuela, ha puesto contra las cuerdas al país de Maduro. Y se lo ha puesto a huevo a quienes, para garantizar la libertad y la democracia en España, solo pueden esgrimir una complementaria de Monedero y las maniobras de un exministro mentiroso contra una jueza sensata.

La campaña electoral más internacional de la historia de nuestro país, lugar con una gran tradición democrática, está en marcha. Por la libertad y la democracia, visite Venezuela.

5 Comments
  1. Albéniz says

    La prensa venezolana recibe a Rivera en el aeropuerto como una ‘rock star’
    http://www.elconfidencial.com/mundo/2016-05-24/venezuela-albert-rivera-caracas-viaje_1205137/

  2. asies says

    En cambio a Arabia Saudí van a hacer genuflexiones ante los tiranos, que las comiciones del AVE a la MECA deben ser de las que no se las salta un De la serna o el aristegui de turno, si no anda alguna ofhsore panameña de boda escurialense de por medio. 700 españoles de la lista panameña Montoro no quiere que conozcamos sus nombres no vaya a dar un vuelco electoral al 27J. !Apesta todo a podrido en Madrid!

  3. Mecacholo says

    Insultante.

  4. elnene says

    Gran post, jefe!

  5. Breogantuy says

    Bastante peor es llenarse los bolsillos con el dinero que le han robado a los venezolanos

Leave A Reply

Your email address will not be published.