La isla Podemos y el “ya lo sabía”

6

José Coy *

Jose_CoyLa mejor noticia que nos ha traído el 26J es que termina un frenético ciclo electoral como nunca se ha conocido en estas últimas décadas. La peor noticia que nos trae tal fecha es que van a continuar con más fuerza si cabe las políticas de austeridad que provocarán más pobreza extrema, más exclusión social y mayor inseguridad. Vienen más recortes anunciados y mi temor es que no seamos capaces de crear herramientas sociales para hacer frente a los mismos. De esto a una sociedad resignada, totalitaria y prefascista sólo hay unos cuantos kilómetros.

Ahora toca torturar los datos de las elecciones para conocer los motivos de ese millón de abstencionistas que no nos han votado –en esto ya parece claro que hay varias razones y no sólo una‐ y del por qué no se han logrado los sorpassos al PP y al PSOE.

Publicidad

Nos torturaremos con lo que podría haber sido y no fue sin tener en cuenta que en dos años y unos pocos meses es más que imposible construir una fuerza de cambio capaz de darle la vuelta a la tortilla a un país como el nuestro. Hace falta más tiempo y, sobre todo, hace falta más tejido social, político y cultural. Hace falta mucha más fuerza militante en aquellos lugares donde habita esa mayoría social que buena parte de la misma malvive sometida a una crisis cuyos culpables han salido de rositas en estas elecciones y, que a la hora de votar, ha preferido en su mayor parte votar malo conocido que bueno por conocer, ha preferido la seguridad frente a la incertidumbre aunque esta “seguridad” signifique seguir viviendo en la precariedad. No hemos conseguido que nos vean como una herramienta de garantía de salida de su malvivir.

No hemos sabido ni podido hacerles ver que se puede construir un nuevo país.

Vivimos en un país en el que los mejores análisis se hacen a toro pasado, la frase que más he oído en el interno de Podemos estos últimos días es el “ya lo sabía”, refiriéndose sobre todo a la confluencia con IU. Eso pasa tanto en política como en el fútbol. Una vez pasado el campeonato y no haber alcanzado los objetivos esperados, en fútbol aparecen miles de nuevos entrenadores criticando al entrenador por la estrategia y por haber puesto a un jugador sobre otro y la política no dista mucho del deporte rey: aparecen los mejores analistas externos e internos que arriman el ascua a su sardina en función de la sensibilidad a la que pertenezcan. Las confluencias y no sólo con la de IU de Alberto Garzón, han permitido tener un saldo plural de 71 diputados y 5 millones de votos, datos éstos que no son cosa menor con todos los chuzos de punta que nos han caído y que por sabidos no voy a repetir. Estos datos enseñan nuestro suelo actual pero no demuestran en absoluto que éste sea nuestro techo, esto último está por ver.

Algunos sectores dentro y fuera del partido afilan los cuchillos contra Pablo Iglesias, otros pedimos calma, respeto y paciencia ya que lo peor que nos puede pasar es entrar en una dinámica de bloques o clubs de fans donde todo lo construido en poco más de dos años salte por los aires en forma de rupturas o bloques irreconciliables. De ahí al abismo solo hay unos pocos kilómetros.

Digo abismo, sí, pero ¡ojo!, aún no estamos en el abismo por mucho que los tertulianos del régimen insistan en ello. Por cierto, no oigo mucho hablar sobre la caída del PSOE o la de Ciudadanos. Ahora toca seguir dando caña a Podemos, azuzando una supuesta división irreconciliable entre Pablo e Iñigo y manipulando cualquier declaración que estos compañeros hagan, sirviéndola como prueba fehaciente de que vamos hacia una posible ruptura en el interno de Podemos. Somos la suma de diversas culturas y tradiciones y el reto que tenemos es ser capaces de gestionar bien dicha diversidad dotándonos de más proporcionalidad y respeto entre las diferentes sensibilidades existentes.

Nos llenamos la boca de mayoría social pero no tenemos fuerza militante en los barrios donde está esa mayoría social, somos ricos en interpretar la realidad pero somos muy pobres en interactuar en la misma. A estas alturas algo parece clarito y es que los mismos movimientos sociales emergentes que han ayudado a generar la existencia de este nuevo escenario político, hoy por hoy son casi inexistentes o van camino de serlo. La frase más repetida de forma coral en los últimos días es que tenemos que pasar de ser una estupenda maquinaria electoral a una perfecta maquinaria social, este paso es fundamental. Desarrollemos ideas y mecanismos de cómo alimentar el empoderamiento ciudadano hasta su máxima expresión, preparémonos para los próximos retos a los que nos vamos a enfrentar y fijemos dónde nos jugaremos las próximas décadas.

Abramos pues el melón del debate sin ideas prefijadas y, una vez aprendidos de nuestros errores colectivos, repito colectivos, pongámonos a construir pueblo, tarea ésta dejada de lado al estar de elecciones tras elecciones. Ya ha pasado el ciclo electoral, ahora empieza el baile. No es el fin de la historia. Nunca ha sido el fin de la historia ni siquiera en otros tiempos en el que a los pueblos se les sometía con la represión y con guerras. Ahora los poderes dominan a las sociedades con la comunicación: nos venden sus ideas usando las mismas técnicas de marketing que utilizan para vender bebidas refrescantes, cuentan con el miedo global, con el miedo a que tu vecino te puede quitar el trabajo, con el miedo al jefe que te puede despedir, con el miedo al presente, pero sobre todo, nos meten miedo sobre el futuro.

Hemos pasado de la ilusión por el cambio al ilusionismo de pensar que en tan sólo dos años y poco se puede cambiar un país y un orden muy establecido, el cual cuenta con grandes soportes como hemos podido comprobar. Abandonemos el ilusionismo y recuperemos las emociones, los sentimientos y la ilusión que se fraguan a pie de calle.

No estamos en el punto cero de la inexistencia o de la nada, ya no somos nada, somos muchos, vivimos un escenario impensable para quienes desde el punto cero hemos levantado movimientos sociales que han provocado este nuevo escenario político.

Somos una isla, sí, porque vivimos en un entorno europeo en el que sólo crece la ultraderecha, no hay ninguna fuerza similar en ningún otro país a nuestro alrededor, lo cual no es alentador. Pero lo mismo que hubo réplicas internacionales del 15M, también las habrá de esta fuerza que es Podemos y las confluencias. Por ello yo me siento orgulloso de vivir en este país, un país que ha sido capaz de crear las PAH, las Mareas, las Marchas de la Dignidad, el 22M, el 15M, las huelgas generales y un largo abanico de resistencias y desobediencias. Sin una referencia política de por medio y con muy pocos aliados en el Parlamento.

Todo empieza de nuevo, ahora toca partir de lo que tenemos y seguir mirando hacia adelante. Los cambios sociales no son un camino recto sin obstáculos ni piedras en el camino. Vamos a seguir haciendo historia.

Sabemos lo que hay que hacer y lo vamos a hacer.

(*) José Coy es activista social.
6 Comments
  1. Cristóbal Pasadas says

    Yo cada vez me afirmo más en que hice lo que había que hacer el 20-D votando a UP-IU, votando sí, con bastantes reticencias, en las consultas sobre la confluencia, y votando a UP el 26-J. Creo que han sido los votos más útiles que he depositado en las urnas desde que llevo votando (siempre a IU, por supuesto), y me siento m,uy orgulloso de ello. Otra cosa es que esté de acuerdo o no con muchas de las cosas que se han hecho o se vayan a hacer de aquí en adelante. Pero eso es ya harina de otro costal.

  2. Miguel Campillo Ros says

    Coy creo que tu articulo conecta perfectamente con lo que yo pienso sobre lo acontecido en estas últimas elecciones. Repecto a lo dices de que sabemos lo que ocurre aunque todabía somos muy pocos los que estamos donde se producen los acontecimientos y eso demuestra que andamos escasos de infrestructura y tejido social. El techo se superara si se acomete esa tarea de estar con la gente y por hay vendre la confianza de que esta fuerza es capaz. Creo que tú lo esplicas perfectamente esperemos que los compañeros con responsabilidad en la organización den los pasos necesarios para crear mucho mas tejido social y cultural y entre todos valoremos y consolidemos lo que hasta ahora se ha conseguido.

  3. Clara says

    Coy, lo del orgullo, no sé. El chacho Paco, murió en la cama. Los que más roban se pasean como les da la gana. Aquí los noticias todos los días nos chirrian. Hoy, de nuevo llaman a Zapata, mientras el cantante Francisco Franco, ofende hasta las nauseas a Mónica Oltra.
    Lo últmo: Inglaterra se siente ofendida ante la gesta de Balir. Aqúi se siguen dando premios a Anzar y camarilla.
    D. Pio, de Perez Galdós, decia, que el orgullo era a lo que se agarraba el que no tenía nada a que agarrarse.
    Dejemos de laudos a Podemos y trabajemos por un movimiento que llegue a todos los rincones y siempre desde la aitocrítica. Con todos.

  4. javielito says

    La realidad es la que es, muchos no uno ni dos ni tres muchos nos hemos hartado de decir que Podemos decidió cambiar la movilización en la calle por entrar en las instituciones, desde la movilización del 31 de enero, Podemos no ha apoyado ninguna movilización de calado, estaba muy ocupado repartiéndose puestos en las instituciones, puso todos los obstáculos que pudos y más a la creación de los Ganemos en las municipales, ejemplo de ello Ganemos Madrid, intentó torpedearla todo lo que pudo cuando vio que se iba a presentar con Podemos o sin él, puso sus condiciones para participar y crear Ahora Madrid que desde el minuto uno ha tratado de controlar, ha fagocitado o lo ha intentado con cualquier movimiento social que había o le podía hacer sombra, en cuanto al proceso electoral » esa maquinaria electoral» ha servido para hacer listas planchas con su personal afín a los que ha empoderando es a sus cúpulas afines, el pacto del 26J fue un pacto de cúpulas renegando de los movimientos sociales a los que ni invitó a participar ni incluyo en listas, pero si les pidió el voto, eso si, muchos fuímos los que nos opusimos a una pacto de cúpulas que creíamos un error, tanto participantes de Unidad Popular que hicimos una propuesta participativa ( primarias y programa inclusivo) con código ético y Mínimos Programáticos, como militantes de Podemos como activistas sociales como gente en independiente firmamos este manifiesto que se decía muy claro lo que creíamos que había que hacer.
    http://aportodas26j.blogspot.com.es/
    Si señor Coy muchos podemos decir muy claro «ya lo decía yo» porque es así, lo que hicieron las cúpulas de Unidos Podemos es ignorar lo que decíamos muchos, porque estaban llenos de soberbia y de egos y se creían en posesión de la verdad, ignoraron toda coherencia y toda lógica y construyeron un pacto de cúpulas electoral, pasando olímpicamente de la democracia participativa para hacer la propuesta, ignoraron olímpicamente a los movimientos sociales en la propuesta, se limitaron a pedirle el voto.
    Se hizo una propuesta de cúpulas en las que las cúpulas decidieron el programa y las listas, en la que se vetó a gente por radical que había siso elegida en primarias, muchos de los que estáis todo el día riéndole las gracias a las cúpulas y justificando lo que hacen sois tan responsables como ellas de lo que ha pasado porque hay que ser militante o participante o simpatizante, pero hay que ser siempre crítico y decir lo que se piensa y defender unos principios por encima de intereses partidistas o personales, una confluencia tenía que haber tenido primarias para ver quien encabezaba la propuesta con programa hecho entre todos, se hizo un pacto de cúpulas, pues lo que lo hicieron son los responsables para lo bueno y lo malo.
    En cuanto a los movimientos sociales al margen de que mucho han tenido que ver en su poca participación al margen de la fagocitación que han tenido los partidos, lo que debían de hacer los partidos es fomentar la participación y facilitar que allí donde no los haya fomentarlos haciendo las propuestas participativas que en los barrios las propuestas se hagan desde las bases que propongan y se presenten a primarias personal que trabaja en los barrios, lo que se hizo fue listas de personal afín a las cúpulas el 20J personal de CLARO QUE PODEMOS del pablismo y el erreojismo, Y EL 26J con el cambio de socio del pablisco se incluyeron más personal cercano al anticapitalismo o sus posiciones como en Andalucía, pero en definitiva listas a dedo y encima con muy pocas luces como la ocurrencia de mandar a Julio Rodriguez a Almería, a Andalucía la región más anti OTAN.
    El futuro si siguen hablando de empoderamiento ciudadano, democracia radical y bla bla bla solo de boquilla pero siguen haciendo lo que les de la gana a las cúpulas seguirán dándose castañas contra el empedrado porque la soberbia no se cura hasta que no te das muchos castañazos contra el empedrado..
    No señor COY algunos lo dijimos muy claro se nos ignoró porque las cúpulas sabelotodo son muy soberbias y egocéntricas y cada uno tiene que asumir su responsabilidad.
    Menos mamporreros y más gente crítica y coherente es lo que hace falta, que mamporreros ya hay muchos.

  5. Volare says

    Hay una causa que nadie ha comentado aún pero que ayer ha concedido una entrevista en eldiario.es . En la anterior legislatura también nos brindó su maravillosa opinión en medio de las negociaciones, y algunas mujeres con mucho talante dimitieron en conjunto. Y la prensa inició el Errejón vs. Coletas.

  6. benicadell says

    Sabemos lo que hay que hacer y lo vamos a hacer. ¿Seguro que eso lo saben el Iglesias y compañia?

Leave A Reply

Your email address will not be published.