El país de los milagros

0

Miguel_Sánchez_OstizMilagro es que un número más que respetable de ciudadanos baldados apoye de manera firme con sus votos al partido más corrupto de la historia de España, encabezado por Mariano Rajoy, hecho papamoscas de un país proclive a tener en escena el esperpento por tiempo ilimitado, y colgar de continuo el cartel de "No hay billetes". No puede ser solo porque les guste o por vicio o por sentido de la emulación, hablo de los paganos de la farra, no de los que hacen con ella fortuna. Tiene que haber algo más, algo relacionado con la milagrería y la política hecha dogma religioso. Como si perviviera el que hay que hacer y decir lo que dice el señor cura, el señor alcalde y el cabo de la Guardia Civil, que como ideología ni Ramiro de Maeztu (iba a poner Bakunin, pero no es el caso).

Y más milagroso que lo anterior resulta que los militantes del PSOE que apoyan el 'no' a Rajoy y otros noes, gente valiosa que conocemos todos, y desautorizan con sus voces a los gurús del partido, no se rebelen de verdad, cuando son miles, y se queden atrapados en las decisiones de unos personajes siniestros que deberían estar retirados por caducidad y que no defienden otra cosa que su propio estatus. Está todo dicho y se lo han dicho ellos solos, las pellas sobran porque ni siquiera hay verdadera picota.

"Que voten los militantes va en contra de la esencia de la social democracia", eso dice Rodríguez Ibarra... Suena raro, suena cuartelero, frailuno, sectario, pero no está muy lejos de la generalizada sospecha de que hoy día las militancias sobran, no hacen más que estorbar y armar bulla. Resulta asombroso que salga a escena amenazando con represalias  gente de pensamiento y expresión toscas como Corcuera, el de la patada en la puerta: "Si de mi dependiera..." Hombre, eso es de casino de pueblo. ¿Y Pepiño, que habla como si Maquiavelo hubiese ingresado en el Palmar de Troya? Qué personajes, demonio, qué personajes ¿Cómo es posible que la marcha o la detención en seco de un país haya dependido de ese sanedrín de cucos en la sombra? ¿Dónde estaban guardados? ¿En la inmensa utilería de Cornejo? Milagro, milagro...

Publicidad

No estoy tan seguro de que a Susana Día le sea aplicable el aserto maquiavélico de que "el que ayuda a otro a ser poderoso causa su propia ruina", por mucho que ahora hable de las esenciales esencias de toda la esencialidad nacional que hay que salvaguardar y etcétera. León Salvador y sus sucesores lo hacían mejor vendiendo peines y cuchillas de afeitar por las ferias. Eran más reales. Daban más por bastante menos.... esta gente resulta de verdad cara. Pero ese saco de humo vende y Prisa compra, compra... ¿Milagro? No, esta vez solo es negocio.

Ejerzas o no de futurólogo de feria –metempsicóticas gustaba de decir Baroja, rancio– el futuro que nos espera con unos brazos abiertos como tenazas no es halagüeño. Las peores perspectivas, ya anunciadas hace muchos meses, al tiempo de las primeras elecciones, las de la tenaza salvadora de España, se han cumplido. Y ahora las quinielas: a ver si el PSOE hace o deja de hacer y sobre todo si impide hacer a quien puede hacerlo, que es su verdadera especialidad política, qué pasará, qué no pasará, galgos, podencos... Lo que está claro es que en esta dañada película de largo metraje y escaso interés, no salen ni el Potemkin, ni Pancho Villa, ni Emiliano Zapata, ni el asalto a la Bastilla... ni mucho menos el 14 de Abril de 1931 que está medio olvidado en algún rincón de este sainete de cuatro perras.

No me extraña que les preocupe España, a la suya me refiero. Bochornoso ese papelón de salvadores de España, es de cruzados de la Causa. Parecen carlistas del XIX, y tal vez lo sean, pero pasados por Valle Inclán. Y ya puestos, que reescriban el legendario El Liberalismo es pecado y lo conviertan en El populismo es pecado, que intelectuales del régimen no les faltan. España ni roja ni rota, sino hecha una piña alrededor de la banca y las instituciones financieras y del orden, del orden.

Milagro que la fiscal del caso Gürtel eluda preguntar por el Partido Popular, en quien se sostiene toda la trama, porque sin él no hubiese habido caso. ¿A quién obedece la fiscal, a la ley, es decir, al Estado o al Gobierno del Partido Popular? Cuando menos nos lo podemos preguntar. Y por lo que se refiere al pequeño Nicolás lo mismo, como si intentaran sellar el pozo negro entre policiaco y de timba de "anacletos" de la sombra, no vaya a ser que salga la bicha.

No se trata de estabilidad de gobierno, famosa, ni de altas misiones ni de cruzadas,  sino de impedir un cambio social y político, no ahora mismo, sino en el futuro, se trata de sentar unas bases sólidas para que resulte imposible en el futuro. La amenaza real es que el PSOE no solo facilite la investidura de Rajoy sino que hecho ya cómplice de sus desmanes, practique una delirante oposición que le de al partido de la corrupción la mayoría en la Cámara. Como digo, esto no son más que conjeturas, casi intentar ver, como Houdini, a través de los cuerpos opacos, porque si algo sobra en este país es opacidad, aunque esté todo tan, tan claro... ¡Milagro!

(*) Miguel Sánchez-Ostiz es escritor y autor del blog Vivir de buena gana.

Leave A Reply

Your email address will not be published.