En EEUU ganó “el tonto”

4

Jesús Cuadrado *

Jesús_CuadradoComo una “cesta de deplorables”, calificó Hillary Clinton a los seguidores de su contrincante, Donald Trump. No ha sido la única. Antes de las votaciones y, mucho más, una vez conocida la victoria inapelable del republicano, se repitió esa línea argumental: un problema de votantes incultos, irresponsables. No son las únicas cuyos resultados sorprenden a casi todos, ni serán las últimas. Antes, en Reino Unido, en Polonia, en Austria y por toda Europa, hemos visto movimientos electorales contra el “establishment” político, expresión de una desconfianza profunda en el sistema. Un fantasma recorre el mundo.

Estas elecciones no solo las ha perdido Hillary Clinton. Para empezar, Trump vapuleó antes de las votaciones a dieciséis brillantes precandidatos y se enfrentó a toda la maquinaria del Partido Republicano. Además, tenía enfrente a los más importantes analistas y creadores de opinión, a los economistas más prestigiosos, al mundo académico, a las más populares estrellas del deporte, del cine y del espectáculo. Le han calificado, y con razón, como inculto, desprovisto de inteligencia emocional, un racista primario, un vulgar machista, un bocazas. Pero, ganó él, el más tonto. Habrá, pues, que cambiar de gramáticas para entender qué pasa, ahora que, a todas luces, la enfermedad se expande. Más útil que hablar de electores culpables, será averiguar por qué les votan, y por qué no votan a otros.

El pasado martes, no parece que a Trump le votaran por su perfil de estadista, porque vieran en él alguien capacitado para dirigir la primera potencia del mundo. A la vista de los resultados, parece que les encantó cómo zurraba a esos tipos de Washington “que van a lo suyo”. Que se tratara de un ricachón, que además no paga impuestos, importaba poco, lo decisivo es que conectó con la corriente de un profundo malestar de millones de electores muy motivados. Son estadounidenses que están en peores condiciones económicas que hace décadas, que, con limitada formación académica, tienen pocas posibilidades de acceder a trabajos estables y con salarios dignos, son los perdedores de la triunfante economía globalizada y, además, comprueban cuánta tajada le sacan otros a un crecimiento económico que, sí, ha sido espectacular. Son personas que viven en su propio nicho informativo, donde no funcionan los discursos tan elaborados con los que les han advertido. Ahí, como un martilló pilón, golpeó el millonario Trump.

Durante gran parte de la campaña, el equipo de Trump, dirigido por Seven Bannon, un derechista que promueve “la superioridad de la raza blanca”, ha concentrado sus esfuerzos en cuatro estados que han resultado decisivos: Michigan, Ohio, Pensilvania y Wisconsin. Como señala el cineasta Michael Moore en un artículo visionario, publicado el pasado mes de julio en la edición de EEUU del Huffington Post, Cinco razones por las que Trump va a ganar las elecciones, se dirigieron directamente al corazón de miles de votantes blancos que escucharon lo que estaban esperando: declaración de guerra a muerte a los acuerdos comerciales y a la inmigración, “que os quita el trabajo”.  Trump encontró una mina y la protegió a muerte, burrada a burrada. Al otro lado, los Clinton, prototipos del establishment, los culpables, que, para facilitarle el trabajo, eligen para vicepresidente a Tim Kaine, aún más distante y apoltronado que Hillary.

¿Quién movilizó electorado en esas circunscripciones clave? Para ganarse a esos votantes indignados, decisivos para los demócratas, hacía falta algo más que argumentaciones académicas, porque sin ganarse la confianza perdida, no tenían nada que hacer. Hoy el resultado es una sociedad fracturada y un estado de pánico que se extiende más allá de las fronteras de EEUU.

Hay consecuencias. Qué estarán pensando ahora en empresas españolas que se han internacionalizado e invertido en países latinoamericanos, con fuertes intereses en el mercado estadounidense, ante la previsión de medidas proteccionistas. Cómo afectará a la debilitada y expuesta economía de la zona euro. ¿Hacia una nueva recesión? Y más riesgos, aún, para Europa, tan dependiente en materia de seguridad de EEUU, con un vecindario incendiado en Oriente Próximo y África. En cuanto a las medidas contra el cambio climático, habrá que esperar lo peor. Dicen que, a veces, los candidatos cambian al llegar a la presidencia, pero, en este caso, no lo parece. Bush, que ganó la presidencia por menos de seiscientos votos, montó la guerra de Irak, así que, con el control absoluto de todo, incluido el Tribunal Supremo, Trump puede superar la marca.

A la espera de las acometidas, que llegarán, del Presidente Trump, ¡qué momento para una Europa coordinada y decidida a proteger su modelo social! Pero, mucho tendrá que cambiar, después de lo que hemos visto frente a la invasión de Crimea por Putin, el desastre en la crisis de los refugiados o el brexit. Esta Europa, dirigida por expertos en la creación de paraísos fiscales, como Juncker, o personajes como Barroso, al que le faltó tiempo para ofrecer sus servicios a Goldman Sachs, no parece estar en condiciones de entusiasmar a los electores. Por no hablar de España.

Llegan malas noticias, pésimas, del otro lado del Atlántico.

(*) Jesús Cuadrado es militante y exdiputado del PSOE.

loading...

4 Comments
  1. Karlos says

    Si Europa no reacciona, los europeos, va a convertirse en un erial. Entre Putin y Trump.

  2. JM says

    Nada que objetar al artículo, pero añadiría algo más: ¿Qué responsabilidad tiene la socialdemocracia -el PSOE y afines- para que haya esta respuesta social? Sí, las llamadas izquierdas que han tocado poder deberían hacérselo mirar. Porque a mi me parece que ellas tienen un ALTO GRADO de RESPONSABILIDAD.

  3. torre says

    Es un proceso culminación que empezó antes del 11S. Este trabajo periodístico goo.gl/oRiJ6K es imprescindible para entender qué ha pasado y cómo funciona los entresijos del poder financiero y político en los Estados Unidos a raíz del 11S. El «Informe Phoenix», el papel del FBI, los políticos y las petroleras en Oriente Medio… Recomendable.

  4. lois says

    .No olvidemos que Trump también dijo esto…PARA GANAR …( Y ES UN ANALASIS Y NO UNA JUSTIFICACIÓN)

    ..»Los últimos 15 años, en Estados Unidos, más de 60.000 fábricas tuvieron que cerrar y casi cinco millones de empleos industriales bien pagados desaparecieron».«El TPP sería un golpe mortal para la industria manufacturera de Estados Unidos». «bajar el precio de los medicamentos, ayudar a resolver los problemas de los «sin techo», reformar la fiscalidad de los pequeños contribuyentes y suprimir el impuesto federal que afecta a 73 millones de hogares modestos».»restablecimiento de la Ley Glass-Steagall. Aprobada en 1933, en plena Depresión, esta ley separó la banca tradicional de la banca de inversiones » .»aumentar significativamente los impuestos de los corredores de hedge funds, que ganan fortunas,» .»alianza con Rusia para combatir con eficacia al Daesh.» ..«No habrá nunca más garantía de una protección automática de los Estados Unidos para los países de la OTAN».»Estados Unidos ya no dispone de los recursos necesarios para conducir una política extranjera intervencionista indiscriminada».» invertir en infraestructuras para crear empleo» » abaratar medicamentos «..»aumentar las tasas de todos los productos importados». OTRA COSA ES QUE LO CUMPLA

Leave A Reply

Your email address will not be published.