SANTIAGO ALBA RICO | Publicado: - Actualizado: 20/5/2017 17:18

Santiago Alba RicoAcabo de firmar dos comunicados, uno llamado “Recuperar la ilusión” atribuido al así llamado sector “errejonista”, y otro de nombre “Podemos en movimiento” vinculado a Anticapitalistas. Alguien podría considerar que con este doble gesto demuestro una frívola falta de criterio o de coherencia. No lo creo. Sería incoherencia si hubiese firmado un manifiesto a favor del aborto y otro en contra; o uno en favor de la LOMCE y otro en contra. Pero el caso es que he firmado dos textos redactados y apoyados por amigos y compañeros de Podemos que afirman pretender cambios organizativos similares de cara a la próxima asamblea de Vistalegre II. Podrán materializarse luego en propuestas procedimentales más o menos convergentes, pero ningún simpatizante podemita que los lea con ingenua seriedad verá nada incompatible -o siquiera divergente- entre los dos. Para atribuir falta de criterio a mi decisión o detectar alguna contradicción entre los dos textos es necesario conocer las luchas internas de la formación morada y saber que el así llamado sector “errejonista” está enfrentado al sector Anticapitalista, aliado ahora -tras su choque con él en Vistalegre I- de Pablo Iglesias y los así llamados “pablistas”. ¿Qué pasa en un partido en el que para diferenciar dos textos iguales y dos propuestas hermanas hay que conocer la relación de fuerzas en una lucha interna de poder? ¿Es ése el “partido de la gente normal”? 

Vistalegre I encontró felizmente una solución que traía infelizmente aparejado un problema. Sobre esa “solución” conviene no olvidar ahora -al volver la cabeza y contemplar el vértigo de estos dos años densísimos- dos datos difícilmente soslayables. El primero es que esa “solución” realmente lo fue. Sin duda podrían haberse hecho mejor las cosas; se tocó con los dedos, pero no se consumó, un sorpasso que hoy aliviaría muchos conflictos internos. Pero sería absurdo negar el éxito electoral de Podemos. Si Vistalegre I debía construir un instrumento capaz de afrontar con garantías la yincana apremiante de un millón de comicios sucesivos, es incuestionable su funcionalidad: pasar de 0 a 71 diputados –por no hablar de parlamentos autonómicos y ayuntamientos– es un logro casi alucinante con pocos precedentes históricos. Por eso mismo sería igualmente absurdo considerar Podemos un partido fracasado y concluir que, para superar ese fracaso (de 71 diputados), es necesario recuperar prácticas organizativas y discursivas que el 15M declaró fuera de juego y que apenas tenían representación ni en las calles ni en las instituciones. Vistalegre II debería pensarse a partir del éxito relativo de Podemos, no de su relativo fracaso, para liberar ahora la organización de todos los viejos lastres ‘prequincemayistas’ y profundizar las fórmulas que nos han dejado a medio camino.

El segundo dato a tener en cuenta es la deriva organizativa de estos dos años de locos. Muchos votamos el modelo vigente con conciencia de sus límites y no sin críticas, resignándonos a la necesidad de forjar una herramienta cuya flexibilidad era trágicamente proporcional a su centralismo y verticalidad. Vistalegre tenía sus límites democráticos, pero el problema fue, en todo caso, que sus estatutos nunca llegaron a entrar en vigor. El equilibrio entre círculos, consejos ciudadanos y secretaría general nunca fue respetado, ni siquiera en el formato insuficiente aprobado por los inscritos en octubre de 2014. Muy pronto tanto los círculos como los consejos ciudadanos se volatilizaron y sólo quedó, cada vez más poderosa y petrificada, la secretaría general. Los límites democráticos de Vistalegre I permitían, pero no imponían, esta deriva; y ahora que la yincana ha terminado y hay que encarar la reconstrucción organizativa de Podemos es necesario establecer nuevas normas que la impidan para siempre. Ni Pablo Iglesias ni ningún otro futuro secretario general deberían tener nunca tanto poder como el que les otorgaba Vistalegre I.

Porque ha sido ese desequilibrio organizativo en favor de la secretaría general, a expensas de otros órganos de deliberación y decisión, el que finalmente ha activado una lógica de facciones, poco transparente y maniobrera, en la que el propio Pablo Iglesias ha acabado siendo, más que secretario general, el cabecilla de una de las facciones. Podemos ganó a medias –pero sólo a medias– la batalla electoral, pero generó una guerra interna que los medios de comunicación se han limitado a explotar y exagerar. Esa es la batalla que puede dejar fuera de juego a Podemos. En el momento más difícil de la historia de Europa de los últimos 80 años, cuando la justicia social, la democracia y los derechos humanos van perdiendo en el continente y en el mundo entero por goleada, cuando la única alternativa a la derecha neoliberal es la ultraderecha identitaria, la “generación mejor formada de la historia de España”, capaz de ilusionar a millones de personas y convertir a nuestro país en una potencial excepción, se revela también como la más inmadura e infantil y la más convencional e irresponsablemente “de izquierdas”: esa “izquierda” que siempre ha sabido cumplir con su “misión histórica” de suicidarse en el “momento justo”.

No nos engañemos. El problema de los debates, las declaraciones cruzadas, los manifiestos no es que no sean interesantes e incluso a veces muy hermosos: es que, en una guerra de facciones, resultan sencillamente “increíbles”. Cuando los debates y las declaraciones están concebidas para dañar a un compañero rival y todo el mundo es consciente de ello, las invocaciones al amor, los cuidados, la horizontalidad o “la gente” suenan tan falsos –digámoslo del modo más duro– como las jaculatorias a la democracia y el humanitarismo de los EEUU antes de bombardear un país. Muchos empezamos a sentir –y si me ocurre a mí, podemita incorregible, no quiero ni imaginar a la “gente”– muchos empezamos a sentir, digo, una preocupante incredulidad ‘quincemayista’ frente a las declaraciones de nuestros dirigentes. No nos creemos lo que dicen. No me creo ya ni siquiera a mí mismo cuando escribo estas líneas.  Una guerra de facciones no la gana nadie; destruye los partidos. Y los destruye porque expulsa a los que ya están, descorazona a los que faltan y fanatiza a los que se quedan. “Transversales” quiere decir organizados al margen de facciones, a través de debates transparentes entre corrientes y tendencias y abiertos también a todos los que ya han aprendido a nombrar el problema pero quieren soluciones, y no sólo debates.

He firmado, pues, los dos manifiestos –el de los así llamados “errejonistas” y el de Anticapitalistas– para protestar contra la guerra de facciones y alertar sobre sus consecuencias. Vistalegre II, si quiere dejar atrás Vistalegre I y proponer una alternativa al neoliberalismo y a los destropopulismos, tiene que desterrar la lógica faccional que contamina los debates para devolverles, más allá de cacareos de gallo y sonajeros de liderazgo, su credibilidad y su eficacia. No está en juego la victoria de una facción. Está en juego la supervivencia de Podemos y la posibilidad de frenar y revertir la carrera europea hacia el abismo. No seamos “de izquierdas”: no tiremos a la basura estos dos años jadeantes de creatividad inesperada ni las esperanzas despertadas, de entre cuyas cenizas –si nuestro infantilismo así lo permite– nacerán los monstruos que campan ya en el resto del continente. O se llega a Vistalegre II en condiciones que garanticen que los debates son reales y realmente deciden o se convertirá en un suicida ajuste de cuentas, quizás no tan bochornoso como el del PSOE pero igualmente autodestructivo. Para evitar eso es imprescindible que documentos y candidaturas se voten por separado, a partir del presupuesto de que nadie pone en cuestión el liderazgo de Pablo Iglesias, pero muchos sí -legítima y lealmente- algunas de sus apuestas políticas.

He firmado los dos textos para protestar y alertar contra el faccionalismo. Creo que algunos otros compañeros también lo han hecho e invito a todos a hacerlo. Pero he firmado los dos textos asimismo porque creo sinceramente que los así llamados “errejonistas” y los Anticapitalistas afrontan Vistalegre II desde la misma convicción: la de que es urgente, indispensable, improrrogable, ahora que la yincana nos da un respiro, democratizar la organización a partir del modelo o la inspiración de los movimientos sociales, cuyas “formas” tienen tanto contenido político y tanta capacidad de tracción como los discursos más radicales. Entre los así llamados “errejonistas” y los Anticapitalistas sumarán sin duda más de dos propuestas -quizás cuatro o cinco- y habrá que discutirlas, pero la condición para esa discusión y para su desenlace democrático es ese horizonte común que comparten los firmantes de uno y otro manifiesto: un Podemos descentralizado, con un equilibrio real entre las instancias decisorias (círculos, consejos, ejecutiva), con un sistema de votación más proporcional capaz de integrar a todas las corrientes y tendencias y con una comisión de garantías independiente.

En definitiva: lo que compartimos los firmantes de los dos documentos (y yo dos veces) es la conciencia de lo que no debe ocurrir de ninguna manera en Vistalegre II. Vistalegre I fue una solución y un problema; Vistalegre II debe servir para remodelar Podemos, más feminista, más plural, más democrático, y no para refundar IU o el PC. Vistalegre I estableció límites cuyas consecuencias ya conocemos; Vistalegre II no puede estrecharlos aún más sin renunciar a ser la fuerza que detenga al monstruo destropopulista cuyo paso ha franqueado el neoliberalismo. Por eso he firmado los dos textos. Porque si Vistalegre II se convierte finalmente en un combate de boxeo con victoria por KO no sólo muchos nos alejaremos del único proyecto que hemos apoyado con entusiasmo en nuestra vida; mucho peor: Europa y su gente quedarán aún más desprotegidas frente al galope de los jinetes del apocalipsis. Y esta vez sí será culpa nuestra.

(*) Santiago Alba Rico es filósofo y columnista.

Artículos Relacionados

  • OTAN NO

    El manifiesto que fimaste hace tiempo es el de la OTAN y el anticomunismo y antimarxismo, eres un jeta.
    Justificando la invasión de Libio o los nazis del Maidan.

  • Coyote49

    Lo tuyo se llama oportunismo sin vergüenza (sin ánimo de faltar al respeto), pues no es lo es lo mismo ser un sinvergüenza (despectivo)que el hecho en sí de no conocerla.

    Es lo que han hecho otros como tú, Moruno, Padilla, etc. que no es más que tratar de buscar alianzas frente a lo que ya de antemano reconocen como una derrota anunciada.

    Anunciada y ya cantada en Andalucía, Madrid y Barcelona …….

    Anticapi han lanzado un documento para debate, ¿donde está el vuestro transversal?

    Hace un mes se llamaba Adelante Podemos en Madrid y se enfrentaba a Reinicia podemos ¿de donde el cambio radical de opinión en un mes escaso?

    Santiago, me gusta lo que escribes, pero de un tiempo a esta parte me decepcionas, demasiado transversal, demasiado marxista …. de Groucho, “estos son mis principios y si no le gustan, tengo otros”.

    Al menos Groucho era original 🙂

  • Enrique Gonzalez Duro

    Feo estilo el de los intervinientes, parecido al usado por los peperos. ¿No tienen otros argumentos que los insultos, que emplean contra uno de los más lucidos analistas políticos del pais.

  • ramón

    lA VERDAD es que me pierdo en elconflicto entre Pablistas y Errejonistas,yo llevodos años votando aPODEMOS y lo que no quiero es una izquierda depandereta y patriotera como la sociata,quiero una izquierda de verdad que quiera transformar esta podrida sociedad española,no quiero que Iglesias se enfrenten ni quiero insultos entre facciones,para eso ya tenemos alPSOE,tampoco quiero -desde luego-un partido dictatorial como tienen los podridos,la verdad no sabria decir quien es mejor para el futuro de Podemos,si Iglesias o Errejon,creo que les necesitamos alos dos,ahora que hay posibilidades de hacer el sorpasso a loscorruptos sociatas y plantar cara a los podridos,no tiremos por la borda aquella esperanza de tantos millones de personas,el pais necesita mas que nunca una alternativa de izquierdas,el virtual tripartito que gobierna-lo que en la practica parece una mayoria absoluta pprra-esta dejando el pais como un solar,la ofensiva contra el estado de bienestar se da por tierra mar y aire y se endurece la represión y la censura contra los disidentes,no nos peleemos entre nosotros,permanezcamos unidos y consensuemos posiciones,si no,la extrema derecha y sus virtuales aliados gobernaran este pais por muchos años y laalargada sombra de los reales farsantes no desaparecera en muchas decadas

  • podemos1944

    Señores, en Vista Alegre II, tenemos que derrochar generosidad. No podemos jugar con el sentimiento de la gente que tiene puesta su esperanza en PODEMOS, me da igual que cada cual quiera tener su identidad, que existan luchas por el poder. Pero que sean comedidas y leales. Reitero; GENEROSIDAD, si alguno no tiene en su ADN esa virtud, que no rompa la armonía, ni la ilusión de los que votamos a PODEMOS, que pases a ser militantes de a pie, como soy yo, A mí no me van a hacer cambiar mi voto, me gusten o no me gusten algunas cosas y/o algunas caras, ASÍ ES MI GENEROSIDAD.

  • podemos1944

    Pluralidad SÍ, privilegios NO. Todos los afiliados a Podemos pueden ocupar un cargo, hay cargos para todos, solo ay que trabajar y tomarlo, tomarlo para trabajar por los demás y, eso, no se soluciona con luchas internas sino juntando los codos (El saber y el talento) de cada cual para hacer más fuerte a PODEMOS.

  • Eli

    No Sr. Alba Rico. En momentos como este, los de apie queremos claridad. No se debe jugar con los dos bandos. Estamos hablando de política. Lo que se debe explicar es a qué viene ese manifiesto tan ensalzado por la derecha.
    D. Santiago, usted sabe que el 18 llama Podemos a votar la forma. Los autores del manifiesto lo sabian.
    ¿Acaso consultar a las bases sobre la forma de votación es antidemocrático?
    Cuando los firmante piden más democrácia, saben que esas formulaciones se pueden ya mandar a Podemos para ser debatidas. No es necessario que Inda diga que le gusta o no.

  • Manolo Malime

    Sobre el culto a la personalidad

    Desde mis limitaciones académicas, algunos párrafos de lo que se dice en este trabajo corresponden a autores científicos sacados de Internet, así como de la interpretación de autores que pude estudiar desde la escuela de la vida (sufriendo desde los doce años la explotación del hombre por el hombre) con algunos filósofos, que tampoco cito, pero que dan crédito a los que sin nombrarlos se citan a través de sus palabras reproducidas.
    El ser humano es el único ser animal con capacidad de abstracción y pensamiento, lo que le puede inducir en la práctica a realizar actividades que influyen para bien o para mal, en el medio en que se desenvuelve, ello depende de cada momento histórico en que le ha tocado vivir, de la experiencia histórica acumulada, no son iguales los conocimientos de los seres humanos primitivos que los que tienen los humanos del Siglo XXI, aunque también con sus diferencias particulares.

    El conocimiento puede adquirirse desde la escuela de la vida del mundo que nos toca vivir, limitados por la falta de los estudios académicos necesarios, o el que se adquiere desde el estudio de una filosofía con base científica dialéctica y objetiva, que relaciona el ser particular que somos con el mundo material en el que convivimos y nos desarrollamos, también el conocimiento se adquiere desde una ciencia basada en una filosofía metafísica cuyo conocimiento puede dar lugar a la fabricación de complejos armamentos, como son las bombas nucleares, pero sin la relación dialéctica de lo que supone esa ciencia para los humanos y el conjunto de la naturaleza, también el conocimiento puede adquirirse desde en una filosofía idealista, con muchas actuaciones científicas metafísicas, lo que puede dar lugar a situaciones prácticas espectaculares muy diversas, así como al falso conocimiento de la historia del mundo material y humano, “el mundo es así”.
    Si nos planteamos el conocimiento desde una base científica objetiva, podremos conocer cómo ha sido posible la evolución de la materia hasta llegar a la materia más desarrollada que es la del propio ser humano, veremos que recién formado nuestro planeta estaba muy caliente. Era roca fundida y los procesos químicos empezaron a actuar y a modificar el entorno. Las pruebas indican que la vida surgió en nuestro planeta por primera vez hace unos 3 500 millones de años, en forma de microfósiles (fósiles demasiado pequeños para ser vistos sin la ayuda de un microscopio) y estructuras rocosas antiguas de Suráfrica y Australia llamadas estromatolitos. Los estromatolitos están formados por microorganismos (principalmente cianobacterias fotosintetizadoras) que forman delgadas películas microbianas que atrapan lodo; con el tiempo, las capas de estas alfombras de microorganismos y lodo se van acumulando hasta formar la estructura rocosa de capas superpuestas que es el estromatolito. Los seres vivos, incluso los organismos antiguos como las bacterias, son enormemente complejos. Sin embargo, toda esta complejidad no surgió perfectamente formada del caldo primordial sino que, casi con total seguridad, la vida se originó en una serie de pequeños pasos, cada uno de los cuales se iba sumando a la complejidad que había evolucionado previamente: los chimpancés y el hombre en el ADN se diferencian en sólo un 1%. Este parecido genético hizo que fuera difícil averiguar cuál es el parentesco exacto de estos dos primates. No obstante, estudios genéticos recientes indican indudablemente que los chimpancés y el hombre son los parientes vivos más cercanos el uno del otro. Hace aproximadamente seis millones de años, nuestro linaje y el del chimpancé se separaron en África. ¿Qué nos ha sucedido desde esa separación? El linaje de los homínidos no se encaminó en línea recta hacia el Homo sapiens. Por el contrario, el linaje de homínidos primitivo dio lugar a muchos otros homínidos (ahora extintos). El estudio de los fósiles, los artefactos e, incluso, del ADN de estos parientes nos ha ayudado a entender cómo evolucionó este complejo árbol de los homínidos y cómo aparecieron los seres humanos actuales.

    Esa capacidad de abstracción y pensamiento del ser humano le obliga a explicarse los fenómenos que tienen lugar en el día a día. Cuando la ciencia era tan primitiva o más bien no existía, surgió el idealismo, el ser humano necesitaba explicarse el porqué de los fenómenos que le permitían vivir y al mismo tiempo ser destruidos por las inclemencias del tiempo, la grandeza del sol y lo negativo de las grandes catástrofes climáticas con lluvias intensas que todo lo destruían, incluso sus propias vidas. El ser primitivo para superar aquel terror y salir del agobio incomprensible, necesitó un escape des-agobiador, inventarse la adoración a los dioses, que les calmasen aunque fuera momentáneamente aquel agobio, y finalmente convertirlo en una liturgia permanente.

    Sería muy largo extenderse sobre la evolución del idealismo religioso hasta llegar a los errores materiales que ese idealismo nos lleva a vivir en la actualidad, pero conectando con la actualidad religiosa que tanto nos afecta, conviene saber cómo el Cristo que expulsaba a los mercaderes del templo, perseguido por los señores de la época se transformó en el actual cristianismo que vemos con sus fastuosos ropajes, sus palacios hasta con la propia banca vaticana.

    El emperador Constantino el Grande (280 – 337 d.C.), notó que el poder político de Roma estaba debilitándose, por la división existente entre los paganos adoradores del sol y los cristianos, y se propuso unir estas dos grandes corrientes ideológicas. Dictó el Edicto de Tolerancia de Milán en el año 313 D. C. dando completa libertad a los cristianos. Esto hizo que estos admirasen al emperador.
    Constantino trató de hacer una amalgama de credos y “convirtió” al cristianismo los dioses paganos, dándoles nombres cristianos. Ese sincretismo fue llegando a todos los rincones, donde vemos a algunos cristianos celebrando el carnaval, cuando es una festividad pagana en honor al dios Momo. Podemos ver a cristianos en la fiesta de los muertos, de los cultos animistas y en todas las culturas fue introduciendo en su liturgia, algo de los credos y dioses paganos.
    Los paganos adoraban diversos dioses, siendo uno de los principales, “Mitra” el dios del sol. El día dedicado a ese dios era el domingo. Hasta hoy, domingo significa “día del sol”. Para cumplir con su plan político Constantino se hizo aparentemente cristiano e instituyó el domingo, el día del sol, como día de reposo, para dar así un consuelo a los viejos adoradores del sol. Muchedumbres se hicieron cristianas trayendo infinidad de costumbres paganas e introduciéndolas al cristianismo.
    Resumiendo Constantino el Grande hizo grande al cristianismo, a los adoradores de Rajoy y a los grandes oligarcas monopolistas y banqueros.
    Dicho lo anterior sobre el conocimiento y el culto a los dioses, en la historia moderna, la falta de conocimiento de una filosofía basada en la ciencia materialista y dialéctica o mal interpretada, hace que incluso entre buena gente crítica con el orden dominante, caiga en el culto personal, en suplir su desconocimiento filosófico-político delegando su responsabilidad política en el líder más carismático del momento, que tiene lugar tanto entre partidos de izquierda como de derechas. Lo vimos en el siglo XX, cuando aquel socialismo que tanto asustó a la casta que hoy domina el mundo cayó, aquel ideal revolucionario, ante la falta de unos pueblos bien formados filosófica y políticamente, fue sustituido por el Stalin salvador, se aprovechó de sus predecesores convirtiéndoles en ídolos, con estatuas, con tal de ser reconocido como el líder salvador. Aquel llamado socialismo real y burocrático, volvió a la esencia del culto personal, al del capitalismo burocrático que domina el mundo, con sus propias banderas nacionales y sus líderes a los que votar, cada equis años, para que en ese intervalo de tiempo hagan lo que quieran después de engañar a los votantes.

    Si bien es cierto que en España, en los últimos años, ese funcionamiento político se ha dado fundamentalmente entre el PP-PSOE, es de preocupación que se pueda dar en PODEMOS. Lo que vienen publicando la prensa adicta al sistema y la independiente sobre las intrigas internas de PODEMOS, es de mucha preocupación para las personas que militamos en organizaciones de base, sobre todo a raíz de este título publicado en Diario.es: Unidos Podemos no ha conseguido aún eliminar los roces internos en su grupo del Congreso. La tensión ha subido en los últimos días y ha provocado una reunión de los diputados de Podemos para que la dirección diera explicaciones y a la que no acudió Iglesias.
    Si a estos titulares les añadimos el publicado en 20 Minutos: donde entra en el debate sobre el modelo del nuevo partido diciendo y sin mencionar a Iglesias. “Por eso defiendo que hemos de apostar por un Podemos que, lejos de cualquier repliegue a identidades del pasado, siga abriéndose y expandiéndose. Hay una amplia mayoría de nuestro país que ya nos reconoce el coraje y el acierto de señalar las injusticias y agitar la vida política. Puede que incluso simpatice, pero aún no confía suficientemente en nosotros. Los de arriba no han mantenido el poder tanto por méritos propios como por la capacidad de identificar a los partidarios del cambio con la incertidumbre o la demolición. No hay hoy, por tanto, proyecto más radical y transformador que construir una mayoría nueva capaz no solo de denunciar el desorden que generan los de arriba sino, fundamentalmente, de encarnar un orden alternativo y de generar confianza. Esa mayoría popular que le puede dar la vuelta a la tortilla es necesariamente transversal: incluye por supuesto a la izquierda tradicional, pero va mucho más allá y no puede tropezar en sus viejas piedras. El 15-M nos enseñó a no encerrarnos en etiquetas sino a unirnos en torno a ideas de sentido común y a un nuevo proyecto de país. Solo así se puede ganar a la oligarquía y equilibrar la balanza”.

    Ver más en: http://www.20minutos.es/opiniones/firma-invitada-inigo-errejon-podemos-ganar-2899261/#xtor=AD-15&xts=467263#xtor=AD-15&xts=467263

    Resulta muy preocupante que por la publicación de ese artículo que Iglesias a través de Tweets haya respondido diciendo: “En Podemos escribimos para reflexionar, no para hacer campañas internas ni HT. No hagamos de la reflexión propaganda”. Respondiendo Iñigo: “Defenderé un sistema de elección proporcional y separación de las discusiones: primero las ideas políticas y organizativas y luego las caras” “Hacia nuestra II Asamblea Ciudadana. La palabra la va a tener, como siempre, la gente. Construir un Podemos más democrático y abierto”.
    Ya desde hace tiempo en nuestro círculo de base, existen múltiples opiniones políticas que cada uno basa desde su particular conocimiento e interpretación del ideal de Podemos, pero nunca ello ha supuesto la creación de grupos pablistas, errejonistas o anticapitalistas. Desde hace tiempo dije en nuestras asambleas, repetido en varias ocasiones, que no admitía el culto a la personalidad, que todos debíamos ser críticos con cualquier líder por lo dicho y hecho, y sobre todo autocríticos con nosotros mismos, para poder avanzar en el proyecto solidario de Podemos y contribuir al empoderamiento de la gente, empezando por los organizados y los que no lo están.
    Lamento que con este artículo poco vaya a contribuir a ayudar a que se supere las limitaciones y decepciones que tienen lugar en nuestro círculo y me temo que en la mayoría de los círculos de base. No por ello debemos de seguir atentos, y apoyar las propuestas positivas que se hagan desde los jóvenes mejor preparados en la dirección de PODEMOS. Como viejo que soy, solo puedo aportar y ayudar a los jóvenes con lo positivo y lo negativo experiencia vivida, que ellos no han tenido la oportunidad de experimentarla.
    Salud y ánimo. Manolo/Malime

  • jumalona

    Querido Santiago;
    Ayer leí tu artículo y te dije por “Telegram” que discrepaba de parte de su contenido y que trataría de elaborar una respuesta. He dado varias vueltas al asunto y, sin la brillantez de tu exposición, de manera sucinta y esquemática, ahí va el corazón de mis discrepancias :

    1.- Estoy de acuerdo con el manifiesto “Podemos en Movimiento”, de los Anticapitalistas; no lo estoy con el de “Recuperar la Ilusión”, de los llamados “errejonistas”.

    2.- Coincido contigo en la aspiración a un Podemos “más feminista, más plural y más democrático”, y además añado otro calificativo importante que creo que le falta al tuyo :”más ABIERTO”.

    3.- Creo que con excesiva frecuencia los llamado “errejonistas” – y lamentablemente veo que tú también – tienden a ignorar o menospreciar el legado histórico de la izquierda. Para los que como yo tenemos edad para haber combatido la dictadura franquista resulta hiriente este olvido de nuestras propias raíces y señas de identidad, este desprecio de quienes nos precedieron. El 15-M fue sin duda muy importante, pero la historia de la lucha de emancipación, por la libertad y por la justicia no empieza el 15M , ni arranca con “Podemos”; nuestros referentes son mucho más arraigados en el tiempo y, sin negar los errores (algunos muy graves) cometidos por la llamada izquierda tradicional, me quedo por encima de todo con la ejemplaridad de sus virtudes, simbolizada, por ejemplo, por la personalidad inolvidable de Marcos Ana.

    4.-El llamado “transversalismo” puede ocultar, a mi juicio, una triste carencia de referencias ideológicas y un oportunismo político que los franceses llaman “attrappe-tout”, que me parece extremadamente peligroso para la actuación política, y más todavía en un régimen-sistema dominado por los tiburones del cinismo y de la depredación. Sin convicción y coherencia ideológica es muy fácil caer en el cinismo oportunista y acabar perdiendo su identidad, como le ha pasado al PSOE en el que yo milité muchos años, convertido hoy en una triste caricatura de sí mismo.

    5.- Queremos un Podemos más abierto, que renueve la izquierda, pero que no abjure de ella; que sume y que no reste; que integre , como ha venido haciendo, a las llamadas confluencias en los ámbitos territoriales y también en los estatales, con fuerzas como IU, Equo y otras que puedan ir sumándose. No caigamos en el sectarismo . Podemos es un instrumento, muy útil sin duda, pero no un fin en sí mismo.

    6.- Finalmente creo que los dirigentes que se elijan en Vistalegre 2 deben ser coherentes con los programas y las ideas que resulten mayoritarias. Por eso creo que deben presentarse conjuntamente los equipos con los programas que defienda cada equipo, y dar paso a una dirección proporcional, que integre tanto a las mayorías como a las minorías, pero que esté liderada por quienes se identifiquen con el programa mayoritariamente adoptado. Por eso si Iñigo Errejón, u otros compañeros o compañeras de Podemos, desean presentar un programa alternativo al de Pablo Iglesias deberían también tener el valor de presentar una lista de candidatos alternativa y que compita con la de éste. Y ,eso sí, al final todos y todas unidos bajo la dirección del equipo cuyo programa resulte ser el mayoritario. No es posible racionalmente pedirle a nadie que aplique un programa con el que nos e identifique.

    Estos son los puntos esenciales de mi discrepancia, que te traslado con todo afecto y respeto y con un fuerte abrazo
    Juan Manuel

  • Mustapha

    suscribo casi en su totalidad el artículo, menos el de firmar los 2 manifiestos. lo suyo es no firmar ninguno de los 2, sigo rechazando los seudónimos de errejonistas y pablistas, se lo creemos, los media de la difamación habrían triunfado.

  • richi

    sip, de acuerdo,y también… que es una rémora que hay que vencer esa tendencia esquizofrénica y cainita de la izquierda, que se encierra en la pureza de su supuesta razón, que sospecha de todo lo que no suscribe todos sus planteamientos, y de quien los suscribe, también. Que no usa su jerigonza particular (sea marxista, acráta…), que no admite que hay que estar abiertos a todos los planteamientos porque la razón no es de uno solo, y el futuro hay que construirlo entre todos. Espero que , gane la tendencia que gane, en lo que no es mas que una diferencia entre estrategias, tengan la inteligencia de trabajar luego juntos y amigos… si esperamos cada uno de nosotros lo peor de los demás, también estamos dando lo peor de nosotros mismos.

  • Javier Maria Morales Tudela

    me convence pero me mosqueo igualmente,porque me acuerdo cuando felipe y alfonzo nos llevaban al lego por idiota.con errejon me gusta su verborrea que aunque interesante podría ser humo a la hora de la verdad.soy partidario de la renta basica universal y ya me desenganó la bescansa con su planteamiento poeterior

  • Maioio

    Que falta hacen este tipo de artículos. Hay una expresión de Chantal Mouffe que me encanta: consenso conflictual. Gracias Santi

  • mafaldia1

    Pues a mi me aburre tanto postureo y debates insulsos… Esto es como lo del huevo y la gallina, por un lado… Y por otro, como cuando el 15M se fue a Bruselas la discusion de si se podia llevar el gato o no, en una asamblea eterna. Un poco de seriedad por todas partes… que la gente que estamos en la calle hemos trabajado mucho para poner arriba mas de 200 cargos publicos.

  • Maribel

    No me gusta el título del Art. Sr. Alba Rico, Podemos gobernará más pronto que tarde a pesar de agoreros como Vd. Iñigo y Pablo defienden el mismo proyecto y ambos van a seguir liderando el partido porque ellos son Podemos, el movimiento de la gente y la esperanza.

  • petarduchi

    Se sigue manipulando interesadamente, por parte de Podemos y la casi totalidad de los comentaristas y medios de comunicación, la distribución en diputados de los resultados de las elecciones generales del pasado 26 de junio. Así también Santiago Alba en su artículo. Adjudican a Podemos el número de 71. Identifican con este partido a los electos de su coalición con Izquierda Unida (Unidos Podemos) más los pertenecientes a las convergencias de estas dos organizaciones con otras en Cataluña, País Vasco, Galicia y Comunidad Valenciana. Un sencillo mas riguroso análisis permite diseccionar los datos y adjudicar a cada sigla lo que en realidad le corresponde, que es: 46 de Podemos, 8 de IU, 4 de Barcelona en Comú, 4 de Compromís, 3 de Iniciativa per Cataluña-Verts, 3 de Equo, 2 de Anova y 1 independiente. Total: 71

  • Claudia

    ¿No es algo contrario decir que no se cuestiona el liderazo de Pablo Iglesias pero sí “algunas” de sus apuestas políticas? ¿En qué consiste el liderazgo de un SG si no es en sus “apuestas políticas”? Además las que se cuestionan no deben ser sólo algunas sin importancia, pues en ese caso no habría controversia, sino unas muy centrales.

  • Claudia

    En el comentario anterior quise decir contradictorio, no contrario.

  • ROSA ARAUZO

    Yo también soy de firmar los dos documentos. Porque para mi Podemos se conforma, así en mas de 2/3 y luego es vital honesto y etico saber que hemos asumido una responsabilidad no frente a los poderes fácticos. sino frente a las mayorías sociales que beben junto con nosotros en el norte de la decencia política, social, económica e internacionalista la posibilidad de cambiar el eje de lo establecido. Y sumar equidad e igualdad. Demosnos una oportunidad de construir un camino común de afrontar este reto. La fraternidad h sororidades republicana nos esta marcando el camino. Las soluciones del XIX son incompletas para estos nuevos paradigmas sociales de elevación de la consciencia y el. compromiso con el Bien Común.

  • Paco Cherp

    Se sigue manipulando interesadamente, por parte de Podemos y la casi totalidad de los comentaristas y medios de comunicación, la distribución en diputados de los resultados de las elecciones generales del pasado 26 de junio. Así también Santiago Alba en su artículo. Adjudican a Podemos el número de 71. Identifican con este partido a los electos de su coalición con Izquierda Unida (Unidos Podemos) más los pertenecientes a las convergencias de estas dos organizaciones con otras en Cataluña, País Vasco, Galicia y Comunidad Valenciana. Un sencillo mas riguroso análisis permite diseccionar los datos y adjudicar a cada sigla lo que en realidad le corresponde, que es: 46 de Podemos, 8 de IU, 4 de Barcelona en Comú, 4 de Compromís, 3 de Iniciativa per Cataluña-Verts, 3 de Equo, 2 de Anova y 1 independiente. Total: 71

  • 84x

    Iglesias se subió al Titanic en la repetición de elecciones. Ahí se acabó podemos y volvió iu, o quizá fue antes en Vistalegre I, pero ahí es donde se manifestó y desde entonces las aguas van entrando en el barco. Parece que algunos no se acuerdan de lo que era iu, la del cainismo, tarjetas black, sede embargada,… con representantes de muy poca formación (con excepciones), que buscaban el voto rural de sus pares en las zonas más pobres y subdesarrolladas de España.
    Podemos surgió como un partido urbano, transversal, supuestamente formado por jóvenes profesores, universitarios,… que querían otra forma de hacer las cosas. Esa vieja iu, la de Bódalo o la Venezuela de Maduro ‘el taxista’ nunca conseguirá atraer a jóvenes con formación a la izquierda del psoe, con capacidad crítica, no fanatizados ni militantes, como bien dice Santiago el voto de esos que no votábamos.
    Yo prefiero que se manifiesten como son, que no se disfracen y que se hundan o se aparten y dejen paso a otros que tienen más o menos claras las posibilidades reales de la izquierda en este país.
    Antes parecía que leían bien la sociedad, por eso imponían su lenguaje, llevaban la iniciativa, se anticipaban a movimientos de otros partidos,… Pero desde la repetición de elecciones no dan una, no entienden que ha cambiado su lugar, no se enteran de que ahora toca convencer, no derribar. En el parlamento el papel es testimonial, no dan una con el tono, no saben reaccionar, caen en todas las trampas del resto, no fuerzan a los otros a retratarse con el voto, al contrario, los están arrinconando y ellos mismos se dejan en evidencia. Por no decir que reaccionan igual que los viejos partidos a todos los escándalos, el último ejemplo el pisito Espinar. Ni una crítica a que sea legal repartir un % de VPO a dedo entre hijos de constructores, alcaldes, concejales, políticos,… pagados por papá. El resto nos apuntamos a una lista. Todo muy bien, esto debe ser la nueva forma de hacer las cosas y nueva política. La fracasada izquierda de hace 1 siglo.
    Si no se enteran lean The Establisment de Owen Jones, perfectamente válido para entender la sociedad.
    Rebelión en la granja también puede espabilar a más de uno.
    Uno que no repitió voto y se quedó en su casa.

  • 84x

    Y añado, iglesias ha perdido el norte y pese a lo que ha conseguido y a su carisma llevo tiempo pensando que si no cambia el chip, la vieja iu va a parecer gloria comparado con lo que va a quedar de podemos. Demasiados han abandonado ya el barco al ver el panorama.
    Y si a eso sumamos los caciques provincianos y la chifladura de la independencia tenemos el cóctel autodestructivo a garrotazos de toda la vida que siempre deja libre el camino a la ultraderecha, como ya pasó en la republica. No se aprende del pasado, los mismos errores. Como poco hay pepé para largo.
    A veces hacer alguna una renuncia, un pacto a tiempo… es una victoria

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend