MOMENTO ÚNICO / Pedro Sánchez tiene una legitimidad tan grande, al menos, como la que tuvo en su día Felipe González

Hablar de unidad en serio: elecciones constituyentes

MANOLO MONEREO | Publicado:

elecciones constituyentes Pedro Sánchez y Pablo Iglesias conversan durante los primeros compases de la reunión que mantuvieron el pasado 26 de junio en el Congreso de los Diputados
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias conversan durante los primeros compases de la reunión que mantuvieron el pasado 26 de junio en el Congreso de los Diputados. / PSOE (Flickr)

Para Manolo Gago

No hay que equivocarse demasiado. La decisión fundamental que debe de tomar Pedro Sánchez es clara: disputarle el espacio político electoral a Unidos Podemos y desde ahí irse hacia el centro o construir una alternativa unitaria a las derechas y a sus políticas neoliberales, es decir, construir un nuevo espacio más allá del PSOE y de Unidos Podemos. Es posible –se ha hecho muchas veces– intentar lo uno y lo otro a la vez bajo el viejo principio de “se hace pero no se dice”. La clave, sin embargo, es que por primera vez desde la Transición, las fuerzas democráticas y de izquierdas están en condiciones de conseguir una mayoría social y electoral extremadamente potente y convertirse, sistema electoral mediante, en una mayoría absoluta en ambas cámaras. Este objetivo es posible y necesario para una parte significativa de nuestro pueblo.

La unidad nunca ha sido fácil, dependerá de la correlación de fuerzas real, de la presión social unitaria, de la madurez de las direcciones políticas y, sobre todo, de la inteligencia de un grupo dirigente a la altura de los desafíos del presente. La unidad en sí misma es ya una batalla política por el relato, por y para los juegos de estrategia y, sobre todo, para medir la sinceridad de las apuestas públicas. Más allá de lo que pensemos de Pedro Sánchez, debemos de partir de la percepción social que lo considera un rebelde a la clase política dominante y, específicamente, a la dirección tradicional del PSOE. Sánchez ha dado una batalla política en el peor de los escenarios y la ha ganado, demostrando que hay una parte mayoritaria del PSOE que quiere un partido escorado a la izquierda y opuesto con firmeza a la derecha y sus políticas. El viejo/nuevo secretario del PSOE ha practicado –lo podríamos llamar así– las políticas pro régimen tradicionales en su partido que, no se debe olvidar, le llevó a la derrota y a ser dimitido por una amplia alianza mediático-política que llevaba incorporada al felipismo arcaico y a los barones de su partido ligados a la virreina del Sur. Sánchez tiene la legalidad y la legitimidad del partido, al menos tan grande como la que tuvo Felipe González a su retorno como secretario general del PSOE.

Pervive la tentación de la vieja política de alianza con Ciudadanos para impedir un acuerdo con Unidos Podemos e intentar reducirlo a su más mínima expresión social y electoral. Esto se ha dicho y se ha defendido en los días posteriores al triunfo de Pedro Sánchez. Ahora bien, una cosa es lo que se quiere hacer y otra lo que se puede hacer; en medio, la inteligencia y la audacia de Unidos Podemos, no para disputarle sin más el espacio electoral al PSOE, sino construir una hegemonía alternativa en la sociedad. UP no puede perder su tiempo en demostrar quién es más de izquierdas y en jugar el partido en el territorio que más le conviene a una parte del PSOE. Lo fundamental sigue siendo la voluntad de gobierno y de alternativa, pensar en grande y definir un nuevo proyecto de país, lo que podríamos llamar una salida democrática y plebeya a la crisis del régimen, bloquear la restauración y construir las bases de un nuevo país.

Sánchez, lo ha podido ver con el CETA, si quiere construir un espacio unitario alternativo, va a tener que enfrentarse, en primer lugar, a los poderes fácticos que le obligaron a dimitir y que ejercen un doble veto: a las políticas que se enfrentan al modelo neoliberal y a la posibilidad de un gobierno PSOE/UP, es decir, un PSOE oposición también a la derecha económica, a la trama, es decir, a los que mandan y no se presentan a las elecciones. En segundo lugar, insisto de nuevo, debe definir con mucha precisión sus relaciones con UP, si está dispuesto o no a iniciar un proceso para construir una alternativa de gobierno, de sociedad y de Estado desde un talante que implique convergencias reales, políticas, programáticas y hasta electorales. Seguramente la señal más significativa sería un acuerdo para reformar la ley electoral que permita desbloquear uno de los fundamentos del régimen actual impuesto en la farragosa Transición. En tercer lugar, se trata de explorar, debatir y consensuar las bases de un programa común con el objetivo explícito de superar las políticas neoliberales, construir un nuevo modelo productivo y de poder, social y ecológicamente sostenible, desarrollar las libertades republicanas y garantizar un nuevo tipo de Estado federal plurinacional; todo ello desde una lectura alternativa feminista a la actual Constitución.

Unidos Podemos debe de ir, en serio y sinceramente, a convertir la unidad en un debate de masas en nuestro país, partiendo de las necesidades de las personas y teniendo como objetivo un nuevo proyecto para nuestro país. La unidad no es, máxime cuando estamos en un Estado plurinacional, solo una cuestión entre UP y el PSOE. Debe de ir más allá de las fuerzas políticas incorporando a sindicatos, a los movimientos sociales y, sobre todo, a los jóvenes. Debe de partir de que hay una sima, una ruptura entre política y sociedad y que es necesario, hoy más que nunca, un nuevo contrato político social constituyente capaz de socializar la política y democratizar la democracia.

Unidos Podemos, en convergencia o en paralelo con el PSOE, debería aspirar a construir algo así como “Unos Estados Generales por la Alternativa” o “una Gran Asamblea por la Alternativa ciudadana” capaz de soldar una alianza político-social de base programática que pudiera servir de sostén a un acuerdo electoral que podríamos llamar constituyente. Esta asamblea discutiría de abajo a arriba un conjunto de propuestas alternativas capaces de organizar una esperanza concreta y posible que engarce con el imaginario social y que se convierta en una fuerza política con vocación de mayoría. Los puntos –lo digo a título de ejemplo– podrían ser los siguientes:

  1. Las relaciones de España con la Unión Europea. Se trataría de garantizar la soberanía popular, es decir, nuestro derecho a decidir las políticas sociales y económicas que queremos para nuestro país, rechazando un pensamiento único que ha devenido en política única y que está destrozando nuestras democracias.
  2. Concretar un nuevo modelo productivo y de poder que garantice un desarrollo ecológico y socialmente sostenible partiendo de las necesidades básicas de las personas.
  3. La garantía constitucional de los derechos sociales fundamentales, yendo más allá del actual Estado social y organizando una política económica que consolide la justicia social, las libertades republicanas y la relación armoniosa con un medio natural sobreexplotado y que nos deja sin futuro.
  4. La construcción de un Estado plurinacional federal que reconozca la libre autodeterminación en una nueva sociedad democrática donde todas y todos quepamos.
  5. La defensa de la soberanía popular requiere, aquí y ahora, una apuesta internacionalista fuerte que garantice un orden mundial democrático e igualitario, defensor de la paz y empeñado en poder fin a una carrera de armamentos que nos conducirá, más temprano que tarde, a la guerra.

Se podrían añadir más puntos; en concreto hay dos cuestiones que merecen una reflexión de fondo. Me refiero al feminismo y a la siempre “vieja y nueva” “cuestión juvenil”. No es el lugar para desarrollar estos temas. Lo he hecho muchas veces y pronto iré más allá de la simple enumeración. La clave es “el momento constituyente”. Construir un espacio transversal más allá del PSOE y Unidos Podemos nos da la posibilidad de ir a un proceso constituyente en nuestro país. Para eso hace falta organizar un verdadero “poder constituyente” en la sociedad, comprometido con el ejercicio del autogobierno del pueblo y en la perspectiva –ya se ha dicho– de un nuevo tipo de Estado, de sociedad y de régimen. Unidos Podemos necesita ir más allá de una simple coalición electoral construyendo comités unitarios de Unidos Podemos en los pueblos, en los barrios, en los centros de trabajo. Será el primer dato de un “nuevo comienza unitario” y la mejor demostración de que vamos en serio a la unidad y a la convergencia para cambiar nuestro país.

Artículos Relacionados

  • fery11

    Tras muchos meses con artículos de Moreneo acusando a Errejón de todo cada vez que hablaba de cualquier tipo de acercamiento al PSOE, ahora propone crear una especie de confluencia entre Unidos Podemos y el PSOE, UPSOE pero con otro nombre para que no se note, que paren el mundo que me quiero bajar.

    • elangelcaido

      Hay una diferencia entre acercarse a un PSOE que pacta con C´s, y acercarse a un PSOE que – ya sabemos que sólo de boquilla – va pregonando que es de izquierdas.
      Entiendo que la propuesta de Monereo expresa más una táctica política que un convencimiento de que el PSOE pudiera minimamente acercarse a tal propuesta.

  • jose muñoz

    Vale para avanzar pero..1 del PSOE no me fío del aparato ejemplo : zp va a sacar los presos de Marruecos , Turquía , la gran China … Ya que ha ido a Venezuela ,maduro es un gilipollas pero el preso político ese es un nazi. Y Felipe y los solanas, y. Los barones…2 y los IU de podemos están por luchar contra los que roban saquean deasucian.. .¿¿o siguen con su educación leninista para tocar poder. En fin en podemos debemos seguir en la calle y pactar con los mismos que en el 76 estábamos por la ruptura. Y la republica……..

  • javielito

    Los dirigentes e ideólogos de Unidos Podemos siguen pecando de mentalidad subalterna con respecto al RÉGIMEN DEL 78 y de déficit democrático en la propuesta, todo esto se ve en el artículo de Monereo.

    Lo prioritario y fundamental para el espacio que representa Unidos Podemos es que haya DEMOCRACIA PARTICIPATIVA, HORIZONTALIDAD Y CONTROL SOCIAL DENTRO DE UNA PROPUESTA POLÍTICA Y SOCIAL.
    A partir de ahí deben de ser los participantes en el espacio político y social de Unidos Podemos los que decidan la propuesta, su programa y la profundidad de la misma, una hoja de ruta de cara al futuro en la que trabajar y en la que ir integrando a sectores sociales que o no participan ahora en Unidos Podemos o son críticos con la misma por su DÉFICIT DEMOCRÁTICO, en este aspecto es fundamental integrar a gran parte del sector abstencionista que ha dejado de creer en la política como la herramienta para mejorar sus vidas y construir una propuesta alternativa al RÉGIMEN DEL 78 que se construya de forma DEMOCRÁTICA Y PARTICIPATIVA que vaya más allá de los simples intereses personales y partidistas de los partidos.

    Independientemente de lo que haga o deje de hacer el P$$€ eso es prioritario para construir una alternativa política y social creíble, coherente y con unos objetivos claros que irá avanzando al ritmo que la sociedad decida en función de la credibilidad y la coherencia que seamos capaz de transmitir.

    Personalmente creo que UN PROCESO CONSTITUYENTE es fundamental en la propuesta alternativa político y social que debemos desarrollar porque dentro de la actual estructura del RÉGIMEN DEL 78 NO HAY POSIBILIDADES DE TRANSFORMAR/CAMBIAR NADA.

    Que no haya mayoría social y parlamentaria para llevar a cabo ahora mismo un PROCESO CONSTITUYENTE, solo indica eso que hay que seguir trabajando para convencer a la mayoría de la sociedad de su conveniencia para poder llevarla a cabo.

    La hoja de ruta y el proyecto de país que se propone debe de ser claro y decidido por todos, otra cosa es que sea flexible y esté en función de la realidad social y de los ritmos propios de esta y de acuerdos puntuales o estables que se puedan realizar con otras fuerzas políticas y sociales en función de la realidad política y social de cada momento que deberá de ser decidido entre todos.

    Por ejemplo si en las próximas elecciones generales hubiese la posibilidad de un gobierno alternativo al PP serían las bases las que decidirían el apoyo o no a esa alternativa, si se participa en ella, si solo se apoya, si se entra en un gobierno de coalición, etc.

    Por tanto lo fundamental es que dentro del espacio de Unidos Podemos lo primero es decidir e ir construyendo una propuesta política y social que se haga con DEMOCRACIA PARTICIPATIVA, HORIZONTALIDAD y CON CONTROL DE LAS BASES QUE PARTICIPAN, para ello habrá que decidir si se PROPONE UN PROCESO CONSTITUYENTE o se opta por aceptar el RÉGIMEN DEL 78, RUPTURA DEMOCRÁTICA O NO.

    Dentro de esto hay que decidir que MODELO DE ESTADO proponemos, el eufemismo ese que señala Monereo de “libertades republicanas” SUENA A QUE LA REPÚBLICANA AHORA NO TOCA Y ESO LO TENDREMOS QUE DECIDIR DE FORMA DEMOCRÁTICA ENTRE TODOS, porque si esto parte de la base de que los dirigentes de Unidos Podemos y sus ideólogos van a decidir lo que toca o no toca esto está MUERTO ANTES DE EMPEZAR, por mi parte tengo cristalino que si esto no se construye de forma DEMOCRÁTICA, PARTICIPATIVA, HORIZONTAL Y CON CONTROL DE LAS BASES NO VOY A PARTICIPAR, YA NO APOYO MÁS PARTITOCRACIAS.

    El tema de la República es fundamental, hay que decidir que MODELO de Estado se propone y hay que votarlo SI NO HAY VOTACIÓN y se decide por las cúpulas que LA REPÚBLICA no toca, los que somos republicanos y tenemos cristalino que sin una RUPTURA DEMOCRÁTICA que es lo que supone la REPÚBLICA NOS TENDREMOS QUE LARGAR Y CONSTRUIR UNA PROPUESTA REPUBLICANA.

    Puedo aceptar que la mayoría en votación no crea conveniente LA REPÚBLICA y lo acepte como demócrata pero ni MONEREO, NI IGLESIAS, ALBERTO NI NADIE me va a decir que la república ahora no toca porque lo diga él sin que lo hayamos decidido entre todos.

    Una vez que tengamos decidido entre todos un proyecto común hacia el que avanzar nos podremos encontrar o no con otras fuerzas políticas (P$$€) con la que podemos coincidir en objetivos parciales y estratégicos y en la que habrá que valorar su sinceridad y garantizarse que se cumpla lo acordado y con la que llegar a acuerdos puntuales si lo decidimos entre todos, pero plantear de entrada acuerdos con el P$$€ SI QUE LO DECIDAMOS LA MAYORÍA ES UN ERROR que ya se ha cometido en el pasado muchas veces y que volver a cometer es un error.

    Para ser SUBALTERNOS DEL P$$€ y del RÉGIMEN DEL 78 no hacen falta alforjas, se disuelve Unidos Podemos y se apoya al P$$€, O SE CONSTRUYE UNA PROPUESTA ALTERNATIVA AL RÉGIMEN DEL 78 Y AL P$$€ o aquí no pintamos nada Y MEJOR EMPLEAR LAS FUERZAS DE LOS QUE CREEMOS EN UNA ALTERNATIVA POLÍTICA Y SOCIAL en una propuesta que sea ALTERNATIVA AL RÉGIMEN DEL 78.

    El P$$€ POR MUCHO QUE SÁNCHEZ se autoproclame la izquierda y cacaree su giro a la izquierda aún no ha demostrado absolutamente nada y de hecho somos muchos los que no nos creemos nada de lo que diga el P$$€ HASTA QUE NO HAYA HECHOS y de momento de hechos no hay nada.

    Que se puede colaborar parlamentariamente en reformas legislativa por supuesto pero de ahí a gobernar con el P$$€ VA UN MUNDO, de hecho soy TOTALMENTE CONTRARIO A GOBERNAR CON EL P$$€, en todo caso apoyo parlamentario si el P$$€ PUDIESE CONSTRUIR UNA ALTERNATIVA AL PP PERO SIN ENTRAR EN EL GOBIERNO, siempre que lo que se quisiese sea construir una ALTERNATIVA AL régimen del 78 y al P$$€ si lo que se pretende es ser su MAMPORRERO Y SUBIRSE AL SILLÓN entonces si es lógico gobernar con él, pero entonces Unidos Podemos no tiene ningún sentido.

    Esto como yo lo veo está muy claro O SE CONSTRUYE UNA PROPUESTA DEMOCRÁTICA, PARTICIPATIVA, HORIZONTAL Y CON CONTROL DE LAS BASES o Unidos Podemos no vale para nada solo para ser MAMPORRERO DEL P$$€ Y PARA QUE LOS DIRIGENTES DE UNIDOS PODEMOS SE SUBAN AL SILLÓN, lo que supone más de lo mismo de lo que hemos visto estos 40 años, así que habrá que construir algo alternativo a Unidos Podemos.

    DE HECHO TENGO CRISTALINO que al final va a ser una PROPUESTA REPUBLICANA la que sea alternativa al RÉGIMEN DEL 78 porque UNIDOS PODEMOS NO SE TERMINA DE QUITAR LA CASPA PARTITOCRÁTICA DE ENCIMA.

  • Un veí de Carcaixent

    El Monereo se ha convertido en el Rasputín de Unidos Podemos (¡Qué vergüenza!) ¿Por qué los militantes y también los electores, desde luego, nos hemos de merecer pasar esta vergüenza, por alguien al que nadie, que valga un céntimo o se muestre independiente, le reconoce algo intelectualmente interesante? (como no sea el abandonar cobardemente el barco que acaba de estrellar). Un Rasputín al que no sabemos qué le debe el zar (¡O la zarina!) para ir traicionando a todo el que se cruza por el camino ¡Qué vergüenza repetir la historia, pero en el bando de sus despreciados!
    No pienso dedicar una línea más de las que ya he escrito a desmontar los argumentos de este miserable político. Se caen por sí mismos y ello está teniendo la repercusión obvia en el retraimiento ciudadano.
    Hoy ya los empezamos a ver como compañeros despreciables. No obstante, para mí, Unidos Podemos no ha sido nunca de su pertenencia, aunque actúa como si fuera su particular inmueble. Lo que no hubieran conseguido Sánchez y todos los mandamases socialistas de ayer y hoy, en toda su vida, lo va a conseguir este engreído perdedor en poco tiempo.
    La historia se repetirá una vez más porque el nacimiento de Podemos llevó congénito el cáncer de ese comunismo funesto que desprecia al individuo y a su libertad de elección, pudiéndosele traicionar a discreción “cuando las condiciones objetivas así lo exigiesen”.
    Sin embargo, yo no me voy a bajar de este barco, salvo que se me eche (como se dice en el argot: esto está hecho), pero seguiré defendiendo los valores de la decencia, la honestidad intelectual, las resoluciones democráticas, etc. Ningún parapoco va a conseguir nunca que me rinda.

    • jose muñoz

      En gijon a uno de IU.en un mitig de podemos lo hecharon diciéndole que no nos calentara la cabeza con rollos leninistas cuando se estaba hablando del saqueo , las clausas suelo, los desaucios y el que roba a la carcel….en fin en Salamanca a los de podemos los tienen secuestrados los de IU. Ecuo y ML- ortodoxos . Yo me pregunto Qué tienen que ver con el 15M. Eso sí son extremadamente educados. Seguiremos luchando desde la base, el barrio, el bar….

  • Un veí de Carcaixent

    Una televisión acaba de mostrar su talante canallesco al pretender dejar en evidencia al compañero de UP que tuvo dificultades para hacer una pregunta en el Congreso.
    Mi total solidaridad con el compañero y el peor de los desprecios para dicha televisión, que desconoce todo sobre los aspectos más humanos.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend