PERIODISMO / Ahí donde yo titubeo y muestro indecisión, los grandes profesionales dan lecciones de firmeza y de clase

De imágenes terribles y gatitos

JAVIER PÉREZ DE ALBÉNIZ | Publicado:

Foto de dos gatos callejeros publicada por los Mossos d'Esquadra, el pasado 15 de agosto, con motivo del día del gato callejero
Foto de dos gatos callejeros publicada por los Mossos d’Esquadra, el pasado 15 de agosto, con motivo del día del gato callejero, pidiendo respeto para estos animales. / Mossos d’Esquadra. Generalitat de Catalunya (Facebook)

En estos días tristes he escuchado y leído muchas reflexiones sobre las imágenes explícitas que han ofrecido algunos medios de comunicación sobre el atentado de Barcelona. De todas he aprendido mucho, tanto de las prudentes como de las apasionadas. De los que llaman buitres carroñeros a quienes han publicado vídeos macabros y portadas estremecedoras. Y de quienes nos han recordado los numerosos Pulitzer sangrientos y el niño muerto en la playa que nos removió la conciencia. He escuchado y he leído, y después he seguido dudando. Pese a que en ocasiones creo que tengo las cosas claras, solo se deben publicar las imágenes que ayudan a entender la historia y no faltan al respeto a las víctimas (y a los lectores), he seguido dudando. Por eso de todo lo mucho que he leído y escuchado estos días lo que más me ha gustado es la columna de opinión que ha escrito el vicedirector de El Mundo Iñaki Gil. Estaba ilustrada con la misma fotografía que habían publicado en portada: cuerpos tendidos en las Ramblas…

El título ya me aclaró muchas cosas: “Publicar fotos terribles es nuestro deber”. Y digo que me aclaró muchas cosas porque yo creía que nuestro deber era informar. Publicar fotos terribles pudiera parecer algo amarillo, sensacionalista, el camino fácil y miserable para vender un puñado más de periódicos. Pues no: “¿Quién es el árbitro de lo admisible y del mal gusto?”, se pregunta Gil. Y cuando yo creía que la respuesta correcta era el sentido común o la responsabilidad con el lector, resulta que se trata de “lo establecido por el Código Penal y de la contención para no añadir sufrimiento a las víctimas”.

Los que hemos trabajado a las órdenes de Pedro J, y sus clónicos, sabemos de qué habla Gil. ¿Del Código Penal? Ni siquiera de eso: no hay mejor publicidad que una buena querella. Los que hemos trabajado junto a Pedro J, y sus replicantes, sabemos que la consigna es buscar el lado oscuro. Las víctimas están muertas: no se les puede añadir sufrimiento.

Me ha gustado la columna de Gil porque no ofrece dudas. Ahí donde yo titubeo y muestro indecisión, los grandes profesionales dan lecciones de firmeza y de clase. Y por supuesto de periodismo, abriendo la columna de manera espectacular, “Publicar fotos terribles es nuestro deber”, y cerrándola a lo Pérez Reverte, rezumando clase y testosterona: “Y los gatitos, a su rincón”.

Artículos Relacionados

  • Manu Sanchez

    Pero… ¿Esta usted de acuerdo con el Sr. Iñaki Gil, o no? ¿Esta usted de acuerdo en publicar o no este tipo de fotografías? ¿Son solo los muertos las únicas victimas? ¿No son también victimas los familiares de estos?
    Yo soy reportero gráfico, foto-periodista o como usted decida denominarlo, para mi es igual y mi punto de vista particular, es que no deben publicarse ciertas imágenes explicitas que nada dan, absolutamente nada, salvo como bien ha dicho usted mismo, vender unos cuantos ejemplaras mas, unos me gusta mas y/o ganarse una querella que les de publicidad. (De eso saben mucho Pedro J, Inda y demás).
    Le ruego que lea este archivo. Es mio y es mi opinión al respecto.
    https://goo.gl/q3oJ7v

    • Jose Alcalá

      Conociendo a Cuarto Poder, yo leo el artículo con mucha ironía. Magnífico artículo. Añado a su comentario que si el objetivo del terrorismo es sembrar el terror en la población, publicar las fotos de la barbarie multiplica sus efectos. Otra cosa es que sean causas silenciadas, entonces por supuesto que el periodismo tiene el deber de publicarlas. Los massmedia tienen que cumplir órdenes ideológicas de arriba y justificar sus fechorías para disimular. En eso son grandes profesionales. Si no lo consiguen no pasa nada, si necesitan dinero se lo afloja papá Estado, cuando necesitan vender ejemplares regalan cacerolas y si necesitan seguidores los compran. Periodismo industrial. Saludos.

    • mogronauta

      He leido su artículo. Es una ventana periodística por donde entra aire fresco y SANO, me devuelve la esperanza de que existe un periodismo NECESARIO para la sociedad al margen de los intereses oscuros.

  • mogronauta

    Sr. Pérez de Albéniz, después de leer su artículo Verano Negro, recomendado por mí en un comentario a otro artículo de la Sra. Lara Carrasco en InfoLibre y que califiqué de valiente, opino que NO todo vale. Añadir dolor al dolor a cambio de un beneficio económico es deleznable y califica a una parte de la profesión periodística gráfica y escrita. Y si como dice el Sr. Iñaki Gil , sólo atenderán a la ética periodística y a la moralidad social por lo PENAL, pués animo a los agraviados a hacerlo. Que la Justicia decida donde la razón no llega.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend