Y lo jodió Montoro

Montoro
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Congreso de los Diputados en una imagen de archivo. / Efe

Hace un día precioso. ¡Verás como viene alguien y lo jode!”.

Publicidad

La frase, habitual en los baldosines de las tiendas de recuerdos para turistas, resume a la perfección la jornada. No la de hoy, día de elecciones en Cataluña, sino la de hace unos días, cuando comenzó a desmoronarse el sueño de un Ayuntamiento de Madrid del que los ciudadanos pudieran sentirse orgullosos.

Publicidad

La última corporación municipal madrileña, un soplo de aire fresco, se había convertido en ejemplo de innovación, en motivo de esperanza: una nueva política era posible. Se podían hacer las cosas de manera honrada, se podía rebajar la deuda sin desatender las necesidades sociales, se podía soñar con una gestión diferente, sin despilfarrar, sin soberbia, sin corrupción. Se pasaba del máximo de deuda municipal alcanzado por Ana Botella, 7.733 millones de euros al cierre de 2012, a reducir esa cifra en casi 2.000 millones (1.972) en el año y medio de Carmena y su equipo.

“Hacen una política estupenda. Seguro que viene alguien y la jode”, debió pensar entre risitas de mustélido el ministro Montoro cuando intervino el Ayuntamiento, pidió cumplir con el techo de gasto y exigió un nuevo Plan Económico y Fiscal. Tenía su lógica esa actuación: el Gobierno de Mariano Rajoy no podía consentir que una peligrosa banda de antisistemas dejase en ridículo a Esperanza Aguirre, Gallardón, Granados y compañía. Mientras los ciudadanos confirmaban lo que sospechaban, que el PP madrileño se financiaba ilegalmente, cuando no hizo cosas peores, Carmena y los suyos demostraban que los populares eran unos pésimos gestores.

Fue bonito mientras duró, pensará Montoro contemplando, sin abandonar su sonrisa de comadreja, cómo el proyecto para una nueva y progresista gestión municipal para Madrid comienza a agrietarse. El hombre clave en la sorprendente gestión económica del Ayuntamiento, el concejal de economía de Izquierda Unida Carlos Sánchez Mato, ha sido cesado al frente de Hacienda por Manuela Carmena. Una alcaldesa que poco después aprobó el Plan Económico-Financiero 2017-2018 entre la división de su equipo.

Ya nada será igual en el Ayuntamiento de Madrid. Hacía un día precioso, y lo jodió Montoro mientras susurraba: “una nueva política no es posible”.