Perdió Trump, Biden no ganó. Es la geopolítica

  • "Biden ha sido el candidato más votado de la historia de EEUU; el segundo ha sido el candidato Trump"
  • "La propuesta Biden/Harris se ha ido construyendo por oposición, atrapando perfiles de votantes, sumando expectativas sociales y traduciéndolas en votos"
  • "Biden-Harris representan lo que Nancy Fraser ha llamado el ‘neoliberalismo progresista’"

4

Hace cuatro años pronostiqué la victoria de Donald Trump sobre Hillary Clinton. Ahora las cosas estaban más claras, quizás demasiado. El desgaste del presidente norteamericano parecía evidente y las encuestas auguraban una victoria nítida de la dupla Biden/Harris. Me ha sorprendido la consistencia y la fuerza del voto republicano. Biden ha sido el candidato más votado de la historia de EEUU; el segundo ha sido el candidato Trump. Lo que teníamos delante de nuestros ojos era una enorme polarización y una fortísima movilización que ha ido creciendo día a día. A Trump lo ha derrotado una “coalición negativa”. El “todos contra el presidente” ha funcionado. ¿Hubiese perdido Trump sin la covid-19? No lo creo. La pandemia ha sido un catalizador que ha activado una amplia oposición cansada de tanta retórica, de tanto negacionismo que contrastaba con una imponente cifra de muertos, de infectados y, sobre todo, que ponía de manifiesto el desastroso, caro e injusto sistema sanitario norteamericano. El aparato del Partido Demócrata ha hecho de esta cuestión el tema central de su campaña; no se equivocaron.

¿Gana Biden? Lo dudo. Una coalición negativa (de eso sabe mucho Donald Trump) es relativamente fácil de ahormar en determinadas circunstancias. La propuesta Biden/Harris se ha ido construyendo por oposición, atrapando perfiles de votantes, sumando expectativas sociales y traduciéndolas en votos. Trump, como tantos otros populistas de derechas, domina el discurso, la capacidad para definir enemigos y situar como fuerza social a aquellos que cuentan poco o que se sienten marginados de la política. La piedra de toque es gobernar; es decir, diseñar estrategias, alianzas sociales, gestionar la maquinaria del Estado y tener un equipo solvente que dé confianza a la ciudadanía. Trump ha sido demasiadas veces su peor enemigo; ha emitido mensajes contradictorios y sus decisiones han carecido la más de las veces de coherencia. Las memorias de John Bolton dan cuenta de una gestión caprichosa, carente de fundamentos y de una improvisación impropia de un dirigente político. La polarización que tan buenos resultados le ha dado, le ha impedido ampliar consensos; abrió todos los frentes posibles y se equivocó en el fundamental, la pandemia. Aun así, ha conseguido casi la mitad de los votos.

Trump fue la reacción de una Norteamérica profunda que estaba harta del reinado de Obama y de los demócratas, que tenía la sensación de que EEUU se estaba quedando atrás frente a una China que le disputaba abiertamente la hegemonía y, era básico, que se sentía en la obligación de defender una identidad político-cultural en peligro. Los datos electorales nos dicen que estas percepciones se han hecho fuertes, han devenido en cultura política y que con Trump o sin él, seguirán estando ahí. Con Biden/Harris llega al gobierno la derecha del Partido Demócrata. De nuevo, como diría la Nancy Fraser, ¿“neoliberalismo progresista” en el poder? Seguramente. Habrá neoliberalismo sin duda; progresismo en los grandes enunciados sobre feminismo, crisis climática y apoyo a las minorías. Los retos son grandes, las expectativas creadas son muchas. El bloque del “no” sumaba muchas cosas, demasiadas; demandas viejas y nuevas, necesidades sociales históricamente insatisfechas, libertades por conquistar y dignidades pisoteadas. Al principio todo será fácil y se cabalgará con el entusiasmo de la victoria. Pronto se tomarán decisiones y se verá el margen de maniobra real en la Cámara de Representantes y en el Senado, no hay que olvidarlo, en momentos de pandemia y de depresión económica, social, político cultural.

No es este el momento de hacer una evaluación de lo que sido el gobierno de Donald Trump y sus políticas. El “América primero” fue el intento de situar a la ofensiva a un país en decadencia en un mundo que iniciaba una gran transición geopolítica. China era el enemigo, si no a batir, al menos, frenar. EEUU no podía consentir (nunca lo ha consentido) la hegemonía de una potencia enemiga en el hemisferio oriental. En términos militares: repliegue táctico, reducir el frente y acumular fuerza en el punto decisivo. En un primer momento intentó hacer la “jugada Kissinger” al revés; es decir, una alianza, más o menos explícita, con Rusia frente a China. No le fue posible. Constató la enorme habilidad de China para usar en su favor las instituciones y tratados multilaterales creados por los EEUU y, a martillazos, la administración Trump fue agrietándolos, cuando no, rompiéndolos sin miramientos. Un tema tan central como la OTAN fue dejado a un lado, los aliados tradicionales fueron maltratados en el marco de una estrategia que tenía como objetivo central Asia y sus enormes desafíos. Ha sido penoso ver a los dirigentes políticos europeos ir detrás de un presidente norteamericano que los trataba con prepotencia y, a veces, con un desprecio rayano en la humillación. Demasiadas ocurrencias, excesivas prisas y decisiones arbitrarias. Eso sí, Israel, Israel siempre al mando.

La otra cara del asunto, la política interna, lo esperado y un poco más. Gobierno al servicio de los ricos, masivas ayudas a las grandes empresas y defensa intransigente de los postulados liberales más rancios. La Reserva Federal inyectando masivamente dinero y el gobierno acumulando deuda. Los datos macroeconómicos antes de la pandemia eran buenos, eso sí, conviviendo con enormes desigualdades, bajos salarios, carencias estructurales de servicios públicos, sobrexplotación de una fuerza de trabajo segmentada territorialmente, por su composición racial y por su género. La retórica nacionalista e industrialista no se vio traducida en políticas concretas y los llamamientos al retorno de empresas o a la reintroducción de las cadenas de valor no encontraron demasiado eco; por cierto, los demócratas llevan propuestas parecidas en su programa electoral.

Asombra las loas a la democracia americana y a su supuesta salvación, Biden. Bastaría tomar nota del sistema electoral y de los juegos de estrategia de las élites para darse cuenta que se trata de la quintaesencia de un sistema político plutocrático, centralmente antidemocrático y controlado por los grandes poderes económicos, mayoritariamente alineados hoy con la derecha del partido demócrata. El asombro se convierte en perplejidad cuando se conjetura que la nueva administración será positiva para las relaciones internacionales, las instituciones multilaterales y para la salud del planeta. Hablar de la supuesta ejemplaridad democrática de EEUU no ayuda a entender un mundo que está cambiando radicalmente y que lo hace en contra de su hegemonía, de su, hasta ahora, indiscutible dominio; frente a un orden creado a su imagen y beneficio; tampoco ayuda, paradójicamente, a comprender la reacción de una parte significativa de la población norteamericana que se ha movilizado contra un poder autoritario al servicio de una oligarquía cada vez más rica y omnipotente.

¿Qué cabe esperar de la nueva administración? Habrá, seguramente, una reordenación de prioridades donde lo interno y lo internacional se solaparán en función de intereses del momento. Según algunos medios, estaríamos ante un programa económico y social marcadamente de izquierdas que significaría, en la práctica, una enmienda a la totalidad a la política seguida por Trump. Esto ya lo oímos con Clinton y con Obama. Necesariamente tiene que haber un giro sustancial en el combate contra el virus, importantes inversiones en la sanidad pública y una mayor atención a las enormes desigualdades sociales y territoriales, sin olvidar la cuestión del desempleo que ha crecido mucho con la pandemia.

Los cambios, a mi juicio, vendrán de la política internacional de la nueva administración demócrata. En primer lugar, China será el enemigo a batir, el adversario sistémico (como lo denomina la UE) a contener y derrotar. Para EEUU es una cuestión existencial: no consentirán, repito, la hegemonía del viejo imperio en el hemisferio oriental. Hablar de cuestión existencial significa que irán en serio y hasta el final empleando todos sus enormes medios, todas sus capacidades, combinando poder duro y blando, guerras económicas e hibridas, el ciber espacio y la inteligencia artificial. Sin olvidar un asunto no siempre bien subrayado, su desequilibrante superioridad político-militar y geoestratégica. En segundo lugar, la estrategia va a cambiar. Será, por decirlo así, trilateral. EEUU sabe que, por sí mismo, no puede ganar esta la guerra y necesita aliados estables. Se trata de construir un bloque alternativo a China-Rusia a nivel mundial sumando a la UE, a Gran Bretaña, a Australia, Japón y Corea del Sur. La condición previa es que, de una y otra forma, los aliados cuenten, sean tomados en consideración e incorporados en las decisiones. Es lo que no supo ver Donald Trump. El territorio es favorable y el señor Borrell, disponible. Es más, Pedro Sánchez, discípulo siempre aventajado, habla ya de construir económica y políticamente un espacio transatlántico más allá de Berlín y de París. La UE quiere ser aliada privilegiada a cambio de renunciar a ser un sujeto político autónomo, un actor internacional con intereses propios y definidos; protagonista de un mundo multipolar en construcción. La Unión Europea parte de una alianza estratégica hegemonizada por los EEUU, Esta es la línea de demarcación decisiva que marcará el futuro de nuestro país.

La OTAN, en tercer lugar, va a ser refundada por enésima vez. Será el eje vertebrador de la estrategia político militar ampliando, aún más, sus zonas de influencia. La llamada Defensa Europea queda así definida: fuerza complementaria y subalterna a la política global de la OTAN; es decir, de EEUU. Por último, en esta estrategia tendrá mucha importancia lo ideológico, la plataforma político-cultural que legitime el discurso de esta nueva etapa que se abre. El objetivo explícito será reconstruir el Orden Liberal Internacional frente a las viejas políticas de Donald Trump y el autoritarismo de China y Rusia. La nueva administración retomará viejos temas y viejas consignas en nombre del multilateralismo, el libre comercio y los derechos humanos. La confrontación será sistemática y a nivel global. Veremos la exigencia de derechos humanos en Bielorrusia, en Hong Kong, en China, en Rusia. En paralelo, el retorno a los acuerdos de París, a la OMS y, reservas, renegociar los acuerdos con Irán.

Antes hablé de Nancy Fraser. Como es conocido, ella defendió un populismo progresista frente al populismo reaccionario de Donald Trump. Esto no es lo que ha ganado en EEUU. Biden-Harris representan lo que la conocida politóloga norteamericana llamó el “neoliberalismo progresista”. Es difícil que el banderín de enganche para el” nuevo consenso transatlántico” sea este término. Vendrá un “liberalismo progresista” que exprese una nueva síntesis y que permita romper con la tradición de la izquierda europea. En medio, una crisis geopolítica de enormes dimensiones, una pandemia que muta en depresión económica, social y psíquica y una sociedad que vive entre el miedo y el resentimiento. El quién gana lo veremos pronto.

CUARTOPODER ACTIVA SU CAJA DE RESISTENCIA
Tras los acontecimientos de los últimos meses, cuartopoder ha decidido activar una caja de resistencia periodística donde cada uno aportará lo que pueda, desde 3€ hasta 200€. Hasta ahora nos financiábamos solo por publicidad, pero hemos decidido dar un paso hacia delante e ir a un modelo mixto donde el lector también pueda hacer aportaciones. Sin embargo, apostamos por mantener en abierto todos los contenidos porque creemos en la información como derecho de toda la ciudadanía. Puedes colaborar pinchando aquí.
4 Comments
  1. Javi Moya says

    Mismos perros con distintos collares. El hegemon mundial se esta haciendo trizas, la decadencia de un sistema obsoleto intenta dar su mejor cara.
    La oportunidad la siguen teniendo. Apartar las tesis neoliberales y volver a una trasformación donde haya más Estado y menos mercado, con la consiguiente redistribución de riqueza, y puede que desde ahí consigan la complicidad de la ciudadanía.
    El señor Borrell lo dijo en días de recuentos electorales americanos. Europa será la punta de lanza del libre mercado, yo no sé en que mundo paralelo viven estas personas, pero puede que tengan un despertar dramático, simplemente por que no saben leer entre líneas, algo está cambiando y si no se percatan de ello, puede que se encuentren con graves problemas sociales, ya se está viendo con la carrera populista de la extrema derecha fascista, que encima blanquean, con sus medios de propaganda.

    Cuídese, un abrazo.

  2. Florentino says

    … Trump perdió. Biden ganó… ¿que sus políticas sean «neoliberales» ? pués casi seguro. Ahí arriba Javi Moya habla de los mismos perros, con distintos collares; quiere decir que se llevan poco, precisamente por haberse formado «estos» Estados Unidos por un «sueño» capitalista plagado de las más elementales violaciones de los derechos de personas por su color y las «injerencias» seculares de otros pueblos y sus recursos.Usar el «patio trasero» como un vertedero, será uno de los cambios que la «dupla» Biden-Harris deberá acometer, así como la sanidad que inició Obama deberá de desarrollarse. La educación, necesita conocer el«pulso del mundo».No basta con mirarse al ombligo de la bandera fáctica, hay «necesidades» en los ciudadanos de cualquier Estado Americano. La violencia racista, oculta por ciertos intereses de «lavado» de conciencias y la «adormidera» dentro de un sueño profundo… ¡ que oculta bolsas de pobreza, desigualdades sociales y unos «emigrantes» subvencionados en Miami, siendo «utilizados» de forma contraria a los más elementales derechos humanos!.Estos emigrantes, no quieren que vengan más… ¡ eso se llama solidaridad !.
    Un camino por recorrer, que los demócratas deben de abordar, con toda la ilusión por poder «revertir» a la sociedad de una forma didáctica muy elemental. Tienen un gran trabajo en sus propias filas. ¡ Las cosas de comer no se arreglan poniendo banderas hasta en el WC, ni nombrando «presidentes» por cojones, con marchamo de: «designado»… ¿ por qué Pueblo ?.Esperemos que «limpien Palomares» y no usen el «comodín» Borrell ¡ por el bien de Europa !. Buenos «fregaos» tenemos aquí con los «autoproclamados» «neoliberales»… ¿ no serán «neofascistas» ?.

    Marx: » Toda la historia de la sociedad humana, hasta la actualidad es una historia de lucha de clases».
    …Que ninguna bandera podrá ocultar todo el tiempo ! (por muy grande que sea).

  3. Magdalena Más says

    Excelente análisis. Gracias.
    Dos pequeñas notas personales:
    1.- Parece una melodía ‘déjà vu’ entre notas de vuelta a una normalidad neoliberal por parte del Imperio (ignorando [¿deliberadamente?] que esa supuesta normalidad era el origen de los problemas) y el momificado espectro ordoliberal de una eterna y fracasada Merkel que no acaba de marcharse.
    2.- Aparte de señalar los contrastes y la mayor o menor inteligencia geoestratégica, en el que sólo cabe recordar el origen chino de Sun Tzu. En mi opinión, las claves determinantes tendrán más que ver los factores internos (EE.UU es un polvorín y la U€ un Casino) para la que China también está mejor preparada y cohesionada.

  4. luciano medianero morales says

    Hola,…lean la prensa de pcr us // revcom.us pueden aclararles muchas cosas ¡¡ : luciano medianero morales // noviembre 13, 2020 en 7:42 pm // Responder
    Tu comentario espera ser moderado.
    Lmm,…desde málaga,…es. esp. : editado en marzo 2.013 en revolución de la humanidad/lukyrh.com

    ALGO SOBRE CRITICA A LA ECONOMIA CAPITALISTA IMPERIALISTA Y ESTRATEGIA DE REVOLUCION DE LA HUMANIDAD

    Las relaciones sociales de producción imperialista actual y la política económica proletaria a instaurar. La explotación imperialista global asalariada y el comportamiento hacia el planeta sigue siendo esquilmador, atosigador, y con tendencias militarizadas y dictatoriales. Guerras permanentes desplazables según situaciones y coyunturas mundiales y regionales. Guerras imperialistas, guerras civiles, guerras de clases, conquistas espaciales, robotizaciones productivas,…integracionismos culturales e ideológicos, monolitísmos en roles de vida, sobre todo occidentalización económica e integrismo religioso múltiples. LOS GENDARMES IMPERIALISTAS COORDINADOS EN LA OTAN,…ACTÚAN EN TODO EL PLANETA, EN PAÍSES CONCRETOS SEGÚN SITUACIONES NACIONALES, REGIONALES,…SEGÚN LAS PROBLEMÁTICAS DE PODER QUE OBSERVAN. Las contradicciones sociales, la lucha de clases allá donde se den,…crean situaciones de intervención de ese poder otanista del capitalismo imperialista. El conservadurismo religioso dominante en USA es colega del Vaticanista, del protestante británico, ortodoxo ruso,…que aliado y en consonancia con los islamistas, chinos y japonés, indúes,…hacen de medio de dominio y de alianza entre esos poderes capitalistas de distintas potencias, niveles y rankings,…Los diversos tipos de poderes capitalistas utilizan sus uniones de intereses con medios diversos, sobre todo con el poder militar y policial: sus estados. POR ESO ZAPATERO Y OTROS PLANTEARON LA ALIANZA DE CIVILIZACIONES: QUE SE HERMANAN PARA LA MEJOR EXPLOTACION Y MAS FÁCIL DOCILIDAD PROLETARIA A LOS PODERES Y STATUS ESTABLECIDOS. Turquía representando al tercer mundo islamísta- asiático, USA-Clinton al americano.

    En cambio la revolución proletaria, la nueva sociedad comunista deberá romper con las lógicas económicas y tecnológicas del capitalismo imperialista. Dirección, producción y distribución social; con alternancias en las diversas tareas productivas, ejecutivas, direccionales. No solo tiene que derrotar el poder capitalista e imponer el poder proletario y de la humanidad. DIVERSOS COLECTIVOS Y SECTORES SOCIALES EN OCCIDENTE YA PRACTICAN ALGO DE LA NUEVA SOCIEDAD, además luchan contra lo establecido.

    LOS MOVIMIENTOS SOCIALES DE EUROPA PRETENDEN UNA EUROPA FUERTE Y DOMINANTE RESPECTO A OTRAS POTENCIAS.

    Persiguen una Europa social-paneuropea, como potencia y dirigente mundial. No quieren una Europa comunista y revolucionaria, no quieren que caiga el capitalismo en Europa. Diversos partidos españoles m-l, trotskistas,…desean una Europa socialista y comunista; estos partidos participan en los foros sociales español, europeo y mundial. AL PARTICIPAR TODAS LAS TENDENCIAS EN FOROS, PLATAFORMAS, CONVERGENCIAS, ASAMBLEAS, TANTO SOCIALES, COMO POLITICAS, COMO SINDICALES, ECOLOGISTAS, ALTERMUNDIALISTAS,…FEMINISTAS Y MUCHOS MÁS CONTENIDOS, APARECE COMO UNA CIERTA UNIDAD PROLETARIA-POPULAR.

    DECÍAMOS QUE EL MEDITERRÁNEO ERA EL ESLABÓN DÉBIL DEL CAPIIMPERIALISMO; el mismo ha actuado ( por medio de la OTAN, Rusia,…) y ha ganado, por ahora. En esta coyuntura el proletariado occidental no ha hecho casi nada.

    Los diversos grupos comunistas y revolucionarios de Europa,…no han hecho nada, no saben hacer nada de cara a la liberación social. ESTA ES LA ALIANZA DE CIVILIZACIONES, UNIÓN POLÍTICO-MILITAR DEL IMPERIALISMO GLOBAL CON LAS FUERZAS CAPITALISTAS REACCIONARIAS ÁRABES Y DE MÁS ZONAS. Han reprimido a los verdaderos revolucionarios proletarios de las ciudades y de las zonas agrarias,…se ha consolidado unos poderes pro-occidentales y capitalistas. AL APOYAR LAS REVOLUCIONES ARABES, LOS MOVIMIENTOS SOCIALES EUROPEOS, SOBRE TODO, HAN DEJADO A ESOS PUEBLOS Y FUERZAS PROLETARIAS EN MANOS DEL IMPERIALISMO, HA GANADO, SE HA CONSEGUIDO QUE EUROPA SEA GERENTE DE PARTE DEL MUNDO, HAN GANADO LOS FOROS SOCIALES PRO-OCCIDENTALES Y PRO-CAPITALISTAS.

    Han destruido una gran cantidad de países, han terminado con los auténticos revolucionarios,…y ahora a reconstruir como con Irak, Afganistán, Yugoslavia,…y empezar un nuevo ciclo expansivo imperialista, unas exportaciones de mercancías, capitales, nuevas bases militares, infraestructuras, saqueos de fuerza de trabajo, materias primas, terrenos agrarios, recursos diversos, como el agua,… Cantidad de organismos flexibles, nuevos, antiguos, regionales e internacionales, para dominar y reprimir mejor al proletariado, dividirlos, enfrentarlos y sojuzgarlos mejor. Han aniquilado a millones de personas, ya lo dijimos y expresamos hace unos años atrás. ANTE TODO, GRAN PARTE DE LAS PERSONAS DE LA HUMANIDAD ES UN LASTRE PARA EL SISTEMA CAPIIMPERIALISTA, y como tal lastre se desprende de él, de variadas maneras. ES EL HOLOCAUSTO CONTRA EL PROLETARIADO MUNDIAL, PUEBLOS INDIGENAS, NATIVOS DE DIVERSAS ÉTNIAS,…Los ecologistas, gran parte de ellos, también plantean que el problema es la sobrepoblación; además no les importa mucho que maten y asesinen a pueblos enteros ( de África ) donde existen materias primas para producir aparatos fotovoltaicos, baterías para teléfonos,… por parte de las multinacionales capitalistas occidentales.

    Mientras se genocidia a los proletarios árabes,…con el pueblo del sur europeo estos movimientos sociales les entretienen con las acciones social-sindicales lastimeras. Nada se conseguirá ni aquí ni allá, si las gentes de Occidente, de Europa, USA, Latinoamérica y en otros lugares como Rusia, China, India,…no se ponen a derrocar a sus respectivos estados y fuerzas militares, policiales y estatales. El PLAN HA SIDO PERFECTO. Se entretiene al personal con luchas económicas, -sin resultados objetivos- y políticas burguesas,- más democracia, república en España,…-…y se deja que el imperialismo capitalista aumente su poder derrotando lo revolucionario que salta de vez en cuando. ( Ver los artículos de James Petras sobre los resultados de las revoluciones árabes,…).

    “” SOBRE LA IMPORTANCIA GENERAL EN EL PLANETA, DE LA REVOLUCION COMUNISTA EN USA Y EN LA REGION DEL MEDITERRANEO,…PARA LA REVOLUCION DE LA HUMANIDAD “”

    ESTA es una reflexión y conclusión sobre la base del método y la estrategia del tipo de revolución pendiente en el siglo XXI. Hasta ahora, día 7-12-2012, no se había pensado por nadie, según los conocimientos que tengo de las experiencias teóricas y políticas en la lucha de clases actual.

    En los Estados Unidos de América ( USA ) existen grupos comunistas que plantean revolución proletaria en su estado. Algunos están por la revolución proletaria mundial, como PCR usa. LA IMPORTANCIA ESTRIVA EN QUE SI CAE Y ES ELIMINADO EL IMPERIALISMO USA Y LA REVOLUCIÓN EN USA ES INTERNACIONALISTA Y VERDADERAMENTE COMUNISTA LOS PROCESOS DIVERSOS DE REVOLUCIONES EN EL RESTO DEL PLANETA SERÁ MUCHO MÁS FÁCIL QUE EN LA ACTUALIDAD. Si a esta revolución agregamos las revoluciones posibles en el Mediterráneo, que serían contemporánea a aquella, la mancha revolucionaria en el Planeta sería grandísima. SE ESTARÍA DANDO TEORICAMENTE EN LOS DOS PILARES FUNDAMENTALES DEL SISTEMA CAPITALISTA IMPERIALISTA MUNDIAL; sería una revolución internacional contra la OTAN, se derrumbaría la estructura básica militar del imperialismo.

    Hace años valoramos positivamente el que existieran en USA partidos revolucionarios que pretendían hacer revolución proletaria en ese país. Decíamos que el PCR USA se tendría que revolucionar aún más por estar situado en un País ultra imperialista, que realmente vería la teoría nuestra sobre la revolución de la humanidad y la estrategia internacional proletaria de dirección global revolucionaria por medio de una organización mundial proletaria. PERO HASTA LA FECHA DE HOY NO NOS HABÍAMOS PERCATADO DE LA IMPORTANCIA PARA LA REVOLUCIÓN PROLETARIA MUNDIAL, LA REVOLUCIÓN PROLETARIA EN LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA.

    EL SISTEMA SOCIAL QUE ESCONDE EL LLAMADO ESTADO DEL BIENESTAR

    En realidad esconde el sistema capitalista imperialista aplicado en Occidente, sobre todo en Euro-usa ( Unión europea y Estados unidos de américa ). El espíritu y la política de clase de la teoría de la revolución de la humanidad combaten a esa posición política del estado del bienestar. Defender el estado del bienestar de occidente y de algunas zonas del planeta es mantener el orden social-imperialista global actual, que hoy existe. Decía algún escritor de que el estado del bienestar ya había desaparecido y por lo tanto había que reivindicarlo, luchar por conseguirlo; eso es seguir con la política capitalista e imperialista histórica y actual. La nueva estrategia, la nueva revolución social es la rehumanización con el planeta, con las diversas formas de vida, con la defensa del futuro de la humanidad, en armonía social y con la naturaleza, libre del capitalismo y sus diversas manifestaciones opresivas, machistas, xenófobas, oscurantistas,…

    ¿POR QUÉ CONDUCE AL CAPITALISMO DICTATORIAL LAS REVOLUCIONES SOCIALISTAS, EN CHINA, URSS,…?

    Es posible que todo ese pequeño comentario sea debido a las valoraciones sobre las revoluciones árabes, movilizaciones en sur de Europa,… se estén dando y las opciones, directivas,…de muchas organizaciones que se dicen revolucionarias,…como PCE, izquierdas republicanas,… que al final no transforman nada en sentido de liberación social. PARA TOMAR EL PODER Y REPRIMIR AL PROLETARIADO CUALQUIERA ES BUENO. EL PROLETARIADO MIENTRAS NO ESTÉ REALMENTE LLEVANDO Y DIRIGIENDO EL PODER, NO SE LIBERARÁ NI TRANSFORMARÁ EN NADA A LA SOCIEDAD, A LA HUMANIDAD. Ejército, Estado,… al margen de la sociedad, del proletariado, de la humanidad, es propio de sociedad capitalista e imperialista. Mao, lider de la República Popular de China, sarcásticamente decía que el poder nace del fusil,…pero él no armaba a todo el proletariado industrial, agrario,…de su país. Estaba representado el poder proletario en su estado militarizado CON SU ELP, el 90 por ciento a currar, ellos, el 10% a dirigir, explotar, reprimir, a ese 90%,…tiene guaza la cosa asiática. El estado, proletario-popular, se decía, quizás sería, pero por encima, como casta y clase burocrática capitalista; al final explota y oprime a los sectores trabajadores, se alían a fuerzas capitalistas de allí y de allá,…necesitan expansión y guerrean imperialistamente,…esa política, esas acciones es archiconocidas, solo hay que decirlas, asumirlas,…Los estados socialistas se pelean, se guerrean, se compiten, y decían que eran ellos, cada uno los que tenían la verdad. El estado en marcha, el que sea, es un arma, una organización contra el proletariado, contra la Humanidad. Esta idea expuesta aquí, es compleja, hay que desarrollarla más, hay que poner muchos argumentos contradictorios,…solo plantea que las pongan en acción enfrentando las tesis de Marx-Engels sobre el asunto con lo desarrollado en la práctica y la teoría por los estados o sociedades que dicen o decían que estaban construyendo el socialismo, y estaban camino hacia el comunismo; y estas teorías de todos, con las nuevas realidades sociales y las nuevas teorías que intentamos emerger muchos revolucionarios de hoy, o que creemos serlo !!,…

    BIPARTIDISMO EN OCCIDENTE, PACTO INTERCAPITALISTA

    Es muy importante el controlar el Estado, su gestión, porque además de poder, la ingente cantidad de capital al que acceden les proporcionan desvíos para su empresa piramidal, para los más cercanos, prebendas personales, dineros a sus cuentas privadas ocultas. Relaciones con posibilidades de desarrollo capitalista en otros países, en otros países con paraísos fiscales,… No hay que olvidar que estos partidos tienen sus conexiones internacionales, que son estructuras ligadas a organizaciones internacionales, que desarrollan encuentros, congresos, partidos e interestatales, ONU, OTAN, Consejo Europeo, Conferencias Iberoamericanas, Euroafricanas, Euroasiáticas,…

    TODAS las fuerzas sociales A UNA; procurando estar y llevándola a la revolución integral social.. UNAMOS ESFUERZOS Y CALAMIDADES DERROTANDO AL CAPIIMPERIALISMO CONSTRUYENDO EL COMUNISMO INTEGRAL; para ello en una tarea compleja de unión internacional.

    La organización y construcción del PARTIDO COMUNISTA MUNDIAL, CON DISCIPLINA E INTELIGENCIA COMUN PARA LA REVOLUCION PROLETARIA MUNDIAL Y LA LIBERACION DE LA HUMANIDAD; esta tarea es compleja, pero hay que tratarla, debatirla internacionalmente con las amplias fracciones sociales, pueblos, trabajadores, intelectuales proletarios, semiproletarios,… LA REVOLUCION COMUNISTA MUNDIAL, NO DEPENDE DE LOS COMUNISTAS, DE SUS GRUPOS,…DEPENDE DEL PROLETARIADO REVOLUCIONARIO; DEPENDE DE LA HUMANIDAD; hoy en día las perspectivas, la visión es más avanzada, es más experimentada, y la verdad, las líneas ideológicas y las actuaciones de lo que conozco no da para muchas alegrías. La mayoría son dogmáticos, iluminados, actúan prácticamente como sectas mesiánicas. ( Posiblemente yo, el que escribe estos textos, esté también en ese saco; por ello la autocrítica y la revolucionarización de conceptos, de racionalidad, de ser mucho más dialéctico, es una
    asignatura pendiente ).

Leave A Reply

Your email address will not be published.