«Muchos confunden la libertad de la red con la barra libre»

13

Joan Navarro, Director de la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos.

La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos agrupa a gestoras de derechos de propiedad intelectual como SGAE, Promusicae, EGEDA, FAP, ADIVAN o ADICAN. Todas ellas representan un amplio espectro de la creación cultural en España en todos los ámbitos, desde los autores, el cine o la música pasando por la federación contra la piratería.  Antes de velar por sus intereses como Director de La Coalición, Joan Navarro (Castellón, 1966) fue Director del Gabinete de Jordi Sevilla en el Ministerio de Administraciones Públicas, político al que ha estado ligado durante muchos años en el PSOE y del que habla con cariño y respeto cuando echa la vista atrás. En la actualidad, este sociólogo experto en comunicación política ha sido protagonista, junto a buena parte de la comunidad internauta, de una de las mayores rebeliones de la red contra un gobierno de nuestro país. El anteproyecto de la Ley de Economía Sostenible - en el que muchos ven la mano de la entidad que dirige - fue el detonante, e incluso el Presidente José Luis Rodríguez Zapatero tuvo que hablar para calmar las aguas.

Ahora, con las cosas aparentemente más tranquilas, continúa su cruzada contra la piratería en la red. Enfrente tiene a un verdadero ejército de usuarios de internet y bloggers reconocidos que no van a darle tregua en su particular batalla. Parece un hombre sólo contra todos, pero a sus espaldas marcha uno de los lobbys más influyentes de nuestro país, en muchas ocasiones dotado de hilo directo con La Moncloa.

¿De verdad quieren ustedes que se cierren webs sin necesidad de que lo diga un juez?

No, sólo queremos que se cierren webs que están haciendo negocio a costa de obras sin el permiso de sus autores, es decir, webs que ganan importantes cantidades de dinero con el trabajo de otros y que además están impidiendo que en España se desarrolle el sector de la distribución online.

¿Quién va a invertir para que exista una oferta atractiva de contenidos legales y de calidad, si tiene que competir con quienes viven de obras robadas? Y si el cierre de estas webs lo tiene que decidir un juez, pues que lo haga, pero rápido. Hoy se tarda un día en abrir un supermercado de la piratería y cuatro años en cerrarlo. Nos gustará más o menos, pero los derechos de los autores hay que protegerlos, tambien en Internet.

Su organización defiende los intereses de la SGAE y otras entidades similares, ¿Qué tal lo lleva? ¿Se le hace duro?

Al contario, me siento muy orgulloso. La SGAE hace un papel extraordinario en este país. Recauda, y eso no gusta a nadie, pero gracias a que los derechos de autor existen, y a las entidades que los recauda, los creadores han dejado de ser asalariados al servicio de los más poderosos, como ha ocurrido a lo largo de casi toda nuestra historia.

Dicho esto, las entidades de gestión deben avanzar y liderar cambios, y el cambio más importante de las últimas décadas es internet. Internet es la mayor oportunidad que jamás han tenido los creadores para que sus obras sean conocidas y disfrutadas por una población que nunca antes había tenido acceso a la cultura. Internet es un extraordinario medio de difusión, y también un gran mercado que la gestión colectiva de los derechos de autor debe promover y aprovechar.

Me reconocerá que no tienen muy buena prensa. ¿A quién se le ocurrió lo de mandar detectives a las bodas para cobrar el diezmo?

Nadie cobra diezmos, es una simplificación burda. Y los episodios de los detectives, son eso, episodios sobre los que hay mucho interes en exagerar, entre otros motivos porque quienes los exageran saben que estan debilitando la imagen de las entidades de gestión y de paso mejoran sus posibilidades de negociación frente a ellas.

Seamos serios, nadie puede montar un negocio con obras sin el permiso de sus autores, y los organizadores de convenciones y bodas son negocios y no se les ocurre servir bebidas sin haberlas comprado antes. ¿Por qué entonces pueden ofrecer y cobrar por un servcio de música creada por otros autores sin el correspondiente derecho de difusión pública? ¿La bedida sí, la música no? Me suena muy conservador todo este debate.

Y como ves, no me supone ningun esfuerzo defender el derecho de los autores a participar de los beneficios que sus obras generan en multitud de negocios.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=l8NEe6_0pfI[/youtube]

Arriba, un vídeo lanzado por La Coalición para llamar la atención sobre el negocio de las webs de descargas ilegales y el daño que, según sus datos, provoca en la industria cultural.


La Ministra Sinde recibió a los representantes de los internautas, en una acción tan rápida como caótica. ¿Va usted a menudo al Ministerio de Cultura?

Pues caótica o no, fue la primera vez que un Ministro del Gobierno de España se reunió con los internautas. Ójala todos los representantes públicos recibieran a los sectores que se sienten afectados con tanta rapidez. Y yo no voy mucho por el Ministerio de Cultura. Las entidades culturales espero que sí; es lo que deben hacer.

¿Y por Moncloa? ¿Se deja caer?

Me encanta la Moncloa, esos paseos por los jardines... pero tienen que mejorar la cafetería.

He estado preguntando por ahí, y lo que me dicen es que usted dirige un lobby con un poder impresionante.

Y yo sin saberlo... pero supongo que será una broma ¿no? ¿Cuál es la facturación del sector de las operadoras de telecomunicaciones? ¿Y de las empresas TICs? Comparar sus cifras de negocio y su capacidad de influencia con el mundo de la cultura es un tanto ridículo. Toda la facturación de la industria cultural apenas llega al IVA que pagan las operadoras.

Bueno, pero terminó siendo usted uno de los personajes del año pasado según El País Semanal, algo habrá hecho...

Le agradezco mucho a El País ese reconocimiento, hay mucha gente que lo merece más que yo.

¿Qué le parece el famoso #manifiesto?

¿Cuál de todos? Yo conozco al menos cinco. Y todos me parecen... ¿Antiguos? Siempre la misma cantinela. Muchos confunden la libertad de la red con la barra libre. No me gusta el discurso okupa ni en el mundo físico ni en el digital. Yo soy una persona de izquierdas y sé muy bien que no hay libertad cuando se amparan abusos.

Esto no me lo negará: Lo de vender CDs y películas en soporte físico tiene menos futuro que los vídeos Beta. Algo tendrá que hacer la industria para adaptarse a los tiempos en que vivimos.

Sí claro, pero si es así o no, que lo decida el mercado, es decir, los consumidores. Que elijan libremente entre todas las opciones; las nuevas, las viejas, u otras, pero todas legales. Lo que no vale es que tú hagas negocio con mi música y encima me digas que estoy anticuado. Perdona guapo, eso es un robo. Porque de esto va la cosa. No va de intercambio entre particulares como nos quieren hacer creer.

En España hay 18 millones de internautas acostumbrados a consumir música y las discográficas, y las distribuidoras de cine tambien, quieren competir entre ellas para ofrecerles los mejores modelos de negocio en la red y que elijan los consumidores. Pero no pueden, no pueden competir contra sus propias obras pirateadas, pues las discográficas, como las tiendas online, pagan sus impuestos y pagan a sus creadores, y sin embargo tienen que compartir la publicidad legal con tiendas que ofrecen sus obras sin pagar impuestos ni pagar a los creadores. Si esto ocurriera en el mundo físico no tendríamos mercado ni sociedad del bienestar, tendriamos subdesarrollo y siempre ganaría el más fuerte.

Supongo que a su perfil de Facebook le escribirá mucha gente.

Sí, pero todos son amigos...

¿Le sigue llamando la política?

Es una adicción de la cual uno nunca se cura.

13 Comments
  1. Yoryo says

    Lo material vs inmaterial, pequeña diferencia, una cosa se agota y la otra perdura después del uso.

  2. Pacotole says

    «Ójala todos los representantes públicos recibieran a los sectores que se sienten afectados con tanta rapidez.» Eso si por recibir entendemos invitarlos el día antes para que vaya el que pueda sin poder preparar nada, hacerse la foto y a los 15 minutos largarse la ministra porque tenía un acto en otro sitio…
    A mi sólo me parece publicidad, además de la engañosa.

  3. Prohibir es ridículo says

    Otros confunden sus propios intereses, sus sueldos astronómicos y su cartera llena con los derechos y la protección a los autores y creadores.
    ¿!Qué justifica el sueldo de Teddy Bautista, a costa de esos autores que dice defender?

    Nada de nada, su propia ausencia creativa desde hace años, es lo que le ha llevado a convertir a la SGAE en los más odiado por delante de la Agencia Tributaria, mero organo recaudador que en nada se interesa por los jovenes autores y creadores, ni porque las ciudades españolas tengan locales dignos para que actúe todo el mundo y no solamente los sobrevalorados y megapublicitados por intereses comerciales que nada tienen que ver con el arte, la creación y el autor.
    !Menos recaudar y más cancha par la música en directo TEddy que de comisario politicdo del PCE te has convertido en un triste neocapitalista al estilo chino!!hacerse rico explotando obreros no es benerable!

  4. Req says

    Claro, thepiratebay , solo entrar ya ves la cantidad de publicidad que tienen, y además te piden registro para vender tus datos luego… Oh wait!

  5. la SGAE organo recaudador lamentable says

    REsulta terrible ver como la SGAE despide a sus trabajadores por pura persecución sindical por ser afiliados a la CNT, y en cambio no se preocupe por mantener ni en Madrid ni locales de ensayo ni una sola sala en la que puedan actuar los jóvenes músicos que no tienen apoyo de nadie.
    Para defendere a los músicos ricos en perjuicio de los nuevos valores, no merece la pena los millones que despilfarra la SAGE en edificios mastodónticos como el de Bohadilla.

  6. jolines ¿no? says

    Interesante entrevista, Ion Antolín. ¿Tendrá esto algo que ver con la petición de Obama de que el Gobierno RZ ponga coto a los desmanes de internet?

  7. yoquevoy says

    «No va de intercambio entre particulares como nos quieren hacer creer»

    El problema es que sí va de eso, y de cómo, justificándose en los escasos casos donde hay beneficio económico, nos quieren cortar el derecho conquistado de copia privada.

    Nunca hubo tanta información en manos de tantos, y esto es lo que se quiere limitar.

  8. YoQuieroCultura says

    No sé vosotros, pero yo quiero vivir en un país en el que se cuide la cultura, en el que los creadores de cultura vean compensado su esfuerzo. Quiero que en mi país haya músicos, escritores y artistas que tengan la suficiente estabilidad como para poder vivir de su trabajo. Y, por favor, olvidemos ese absurdo argumento de “si quieren trabajar que hagan conciertos”: la creación musical no se reduce, ni mucho menos, al cantante o banda que actúa en giras; hablamos de autores, adaptadores, arreglistas, y un largo etcétera, que quieren vivir de su trabajo. Como vosotros y como yo. Y la labor de las entidades de gestión (SGAE es una de las OCHO existentes en España) no es otra que proporcionar a sus socios esta estabilidad a través de esa recaudación que tanto se critica, aun estando regulada por la ley.

    Yo me pregunto: si la cultura se regala en internet y los creadores no cobran por su trabajo, ¿hacia dónde vamos? ¿por qué idolatramos a los jugadores de fútbol pagando altas cantidades por los productos que promocionan (para los más “alternativos” cámbiese el ejemplo por las zapatillas Converse All Star, y para los amantes d las maquinitas por PlayStationDeÚltimaGeneración…) y menospreciamos la cultura hasta el punto de no querer pagar menos de un euro por una canción que nos gusta en iTunes? ¿Por qué sí debemos tener derecho a cultura gratis y no a comida o vivienda gratis?

    Yo también pienso que los argumentos del manifiesto por la cultura libre son simples. Y aquellos que se han denominado como «internautas a favor de la libertad», también conforman un importante lobby en España con importantes intereses, no lo olvidemos.

  9. tatin says

    Pertenezco a una generación que cuando nacimos no teníamos televisión en casa y el teléfono era un lujo, las radios no tenia FM y funcionaban con válvulas de vacío, he asistido en directo al nacimiento del casete, de la www, del móvil, del MP3… y mi intención es seguir usándolos. Espero no tener que asistir a la defunción de la cultura, opino que la forma de limitar el intercambio actualmente equivale a prohibir las imprentas en su tiempo aduciendo que dejaría en el paro a los monjes que copiaban libros. Pienso que en el fondo del enfrentamiento entre la industria y los mal llamados piratas subyace una cuestión mucho más profunda: ¿Realmente le interesa a las multinacionales que exista un canal de comunicación absolutamente libre y que escape a su control?
    Creo por lo pronto que a las farmacéuticas la WWW les ha salido díscola con el video de la Monja-Bulo y que se distribuyo libremente en el YouTube. Las discográficas, las editoriales y los políticos también recelan de la red. Internet esta removiendo demasiadas cosas y conciencias para lo que el gran capital y sus gerentes están dispuestos a tolerar en su cuenta de beneficios.
    ¿Cuál es el fin de castigar tan contundentemente como se pretende a una persona por oír o ver una canción o una película? ¿O un libro? ¿Que se pretende con estos castigos donde la tutela judicial es minima, cuando no inexistente? Podria responderles, pero me parece que no es necesario. Todos ustedes saben hasta donde son capaces de llegar ciertos individuos y sociedades por no perder su parcela de poder y su negocio.

Leave A Reply

Your email address will not be published.