Joan Navarro deja su cargo en La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos

El ya ex-director de La Coalición, Joan Navarro.

El hasta ahora Director de La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, Joan Navarro, ha dejado su cargo en la entidad para "comenzar una nueva etapa profesional el próximo mes de Abril", según declaro en una conversación mantenida con cuartopoder. Navarro, que ha permanecido en el puesto durante algo más de año y medio, confesó que "se acaba una etapa, y en la siguiente ya no seré necesario", refiriéndose a la reciente aprobación por el Consejo de Ministros del Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible, en el que muchos ven el  fruto de su gestión en la inclusión de la polémica Disposición Final Primera para defender la propiedad intelectual en la Red. Con toda probabilidad será sustituido en el cargo por un miembro de su equipo actual.

"Me siento orgulloso del trabajo realizado", afirmó, haciéndo especial hincapié en las circunstancias de su llegada a La Coalición. En aquel momento la estrategia de la industria cultural pasaba por penalizar al usuario individual que se descargaba contenido protegido, en una posición similar a la de Francia, y en estos momentos se puede hablar de un "modelo español, de izquierdas, que penaliza el abuso" en la distribución con ánimo de lucro sin respetar los derechos de propiedad intelectual.

Publicidad

Navarro también quiso dejar claro que ahora la industria cultural española está mucho más abierta a recuperar el terreno perdido para distribuir sus contenidos en Internet, apostando por nuevos formatos, y con una postura de predisposición al diálogo.

La presentación del Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible el pasado mes de diciembre provocó una verdadera revuelta de internautas que obligó a José Luis Rodríguez Zapatero a intervenir en la polémica y al Gobierno a introducir cambios en el texto para dejar en manos de los jueces el cierre definitivo de cualquier web, poniendo por delante la garantía del respeto a la libertad de expresión. Comienza ahora su tramitación parlamentaria, en la que el PSOE necesitará el apoyo de otros partidos para aprobar definitivamente la ley.