La estrategia del miedo para apagar Internet

3
El Senador Demócrata independiente Joe Lieberman, uno de los impulsores del proyecto de ley.

Hace algunos años pudimos comprobar como las guerras tradicionales están cediendo el paso a los ataques a través de la Red. Fue en Estonia, donde uno de estos incidentes estuvo a punto de echar abajo hasta los cajeros automáticos del país. El llamado ciberterrorismo es bastante más barato que los tanques y aviones necesarios para enviar a la edad de piedra a cualquier país enemigo. Con todo lo necesario, Internet puede convertirse en el campo de batalla ideal para el hostigamiento entre estados, además de un nuevo frente para los terroristas. El hecho de que sea una amenaza objetiva sólo debería llevarnos a pensar que debemos mejorar la seguridad en este ámbito, dándole la importancia que merece en la estrategia de defensa nacional.

En Estados Unidos, un lugar muy dado al exceso legislativo, han encontrado la solución perfecta a la amenaza: tirar del enchufe. El Senado de los USA debate una ley que dará poder absoluto al Presidente para restringir el acceso a Internet en caso de amenaza que ponga en peligro la seguridad del país. Barack Obama, o su sucesor en el futuro, dispondría de otro botón en su maletín, además del nuclear, que le permitiría apagar la Red, obligando a las empresas prestadoras de servicios o buscadores a cumplir con las órdenes dadas bajo la amenaza de sanciones. Es obvio decir que cualquier acción que se tomase en la primera potencia del mundo sobre el acceso a Internet, tendría consecuencias inmediatas en el tráfico de datos mundial. Pero no se está discutiendo esta medida preventiva en Naciones Unidas, sino que es, again, Estados Unidos, quien va por libre sin tener en cuenta las consecuencias a terceros que tienen sus decisiones.

Lo que se discute en el Senado tiene toda la pinta de ser una grave amenaza contra los derechos civiles. Liquidar la libertad de expresión sobre la base de las supuestas amenazas inminentes descubiertas por las agencias de inteligencia al servicio del gobierno. Lograr, más que el poder, el control absoluto. En las situaciones de emergencia, los ciudadanos necesitan y reivindican información. En este país sabemos algo de eso. La verdad se abre paso, y los que mienten al pueblo acaban siendo juzgados por la historia. Siempre.  Algunos grupos de presión como TechAmerica ya están mostrando su preocupación por el uso que pueda darle el máximo mandatario a tanto poder. El proyecto de ley, denominado Protecting Cyberspace as a National Asset Act (PCNAA), que valoran los senadores, es el fracaso de los responsables de garantizar la seguridad. Tanto como asumir que es imposible, y probablemente haya que recurrir al apagón para vivir tranquilos. Se trata, otra vez, de la estrategia del miedo, gracias a la cual todo está permitido mientras se haga en aras de la seguridad. Un paso atrás. Una amenaza. Una vez más.


loading...

3 Comments
  1. Isidoro says

    De Estados Unidos da igual que esté Obama o Bush, no llega nada bueno compañeros.

Leave A Reply

Your email address will not be published.