Cuba: el paraíso del pueblo sin Internet

5
Imagen de la web Jaiku.com, cuando se intenta acceder desde Cuba / Generación Y

Todos los hijos que se le atribuyen a Fidel Castro pueden irse preparando. Si Cuba decide seguir los pasos de Corea del Norte, el edén comunista se convertirá dentro de poco en una monarquía floreciente, de aquellas que la revolución francesa se encargó de fulminar por la vía rápida de la guillotina. La regencia del hermano Raúl tocará a su fin, y un descendiente directo del último revolucionario ascenderá al poder supremo de la isla. Dentro de las anacrónicas estructuras del aparato gobernante cubano puede que nada cambie, y es seguro que tampoco lo hará para una población que entre patria o muerte comienza a ver lo segundo como una salida digna a su desdicha.

Ejemplos en varios órdenes de la vida hay de sobra para ilustrar la decadencia de Cuba. El que nos ocupa hoy es el casi inexistente uso de Internet en la isla. No es de extrañar. Los pocos bloggers que se atreven a escribir en sus bitácoras, en un ejercicio de artesanía telemática, sufren en muchas ocasiones las consecuencias a manos de los matones al servicio de la revolución. Pasear en la parte de atrás de coches amarillos de fabricación china, mientras uno de esos sujetos te maltrata las costillas, es una experiencia poco gratificante.

Publicidad

La Oficina Nacional de Estadísticas cubana ha hecho público un informe en el que asegura que sólo un 2,9% de la población del país se conectó a Internet el año pasado. El 5,8% usaron el correo electrónico. Son datos de un organismo oficial, por lo que podemos hacernos a la idea de que la situación real es mucho más preocupante. El 31,4% de los encuestados declaró haberse puesto delante de un ordenador en el último año, principalmente debido a que los aparatos se encuentran instalados en centros de estudio o lugares de trabajo, por lo que la mayoría de usuarios son estudiantes, académicos o funcionarios.

Reporteros sin Fronteras ya denunciaba esta situación en un informe del año 2004. "El régimen cubano intenta mantener a sus ciudadanos al margen de la Red. La compra de material informático se encuentra estrictamente regulada, el acceso a Internet controlado y las comunicaciones electrónicas estrechamente vigiladas", decía el texto sobre una situación que no ha mejorado desde entonces. Siguen existiendo filtros para que la población no pueda acceder a determinadas páginas creadas por la oposición política al régimen de los Castro. Cubaencuentro, Cubanet y DesdeCuba son sólo algunas de ellas. "Un listado de proxys me ayuda con las páginas censuradas y la portada de Generación Y la veré desde un servidor anónimo, puente hacia sitios prohibidos", afirma la blogger cubana Yoani Sánchez en su bitácora, una de las más leídas del mundo. Reporteros Sin Fronteras aseguraba este mismo año tener sospechas de que el gobierno cubano está en connivencia con piratas informáticos para boicotear las webs críticas alojadas en servidores extranjeros. Pero no sólo desde el interior de la isla se censura. También algunas empresas cortan sus servicios para no ofrecérselos a los cubanos, argumentando el bloqueo norteamericano. Doble frustración para los valientes que se aventuran a navegar por un océano todavía más hostil que el que les separa de Miami.

La brecha digital es un abismo en Cuba, bastante más peligroso que ese embargo imperialista que la población cubana sufre gracias a Estados Unidos. Internet es un sueño para millones de personas, cuyo ejercicio de liberación tecnológica consiste en tratar de sintonizar las emisoras de radio que emiten desde el exterior haciendo uso de receptores modificados para impedirlo, además de las omnipresentes interferencias generadas para silenciarlas. Es la revolución digital cubana. La que debería haber continuado la comenzada en Sierra Maestra, pero que probablemente terminará con ella.

5 Comments
  1. Miriam1 says

    Por qué no se explica que no tienen conexión de banda ancha, que deben conectarse a través de satélite porque USA les impide acceder al cable de fibra óptica. En esa situación es normal que se establezcan prioridades de uso, cuando llegue el cable desde venezuela ya veremos lo que ocurre. De momento la experiencia que se tiene cuando uno se conecta, pagando y mucho, a Internet en Cuba es la desesperación por la lentitud.

  2. la otra verdad says

    Por qué no se explica que no tienen conexión de banda ancha, que deben conectarse a través de satélite, porque NO HAN QUERIDO aceptar las propuestas de compan~ías de USA, tras ley aprobada por el Congreso de USA, de conectarse a Internet por otras vías????????? Es más, ni se han pronunciado al respecto!!
    Cuando llegue el cable desde Venezuela ya se sabe lo que pasará porque el mismo gobierno lo ha anunciado: nada de Internet para todo el mundo ni ocho cuartos, la censura seguirá y se le dará acceso a más y más personas, con recursos del Estado recaudados cobrando a precios excesivos la hora de acceso, para que éstas continuen lo que ha hecho el Ministerio del Interior y la Seguridad del Estado hasta el momento: seguir propagando el discurso oficialista, censurando, acosando y haciéndoles la vida imposible a todo aquel que piense diferente.
    Vivir para ver…

  3. Victor says

    Aquí se demuestra la falta de interés de quien es ==>>
    http://www.kaosenlared.net/noticia/internet-satelital-cuba-problema-negocio

  4. Ramon says

    La única empresa que oferta servicios de internet es ENET y tiene prohibido darle acceso a internet a los cubanos, para los incrédulos aquí está la web oficial de la empresa Cubana.
    http://www.enet.cu/sitio/marco_regulatorio.aspx

Leave A Reply

Your email address will not be published.