Más de la mitad de los universitarios españoles no tiene interés en la política

2
Un momento de la presentación del estudio, en la que participaron el periodista Ignacio Escolar, César Ramos (PSOE) y Santiago Cervera (PP) / UCJC

Un estudio realizado por la Universidad Camilo José Cela revela que más de la mitad de los universitarios españoles no tiene interés en la política de nuestro país, y sólo un 5,3% de ellos está afiliado a algún partido político. Además, la desafección con las formaciones tradicionales es muy alta, ya que un 37,3% de los encuestados no se siente representado por ninguna de ellas. Son algunas de las conclusiones del estudio "Universitarios y Política 2.0", dirigido por el profesor Adolfo Álvaro y el Vicerrector de Investigación de la UCJC, Adolfo Sánchez Burón, entre una muestra de casi 700 estudiantes de universidades públicas y privadas, que también revela que algo más del 32% de los encuestados tienen un blog personal. En lo que se refiere a la sintonía política, un 25% dicen ser más afines al Partido Popular, cinco puntos por encima de los que se sienten más cercanos al PSOE. Izquierda Unida sería la opción elegida por el 6,7%, y Unión Progreso y Democracia aparece en el escenario universitario con un 1,9%.

En las conclusiones del estudio también se recoge que los universitarios de nuestro país "manifiestan escaso interés" por las webs y blogs de políticos y partidos, ya que sólo el 30% visita este tipo de páginas, "y escasamente el 4% ha visitado el blog de algún político". Entre los que se han dejado caer alguna vez por las sedes virtuales de los partidos, un 30% declaran que "no les ha servido para nada". A pesar de todo, hay datos que invitan al optimismo. Un 68% por ciento considera que la Red es una eficaz herramienta para disponer de mayor información sobre política, y un 40% cree que Internet está permitiendo a los ciudadanos organizarse al margen de las estructuras habituales de participación. A pesar de todo, la mayoría opina que los políticos sólo se acercan a Internet "para hacer propaganda y pedir el voto".

El estudio prestó especial atención a la protesta contra la Ley de Economía Sostenible, más conocida como "ley Sinde". En este caso, los resultados puede calificarse de espectaculares, ya que un 80% de los universitarios españoles considera que las movilizaciones nacidas en la Red fueron un éxito, y un 69% que el gobierno se vio obligado a hacer cambios en el texto original por la presión de los internautas. Más de tres cuartas partes de los participantes en la encuesta opina que esta respuesta a la iniciativa del ejecutivo demostró "la importancia de Internet para influir en las decisiones políticas".

El 90% de nuestros universitarios utiliza las redes sociales, y a medida que aumenta su edad consideran que Internet es un adecuado canal de comunicación entre los gobiernos y ciudadanos. Con este escenario, no parece difícil decidir la senda a seguir por los responsables públicos a la hora de facilitar esta comunicación entre gobernantes y gobernados. La democracia, el menos malo de los sistemas conocidos, debe renovarse cada cierto tiempo para dar respuesta a las demandas de un mundo en constante cambio. El modelo de visita a las urnas cada cuatro años para no volver a saber de nuestros representantes hasta la próxima campaña electoral está en sus estertores previos al óbito. Lo que en su día fue una moda, se ha convertido en obligación. Mantener un blog, la presencia en redes sociales y el suministro de información a los ciudanos a través de estos canales es algo que ningún político puede dejar de lado. Si además el diálogo se produce, y las herramientas se utilizan en toda su dimensión, es muy probable que los peores resultados de este estudio vayan cambiando con el tiempo, y la política deje de ser un problema para volver a convertirse en generadora de soluciones.

Leave A Reply

Your email address will not be published.