La utópica neutralidad de la Red

22

(Actualización)

La Red dejó de ser neutral el mismo día que se comenzó a hacer negocio a través de ella. Lo demás es literatura. Ahora todos quieren su pedazo del pastel, y todos tienen su parte de razón. Nadie puede pedirle a las operadoras, que mantienen el cable y torean nuestas constantes quejas con sus propios recursos económicos, que cedan su infraestructura para que grandes empresas ganen importantes cantidades de dinero. Ya no hablamos de los dos chicos en un garaje, imaginando el sueño americano rodeados de ordenadores e ilusión. A esos debemos protegerlos, y se hará. Lo que aquí se cuece son las estrategias de compañías que cotizan en bolsa, y cuyos intereses están chocando de manera lógica. Sólo era cuestión de tiempo que  el crecimiento de la industria relacionada con Internet, su mayoría de edad, trajese consigo una batalla en la que sólo pelean Goliaths.

[youtube width="608" height="300"]http://www.youtube.com/watch?v=cJq3Jhu2I4c&feature=related[/youtube]

Publicidad

Vídeo: César Alierta, Presidente de Telefónica, habla en Bilbao sobre la neutralidad de la Red (Febrero de 2010)

Mientras el caudal de datos que circula por la Red aumenta cada día gracias a la proliferación de servicios, son las operadoras las que asumen los costes para que toda esa información fluya sin detenerse. Por supuesto que no lo hacen bien en muchas ocasiones. Claro que es muy caro para el usuario, al menos en nuestro país. Pero asumen toda la inversión cobrándonos a los pobres internautas una conexión a precio de oro, mientras verdaderos gigantes económicos no ven influido su oasis financiero por la utilización de unas infraestructuras que todavía tienen en su cobre mucho dinero público.

Invocar la neutralidad de la Red como un sancta sanctorum inviolable es tanto como predicar el amor libre, en unos tiempos en los que el dinero lo pudre todo al igual que el viento erosiona la piedra. Algo más rápido trabaja el parné, es verdad. Lo que debe preocuparnos es la protección de los pequeños negocios. Esos emprendedores que comienzan a hacer camino y crear riqueza desde la nada, practicamente sin ayudas públicas y poniendo todo de su parte para labrarse un futuro. Ya no están en garajes, pero la esencia de su trabajo sigue siendo la misma. Este país necesita mucha gente así. Ahora bien, esa defensa no debería cegarnos los ojos ante aquellos que enarbolan la neutralidad de la Red como una fórmula más para seguir con una cuenta de resultados, ya no saneada, sino con una salud de hierro. Operadoras y aquellos que hacen grandes negocios en la Red deberán llegar a un acuerdo, y los que deben salir beneficiados del trato son los usuarios. Vigilantes deberán estar los gobiernos sobre esas conversaciones. Si malo es que ahora estén a la greña, más preocupante es un escenario de entendimiento en el que los paganos vuelvan a ser aquellos que abonan sus buenos euros por conexiones que no valen ni el cable coaxial que las soporta. Defendamos con uñas y dientes las utopías para aquellos que las merecen y necesitan. Los demás, los que pueden, que paguen.

[El Senado ha rechazado hoy miércoles, 17 de noviembre, por 121 votos en contra y 116 a favor, una moción del Partido Popular en la que se pedía al Gobierno que garantizase la neutralidad de la Red. La propuesta de los populares señalaba directamente a las operadoras para que no violen ese principio. Con toda probabilidad, la semana que viene se votará un texto similar, aunque esta vez a propuesta de los socialistas. El debate se ha centrado principalmente en cuestiones de forma, por lo que es probable que la iniciativa del PSOE sea aprobada dentro de siete días].

22 Comments
  1. josemaria says

    No lo tengo tan claro, Ion. Se trata de algo tan ridículo como pretender que la compañía eléctrica le exija a a SONY un porcentaje de lo que gana vendiendo televisores porque sin su red de suministro no sería un negocio posible. Las telecomunicaciones son una cosa y los servicios que se usan con ella son otras. Los proovedores de internet imponen el precio que creen justo y conveniente por su conexión, nosotros los usuarios lo pagamos y como se use es algo que no debería de importarle a nadie mientras que no sea delictivo.

    Podríamos hablar, tal vez, de un reparto del coste entre proveedores y consumidores de servicios pero nunca de lo que pretende telefónica que, además, suena demasiado a envidia y rencor contra alguien que gana dinero con un negocio que a ella se le ha escapado muchas veces de entre los dedos. Tal vez si hubiera invertido el dinero que ha malgastado en lycos, terra, tuenti, etc en infraestructura podría ofrecer ahora un servicio mejor y más rentable.

    P.D.: ¿cable coaxial?¿en que año vives? 😛

  2. Javier Yohn says

    No tiene ningún sentido lo que dices, lo siento. A las operadoras ya se les paga por un servicio: darnos acceso a la Red. En España, en concreto, se les paga mucho y sus prestaciones dejan mucho que desear, por no hablar de la atención al cliente.

    Las operadoras nos dejan entrar en Internet, pero lo que no es de recibo es que encima cobren por lo que hagamos (yo, como usuario, o una empresa) dentro de Internet.
    El quid de todos estos movimientos es la televisión vía Internet. Porque, dentro de nada, la televisión ya no se verá vía TDT, no, será a través de Internet. Y es un pastel tan grande como complicado de repartir (porque habrá cientos, miles de canales amateurs que entrarán en competencia con los canales de las operadoras). Controlar el acceso será la única manera de intentar recibir alguna migaja.

    Lo peor de todo es que en realidad es lo de siempre: ponerle puertas al campo.

    Un saludo.

  3. Ricardo Salaya says

    Creo que olvidas que la razón por la que las operadoras tienen el negocio es la existencia de contenidos que le dan sentido.
    Si no existieran Google, Facebook, etc, Internet sería una mercancía muy poco atractiva para la inmensa mayoría de los usuarios, y las redes tendrían que mantenerse apenas con los pagos de las empresas por servicios de correo electrónico y poco mas.

  4. Ivan says

    Lo primero, la actitud que muestra el Sr.Alierta me parece de una prepotencia inaceptable, teniendo en cuenta la categoría de la corporación que representa. Es un mal ejemplo.
    Si no fuera por los servicios que crearon esos garajeros californianos, su adsl no valdría un pimiento. Estaríamos todavía haciendo búsquedas en Lycos, que cerró (pagaron 9.768 mill € y lo vendieron por un 0.28% de su valor), buscando productos en Terra (devaluada un 55% en 2003), o relacionándonos en Keteke (se cerró habiendo invertido 10 mill €). Así sería lógico esperar un poco más de humildad por su parte. En servicios te han ganado y ya está.
    También creo que el debate se frivoliza, por que no se muestran las cifras ¿Acaso los ISPs no cobran a esos «goliaths» por el ancho de banda? ¿Quién costea el aumento de trafico mundial? ¿Sólo ellas?
    Pusieron la carretera con el dinero de todos y se sentaron a cobrar. Si quieren competir, que se levanten y creen servicios.
    PD: Jose María, cable coaxial es lo que tienen hoy en día en sus hogares todos los usuarios de ONO. La fibra óptica sólo llega a los «nodos» de las ciudades, no a los hogares.

  5. Ion Antolín says

    Ya, no me decís nada nuevo. La mayoría de cosas las comento en el artículo. Sigo pensando en que si los que obtienen beneficios llegan a un acuerdo, la Red mejorará, será más rápida y barata, beneficiando a los usuarios, que son los que importan.

    jeje, por cierto, en algunos sitios todavía tiran coaxial 😉

  6. Carlos Alonso says

    Hola,

    Creo que el artículo parte de una suposición errónea, y es hacer suyos los argumentos de Alierta, falaces y parciales:

    «Ellos tienen los costes de la infraestructura y hacen las inversiones.»

    ¿Perdón? ¿Es que acaso Google no paga factura por su (ingente) tráfico de datos? ¿Es que acaso Youtube tiene conexión gratis? Las operadoras ya cobran a los proveedores de servicios por el acceso a internet.

    El problema es cuando estas mismas operadoras de infraestructuras quieren su parte del mercado de los contenidos. Entonces la tentación es muy grande: Yo soy Telefónica y poseo Tuenti. ¿Por qué no exigir a mi competencia, Facebook, más dinero para llegar en igualdad de condiciones a mis usuarios? Además tengo un servicio de TV por IP, así que voy a hablar con Youtube, y ya que estoy voy a capar todo el tráfico P2P, da igual para qué se use, y eso de Skype, ¿VoIP gratis? de eso nada… etc.

    Si la neutralidad de la red no se proteje, acabaremos con servicios compartimentalizados: contrata Orange para tener Youtube y servicios de Google, Telefónica para Tuenti, Vodafone para acceder a Facebook, etc.

    Lo que quieren, al fin, es que internet sea otra TV: http://internetnoseraotratv.net/

    Por cierto, la neutralidad de la red se basa en un principio muy sencillo: que todo el tráfico de internet sea tratado de la misma manera. El hecho de que haya negocio o no (ha habido negocio desde hace 20 años) no influye en este principio básico: https://secure.wikimedia.org/wikipedia/en/wiki/Network_neutrality#Definitions_of_network_neutrality

  7. Ivan says

    Yo no comento para decirte nada nuevo, sino para aportar mi punto de vista, y que otros usuarios puedan leerlo.
    Y no se trata solo de «lo que comentas en el artículo», sino de la opinión que das: «Nadie puede pedirle a las operadoras, (…)que cedan su infraestructura para que grandes empresas ganen importantes cantidades de dinero». Yo no estoy de acuerdo con eso, las operadoras no «ceden» nada, no son ONGs, cobran a esas empresas por el ancho de banda como a todo hijo de vecino. Yo opino que se han quedado atrás, y ahora se quejan. Y lo que tienen que hacer los gobiernos, es proteger la libre competencia, y garantizar los servicios.

  8. Ion Antolín says

    Cobrar por el ancho de banda viene a ser lo mismo que un peaje. Aquí hablamos de la infraestructura necesaria para la distribución de contenidos. Hablamos del camión. No es como enchufar la televisión, y Sony no tiene que pagar a las eléctricas. A la puerta que llaman los fabricantes de televisiones o batidoras es la Carrefour, Mediamarkt… distribución, un coste cero para, como digo en el artículo, empresas que ya cotizan en bolsa. Me parece mucho más progresista que todos paguen, y los beneficios de eso vayan a un mejor servicio para los usuarios, no al revés, como ocurre ahora.

  9. Perri says

    Cabe insistir, una vez más, en que las operadoras no son ningún tipo de ong. Siguiendo con el símil de la autopista, es como si pretendieran los dueños que la señora del peaje se pusiera a mirar que lleva cada vehículo, puesto que sería injustísimo que alguien se lucrara llevando relojes suizos o jamones de jabugo por su autopista, sin que ellos recibieran nada. En el caso del señor alierta, tiene la desfachatez de hablar del coste de unas infraestructuras que fueron puestas por el estado con el coste y el riesgo público, y con las que él y compañía se están lucrando, en este caso sí que sin pagar el coste real de lo que tienen. Pero no se preocupen ustedes, que si un día telefónica tuviera pérdidas, ya saben quién las pagará.

    También debemos recordar que, cuando se habla del «creciente volumen de datos» estamos sujetos a una cierta estafa: los operadores nos cobran en los contratos por anchos de banda que no ofrecen, y cuando el tráfico de una línea se comienza a acercar a la capacidad máxima (la que se da, ni siquiera la realmente contratada muchas veces) entonces nos hablan de cómo los usuarios «saturan la red». Que viene a ser como el que tiene una suscripción a un periódico, pero un día que todo el mundo lo compra no se lo dan.

    En general, las compañías de telecomunicaciones en muchos países disfrutan viviendo en el límite de lo legal, pero en españa están totalmente fuera de ese límite, y encima proponiendo memeces como esta con la connivencia del ministro del ramo. Propuestas, en definitiva, no sólo para criar otra televisión, sino para instaurar la censura en la red, y a la larga, para cortar de raíz todo el progreso social que ha posibilitado la red. Las herramientas de cotilleo y apareamiento, seguramente, no tienen nada que temer.

    Y una cosa es segura, porque ya lo hemos visto muchas veces. Cuando a una empresa de este tipo se le da la mano, no mejora el servicio. Simplemente te roba el anillo y la cartera y sigue quejándose. Los mismos que andaban dando discursos hipócritas sobre el libre mercado cuando querían privatizaciones, son los peores enemigos de la libre competencia.

  10. sam says

    Antolín Antolín los problemas que ta da defender a Telefonin…..

    Ave César

  11. Ion Antolín says

    ¿Problemas? Si lees el artículo, lo que defiendo es que paguen todos, y mucho. Y que de eso se beneficien los usuarios con conexiones mejores y más baratas. Dime si hay algo más progresista, y desde cuando el café para todos, independientemente de lo que facturen, lo fue.

  12. Carlos says

    Pero es que no hay café para todos, eso es una falacia. Google paga en función del ancho de banda que consume, igual que yo.

    Además, ¿no ves un problema en el hecho de que las empresas que gestionan el canal, compitan también en contenidos?

    Romper la neutralidad de la red abre la puerta a básicamente dos peligros:

    – Inspección de paquetes y problemas de privacidad (profiling, vigilancia masiva).
    – Discriminación de tráfico en función de intereses comerciales o políticos.

  13. ketari says

    Te olvidas Ion de que proveedores de contenidos somos todos los que tenemos un Blog, tengo que pagar más por tener mi Blog, ya pago mi hosting con su correspondiente ancho de banda y pago mi acceso a Internet.

    No es de recibo que una empresa como Telefónica que sigue con beneficios records quiera chupar de todos los lados.

    Olvídate, el pagano no será Google, Facebook, … a esos les importa poco pagar más para asegurarse se mejor tratados por las Telefónicas del mundo, los paganos serán los millones de Blogs, páginas de organizaciones sin ánimo de lucro y la gente que monta su sitio de Internet desde 0.

  14. Daniel Vásquez says

    Segun lo que dices, cada proveedor de contenidos estaría capado a priori a menos que llegue a un acuerdo con las operadoras(plural) de cada pais del mundo y les pague para que podamos acceder a ellos. Además de impracticable, justamente lo que provocaría es que los más pequeños tengan cero posibilidad de competir y que seamos salvajemente segmentados y por lo tanto, mejor ordeñados de lo que ya somos. No lo veo nada progresista y sobre todo no veo beneficio para nadie más que para las operadoras.

  15. ketari says

    Un comentario más yo pago más por tener Tfno+Internet que la factura de Gas, Electricidad y Agua junta, fíjate si les damos dinero para mejorar sus infraestructuras, pero claro es mejor ahorrarse eso y meterlo en el saco de los beneficios.

  16. migrad says

    Estimado Ion, la neutralidad de la red lo que permite, a nivel económico, es que las pequeñas empresas (pymes) puedan competir en igualdad de condiciones con las grandes, que sus servicios puedan ser accedidos por los usuarios sin ningún tipo de impedimento por parte de las operadoras.

    Todas las empresas de internet, grandes o pequeñas, tienen gastos: empleados, servidores, atención al cliente, etc. Uno de los gastos más importantes que tienen es el de la conexión a internet, solo que a diferencía del consumidor habitual el coste de esta conexión es bastante elevado.

    Es el cliente de las operadoras el que pide un servicio concreto (por ejemplo el email) a un servidor de la empresa donde tenga alojado su correo electrónico, por tanto es el cliente el que hace uso de la red por la que ha pagado un dinero mensual, no al revés, las empresas pueden tener contratada una conexión a internet y disponer de sus servicios en ella, pero sin la petición de un cliente de una operadora para hacer uso de esos servicios el servidor donde esté alojado ese servicio no hará uso de la red, aunque la operadora le cobrará a la empresa el ancho de banda que haya contratado.

    Por tanto es importantisimo que la neutralidad de la red esté protegida para crear un marco de protección, no para las empresas que ya están en la red (que también) sino para las pequeñas empresas que empiezan ahora a darse cuenta que con internet podrán acceder a un mercado muchisimo más grande del que jamás podrían imaginar con tan solo una página web y un servicio de calidad.

    Respecto a las infraestructuras de red que disponen ocurre algo muy curioso: Telefónica desde hace unos años está empeñada en utlizar los recursos económicos con los que cuenta para ampliar la red de telefonía móvil y poder así competir con Vodafone, que le estaba quitando bastantes clientes. Esto me parece estupendo para el libre mercado, que haya competencia, pero, además de que esa competencia no se está viendo repercutida en los precios al cliente final, Telefónica está utilizando los ingresos de las conexiones a internet para competir con Vodafone en telefonía móvil dejando a un lado la red de fibra con la que pretendía competir con ONO, es decir, Telefónica está invirtiendo en telefónia móvil y no en las infraestructuras de la red, con lo cual, llegará un momento en el que su red, obviamente, se colapse, pero no por culpa de otras empresas que quieren hacer negocio en internet, o por los usuarios que quieren ver el último capítulo de su serie favorita en HD (ojalá algún día tengamos un netflix en España). No. El probema será de Telefónica por no invertir en las infraestructuras de red el dinero correspondiente para que no colapse, igual que cuando se producen atascos de tráfico en nuestras carreteras y se construyen o bien, un carril más u otra carretera, o se mejora el transporte público, metro, tren, etc. al final en lo que se invierte es en la infraestructura de comunicación.

    Usted, no sin razón, podría argumentar que Telefónica ve que el futuro de las telecomunicaciones están en la mejora de la telefonía móvil y de ahí que inviertan tanto en su mejora y ampliación. Estoy de acuerdo. Pero también invierten porque pueden cobrar a sus clientes equis céntimos de euros por minuto si salen del portal de Movistar. La red telefonía móvil es una red privada y sales de ella pagas más. Y aquí es donde entra el futuro. Ya estamos en él. Los smartpohnes, los teléfonos inteligente, o como quiera llamarlos, han mostrado tanto a operadoras como clientes que la red de telefonía móvil no está preparada para internet. Una de las razones de esto es, que el ancho de banda de datos con el que cuenta una antena de telefonía móvil es muy inferior al de un cable de fibra óptica, de ahí el colapso que se produjo en New York cuando se lanzó el primer iPhone al mercado. La solución para solventar este problema está en conectar todas las antes de telefonía móvil a la red de redes a través de fibra óptica y redireccionando el tráfico de datos. La primera consecuencia de esto será que la red de telefonía móvil dejara de ser una red privada, para ser una red más conectada a internet, y por tanto ya no podrán cobrar unos céntimos más por cada minuto que estás fuera de su red. Siempre lo estarás.

    Por tanto, y para concluir, a las operadoras no les queda otra que invertir en fibra óptica les guste o no, por que es la tecnología que nos ofrece el mayor ancho de banda posible al precio más bajo posible y el más rápido de implantar para aumentar el ancho de banda disponible si fuera necesario.

    Un saludo

  17. untipocualquiera says

    «y torean nuestas constantes quejas con sus propios recursos económicos»
    si claro, como que no sacan buenos duros de los infames servicios de atencion al cliente, a golpe de 902.

  18. Prince says

    Eso por no mencionar que, en el lnjaeo e hipote9tico caso de que realmente fuera una cortina de humo, me cae que ha abierto nuevos horizontes de incompetencia y f1of1ez. En todos los casos se les atribuye una inteligencia casi sobrehumana e insidiosa a todas las conspiraciones. Con esto bien podredamos pensar que este episodio fue planeado y montado por la gente de intendencia de esas mismas innombrables organizaciones.Seguro que lo que sigue es una Marcha por el Orgullo Terrorista en algun lugar. Genuinamente veo a todas las organizaciones del estilo llamando a conferencias de prensa para deslindarse de algo tan lastimoso. Al Qaeda debe estar deprimido de pensar que ahora las primeras planas son ocupadas por amateurs tan inofensivos e improvisados.Pero la verdad, preferible que sea asi a tener que estar identificando cadaveres en plena terminal 1 del Aeropuerto. De eso dudo que nos rieramos tanto.Buen postSaludos

Leave A Reply

Your email address will not be published.