Rupert Murdoch se une a Facebook en su guerra contra Google

4
Infografía: www.allfacebook.com

La guerra abierta entre Google y Facebook por el control de la Red es ya una cruenta confrontación en la que pocos serán los neutrales, y pobres de ellos. La contienda por convertirse en el standard, la identidad digital que abrirá las puertas de múltiples servicios con un sólo click del ratón al utilizar los datos que ya hemos suministrado a Google o Facebook, se extiende a redes sociales que pese a contar con millones de usuarios son ahora mismo actores secundarios en la gran obra que protagonizan los dos gigantes en liza.

Myspace, la red social propiedad del magnate Rupert Murdoch a través de su empresa NewsCorp (uno de los holdings de medios de comunicación más grandes del mundo, del que es consejero el expresidente español José María Aznar), ha incorporado a su sistema la posibilidad de importar contenidos y datos que ya hemos compartido en Facebook previamente, de forma que ambas redes crean una nueva conexión para unir fuerzas.

El proceso es sencillo. En pocos pasos el usuario puede construir su perfil en Myspace con la información recuperada de su espacio en Facebook. Con el tiempo, también se incorporará el conocido botón “Me gusta”. Para el CEO de Myspace, Mike Jones, “esta nueva herramienta es una demostración de nuestra estrategia en el campo del entretenimiento social y en permitir un flujo de datos en tiempo real".  Una declaración necesaria, aunque se quede corta para describir la profundidad del movimiento estratégico. Hace unos días, desde NewsCorp hablablan más claro sobre su red social: “Myspace es un problema (...) Las pérdidas actuales no son aceptables ni sustentables”. Puede parecer contranatura que una red asimile la información de otra para la incorporación de nuevos usuarios pero, viendo la evolución de Internet en los últimos meses, parece cada día más claro que los pequeños negocios tendrán que dar la posibilidad de utilizar Google o Facebook para facilitar el registro y compartir contenido, y los grandes tomar posición entre uno u otro, apostando con intuición por el vencedor final. En este caso, Murdoch abre un nuevo frente con Google, que se suma al que mantiene al frente de un gran número de editores contra el sistema de integración de contenidos Google News.

Myspace ha hecho su elección, y con ello se une a la postura que mantiene desde hace meses Microsoft, la empresa que fundase Bill Gates. Google no les cae simpático ni a unos ni otros, y no han dudado en rendir una plaza que fue la gran red social de su momento, ahora en firme retroceso por el avance imparable de la creación de Mark Zuckerberg. De esta manera, los 200 millones de usuarios que tiene Myspace sumarán sus contenidos a Facebook, que ya cuenta con otros 500 millones de adeptos. Ambos ganan en la operación. El pequeño detiene su caída, al menos por el momento, ganando presencia a través de un grande que se hace cada día más grande, y tiene en el punto de mira a Google. Los movimientos defensivos de esta última empresa con respecto a Facebook comienzan a indicar una preocupación por el crecimiento de lo que comenzó siendo un foro para el cotilleo universitario y hoy amenaza la hegemonía de Google en muchos ámbitos, aunque la principal preocupación sea el reparto del suculento pastel que supone la publicidad en Internet. Un dinero que no deja de crecer año tras año, y cuyas previsiones son inmejorables, en tiempos muy complicados para otros muchos sectores.

4 Comments
  1. Bh says

    Poco a poco los grandes de la internet van tomando partido, aunque hay que esperar que esta guerra no bloquee a los pequeños

Leave A Reply

Your email address will not be published.