Ni actas, ni ‘ETAleaks’

6
Rubalcaba, ayer miércoles, durante su comparecencia en la Comisión de Interior del Congreso. / Javier Lizón (Efe)

Sucede a veces, en las inercias propias de la actualidad, que se dan por buenas ciertas denominaciones sin meditar unos minutos sobre el caso. Por ejemplo, durante muchos días estuvimos llamando "incidente" a lo que había pasado en la central nuclear de Fukushima, cuando la propia catalogación del hecho por parte de las autoridades internacionales en la materia ya lo encuadraba en la categoría de accidente. Ocurrió también, hace años, que, de tanto ser repetido por los violentos, un Presidente del Gobierno, José María Aznar, utilizó la denominación "movimiento de liberación vasco" para referirse a la organización terrorista ETA. Se asumen las palabras con naturalidad, dando una impresión al ciudadano que no se corresponde del todo con la realidad.

Sobre los apuntes que el etarra Francisco Javier López Peña, alias Thierry, tomó mientras se reunía con los representantes enviados por el Gobierno de España, hay casi unanimidad en el mundo político y mediático para llamarlos "actas". Es un término serio, que implica cierto aire de oficialidad, pero que no sirve en este caso. En mi pueblo, un acta de verdad, para ser válida, tiene que estar firmada por todas las partes que asisten a la reunión. Sólo de esa manera puede darse por veraz lo que en el texto se refleja, para que sirva como resumen y documento de referencia de lo acontecido en el cónclave. Lo que garabateaba López en cuatro folios, seguramente pensando en como justificar su incapacidad para llevar al huerto a los españoles cuando tuviese que hablar con sus compinches de pistola al cinto y tiro por la espalda, es la interpretación particular de un personaje siniestro y cobarde. Llamar acta a las notas tomadas por el susodicho con la misma mano que señalaba a los que serían asesinados, es dar ventaja en la dialéctica y entrar en ese mismo juego de costumbres que siempre nos llevará al error de apreciación.

Si benévolo es leer esos textos como actas, el hecho de utilizarlos para arrear al Gobierno, encarnado en la persona del vicepresidente y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, es algo más peligroso. Cuando muchos se vieron con el culo al aire por obra y gracia de los cables diplómaticos que Wikileaks hizo públicos a través de los periódicos más importantes del mundo, algunos calificaron toda esa cascada de información como meros “cotilleos”. Incluso la detención del artífice, Julian Assange, por delitos sexuales en Suecia, sirvió para tratar de laminar la importancia de lo que se decía en las comunicaciones del Departamento de Estado de los Estados Unidos con sus embajadores en todo el mundo. El mismo rasero no se aplica a lo que escribe el que fuera calificado como el número uno de ETA antes de su detención. Su palabra es ley y, aunque mire el cielo a través de los barrotes de una prisión, sigue siendo el rey.

Mala es la canción, y hacerla sonar en el Congreso de los Diputados produce peores sensaciones. Ya está hecho, y tiene mala solución, pero debería el Partido Popular contener de forma más convincente su querencia a derrotar contra las tablas del Gobierno utilizando como punto de apoyo la política antiterrorista. Ese ala dura y oscura, que anida cada noche en tertulias de voces altas y bajas reflexiones, influye en Mariano Rajoy con extraordinaria facilidad. Alguien que aspira a presidir el Gobierno de España tendría que mostrar firmeza y temple ante situaciones que exigen altura de miras, sin abandonarse al aquelarre del griterío que propician aquellos cuyo odio a José Luis Rodríguez Zapatero hace años que supero lo tolerable. Más de una década le ha costado a Jaime Mayor Oreja poder decir con todas las letras, sin atragantarse, que Aznar acercó presos etarras al País Vasco en el año 1998. Para “crear ambiente”, según el que fuera Ministro del Interior. Su actividad actual, y la de su partido, también contribuye a generar otro ambiente, aunque éste sea irrespirable para la inmensa mayoría de los españoles. Los hechos han sido tercos, y no les dan la razón, aunque sólo sea porque Navarra sigue siendo comunidad foral y no fue “vendida. Y eso que corrieron ríos de tinta sobre su traspaso, en otro tipo de papeles que nunca tuvieron la categoría de actas, pero casi llegaban a verdad revelada.

El último aliento que tome el terrorismo tendrá que oler a la parte de atrás de un coche de policía. A asiento barato en el que antes hayan puesto sus posaderas todo tipo de delincuentes de medio pelo. Como ellos. Darles aire con la patente de corso implícita que han adquirido los manuscritos del que fuera jefe político de la banda sólo contribuye a quebrar la unidad de los demócratas, algo que sin duda estará provocando las risas de aquellos que se esconden como ratas en húmedos sótanos del sur de Francia.

6 Comments
  1. Lorar y llorar says

    Lo de estos tipos del PP es de llorar. Dar oxígeno a Eta en el momento en que están derrotados sólo lo puede hacer la derecha neofranquista que necesita argumentos neogolpistas y anti autonómicos. No nos engañemos. La derecha española siempre ha actuado así. No respaldaron las conversaciones con ETA cuando Zapatero pidió permiso al Parlamento para iniciar el diálogo, cosa que Aznar, que fue sorprendido con su amigo Fugimori por la tregua etarra, nunca hizo. Promovieron manifestaciones en las que gritaron: «Con Zapatero como con su abuelo». O sea, querían fusilarlo por buscar la paz.

  2. Dayanara says

    There is a critical shortage of informative artilecs like this.

  3. Kapitan says

    Nepf4,Esse conceito de teilonogca congnitiva ainda este1 meio confuso para mim. mas ontem aconteceu um lance que acho que tem a ver com isso, me diga. Minha TV da sala, Philips comprada em 2005 pifou, do nada. Veio dois pensamentos na hora:1 Sere1 que vale a pena consertar? Melhor entrar na internet e ver o que este3o recomendando e as promoe7f5es, na Copa sempre he1 promoe7f5es de TV.2 Lembrei que a TV do meu quarto, uma Mitshubishi que foi comprada perto da Copa 1994 e veio com garantia ate9 a Copa de 98. Estamos na Copa de 2010 e ela nunca deu defeito. Pensei: Vou comprar outra Mitsubishi e preciso divulgar isso no site deles.Eu ne3o consigo mais me imaginar comprando nada sem consultar a internet, e9 isso que vocea chama de teilonogca congnitiva?

Leave A Reply

Your email address will not be published.