Twitter sabe qué noticias van a triunfar

1
Captura de imagen de la nueva portada de Twitter en español. / twitter.com

Es lo que los periodistas llevaban años buscando: cómo hacer que una noticia sea muy leída. La tradicional combinación de sexo, política y fútbol no asegura el éxito. La red ha cambiado las reglas. En las redacciones se piensa como quedará el titular en Google o qué etiquetas ponerle para que aparezca bien situada una historia en las búsquedas. Las máquinas y los programas se han interpuesto entre el periodista y el lector. Además, las redes sociales, y en particular Twitter, han añadido aún más urgencia a un negocio que vive de contar las cosas antes que nadie. Ahora un grupo de investigadores ha establecido los ingredientes que debe tener una noticia para triunfar en Twitter, que hoy es sinónimo de triunfar a secas.

Los 140 caracteres ya se han demostrado como una herramienta eficaz para estimar la evolución de la bolsa o para calcular el éxito de un estreno cinematográfico. El ruido, la expectación y el runrún en una red tan enorme (más de 300 millones de usurarios) y tan inmediata tienen valor predictivo. Sólo hay que saber medir esta especie de inteligencia colectiva. Los investigadores del Social Computing Research de HP Labs, Bernardo Huberman y Sitaram Asur, junto a su colega del departamento de ingeniería electrónica de UCLA, Roja Bandari, han encontrado las claves que deciden si una noticia va a funcionar en Twitter aún antes de que sea publicada.

"Ustedes saben mejor que nadie cuán atractivo es el sexo o el fútbol para generar interés. Pero tambien necesitan otros cuatro elementos", explica Huberman. Esas cuatro características son: "La fuente de las noticias que las genera y las pone en Twitter, la categoría en la que cae (deportes, política, etc...), la subjetividad del lenguage que se usa en el artículo y quiénes o qué aparecen en la noticia", añade el director del Social Computing Research. En su trabajo afirman que, a pesar de la aleatoriedad humana, es posible predecir la popularidad de una noticia en un 84% en base a estos cuatro factores.

Para comprobarlo, recopilaron más de 40.000 noticias (en inglés) publicadas durante la semana del 8 al 16 de agosto pasado. Usaron un buscador de tuits para saber cuántas veces había sido tuiteada o retuiteada cada una. Tuvieron también que asignar una puntuación a los cuatro elementos. Para hacerlo tiraron del historial de éxito en Twitter en los 50 días precedentes. Así, para puntuar a las fuentes, midieron la popularidad de 1.350 de ellas (agencias, periódicos digitales, blogs...). Para calcular el valor de las personas o entidades mencionadas en cada noticia usaron un software creado en la Universidad de Stanford para extraer los nombres y los valoraron dependiendo de su presencia histórica en Twitter. El tema de la subjetividad fue más complicado. Usaron una herramienta de análisis emocional del contenido entrenada con las transcripciones de populares programas de televisión y radio conocidos por su apasionamiento. Lo más fácil fue determinar su categoría. La mayoría ya venían autocatalogadas con etiquetas.

Este último factor fue también el más evidente: las noticias sobre tecnología son las más populares en Twitter, seguidas de las de salud o programación. Estas últimas colocan pocos enlaces en Twitter pero sus seguidores son muy fieles. La política, las noticias internacionales y los deportes muestran la mayor distancia entre enlaces y popularidad. Los autores reconocen que este factor de predicción es el más débil de los cuatro. En general, la gráfica por temáticas toma la forma de una larga cola.

Sin embargo, la combinación de los otros tres elementos les permitió anticipar que noticias tendrían más tuits con un acierto del 84%. El factor más relevante es el emisor de la noticia, por delante de su estilo subjetivo o de las personas o entidades que la protagonizan. Como dicen en el informe, los lectores están influenciados por la fuente que coloca la información en Twitter, por su jerarquía o credibilidad. Se podría pensar que los medios tradicionales son la fuente de las noticias más populares o más tuiteadas pero no es así. Blogs como Mashable o el oficial de Google superan a las agencias o periódicos digitales. Para Huberman, que un blog personal pueda adelantar a todo un The New York Times se explica "porque se necesitan los cuatro elementos y a veces lo del New York Times solo satisface el de la fuente".

En la Technology Review del MIT plantean la posibilidad de que los algoritmos acaben por imponerse al criterio de los periodistas a la hora de escribir una noticia. ¿Podrían algunos empezar a pensar en cómo triunfar en Twitter antes que en la propia noticia? ¿El periodismo o la información pueden sucumbir ante Twitter? Para Huberman está claro: "Desgraciadamente la respuesta es afirmativa para ambas preguntas. Triste pero cierto".

 

1 Comment
  1. Zia says

    Fantastic beat ! I wish to apprentice at the same time as you amend your web site, how can i uibscrsbe for a blog website? The account helped me a applicable deal. I had been tiny bit acquainted of this your broadcast provided bright clear concept.

Leave A Reply

Your email address will not be published.