Tag Challenge, o como convertir a las redes sociales en vigilantes contra el crimen

1
Chuck, el voluntario del Tag Challenge en Bratislava fue el primero en caer. Tardaron sólo tres horas en localizarlo. / Tag Challenge

Hace unos días contábamos aquí cómo un reto esponsorizado por el Departamento de Estado de EEUU pretendía localizar a cinco supuestos ladrones de joyas en otras tantas ciudades diferentes en 12 horas. Para hacerlo, los equipos participantes tendrían que usar las redes sociales para montar un ejército de vigilantes. El que ganara se llevaría 5.000 dólares de premio y los organizadores una estimación muy aproximada del valor de la movilización social para combatir el crimen. Ninguno de los participantes logró fotografiar a los cinco pero uno de los equipos consiguió atrapar a tres de ellos. El cómo lo consiguieron ilustra muy bien las posibilidades, límites y riesgos de convertir a las redes sociales en vigilantes.

Publicidad

El Tag Challenge soltó a los cinco voluntarios que hacían el papel de ladrones en las ciudades de Bratislava, Estocolmo, Londres, Nueva York y Washington (con una población total de cerca de 20 millones de personas) el pasado sábado 31 de marzo. Los equipos que se habían apuntado tenían 12 horas, desde las 8 de la mañana a las 8 de la tarde, para localizar y fotografiar a cada de uno de ellos.

Publicidad

Sin embargo solo tres de las formaciones pudieron cazar a al menos uno de los sospechosos. Pero quienes más se acercaron fue el equipo CrowdScanner, impulsado por científicos sociales y tecnólogos del MIT, la Universidad de California San Diego (ambas de EEUU), el Instituto Masdar de Ciencia y Tecnología de Dubai y la británica Universidad de Southampton. Combinando el poder de las redes sociales y un inteligente reparto de premios, consiguieron miles de voluntarios que salieron a la caza de los ladrones. Sólo este grupo fue capaz de localizar a tres de los cinco perseguidos.

"Tres de cinco es un resultado muy interesante", cuenta el español Manuel Cebrián, investigador ahora en la Universidad de California y antes en el MIT y uno de los miembros de CrowdScanner. Cebrián ya encabezó a otro equipo que en 2009 logró lo que entonces también parecía imposible: localizar 10 grandes globos rojos repartidos por la geografía de un país tan enorme como EEUU. Aquel reto, el Red Ballon Challenge de DARPA, pretendía comprobar el poder de movilización social de las redes sociales. Ellos consiguieron movilizar a tanta gente que los localizaron en menos de nueve horas.

"Cuando ganamos el Darpa Ballon Challenge en 2009, encontramos 10 de 10 globos, lo cual es muy difícil de interpretar. Lo que se intentaba era saber los límites de internet para la movilización social pero al conseguir encontrar todos, no sabemos si era fácil o difícil", explica Cebrián. "El Tag Challenge es de mayor entidad que el de 2009, de hecho, ha habido mucha mas movilización en este reto (orden de magnitud de miles de personas, versus cientos de miles en este) y sin embargo solo se han encontrado 3 de 5, lo que para mí es el resultado mas interesante desde el punto de vista cientifico ya que de alguna manera hemos encontrado un punto de ruptura en lo que las redes sociales pueden hacer hoy", añade.

Para Cebrián las redes son poderosas pero no absolutas. "Por decirlo de alguna manera, hemos encontrado el límite del poder de las redes sociales y ahora sabemos que no es infinito". No depende solo del tamaño, aunque Cebrián cree que con un millón de voluntarios se podría haber pillado a los cinco. "Se trata también de la velocidad a la que la informacion viaja en esta red. Necesitamos que las redes crezcan rápido, pero también que no pierdan eficiencia al transportar información".

La estrategia diseñada por CrowdScanner para conseguir enrolar a mucha gente y que siguieran pasando el mensaje fue repartir el dinero del premio. Pagarían a los voluntarios un dólar por cada nuevo vigilante que consiguieran. El que lograra fotografiar a un sospechoso se llevaría 500 dólares. Pero si lo alcanzaba uno de los que él había apuntado, los 500 dólares serían para su amigo pero él se llevaría otros 100. La clave era implicar a muchos y que no se detuviera la cadena.

El principal objetivo del Tag Challenge era comprobar la eficacia de las redes sociales como agentes contra el crimen. "El Departamento de Estado tiene un problema tremendo de terrorismo en Estados Unidos. Los últimos terroristas han sido muy difícil de localizar. Piense en Bin Laden, han tardado años e infinitas sumas de dinero en encontrarlo. Ahora sabemos que con 5.000 dólares era suficiente", sostiene Cebrián.

Otra de las conclusiones de la victoria de CrowdScanner es la interconexión por encima de las fronteras. ¿Cómo un equipo organizado en EEUU y con investigadores del Reino Unido y Dubai pudo atrapar al primer sospechoso en una ciudad tan lejana como Bratislava y en apenas tres horas? Esa capilaridad y otras posibles aplicaciones para la lucha contra la delincuencia y la seguridad serán publicadas en un informe del Departamento de Estado de EEUU el mes que viene.

Pero este mismo mecanismo, ¿puede usarse de forma peligrosa? "Por supuesto y esta es la gran pregunta. ¿Veremos en el futuro gente perseguida, incluso agredida, cuando alguien sea capaz de usar las redes sociales de forma muy efectiva y convencer a todo el mundo de que uno debe ser perseguido? Los científicos sabemos que una vez pasado un punto de ruptura,  la red ya se organiza por sí misma. Si logras llevar a la red a ese punto de inflexión, de nada importará si la información es legítima o no", explica.

1 Comment
  1. Tiffney says

    Nepf4, te entendi mehlor.Vocea quer gostaria de eliminar o lado negativo do Twitter que e9 a egolatria.Como tenho poucos seguidores (e acho que nenhum perseguidor ) nem percebo isso, mas, e0s vezes leio alguma coisa a respeito.Vocea sabe que semestre passado resolvi fazer uma disciplina na filosofia (filosofia da cieancia) e gostei tanto que esse semestre (mesmo ja tendo cumprido o dobro dos cre9ditos necesse1rios em disciplinas) resolvi fazer mais uma na filosofia: filosofia da tecnologia (e9 isso existe e e9 muito interessante).Isso tudo pra te dizer uma brincadeira recorrente entre os alunos. O problema ne3o e9 a tecnologia, e9 o homem! Percebo que entre os que tem muitos seguidores pinta esse clima de competie7e3o e vocea quer deixar BEM CLARO que ne3o quer saber disso.Ente3o, te1. Concordo que as pessoas possam escolher entre mostrar ou ne3o, sua popularidade . Que possam deixar bem claro, ne3o tf4 nem aed pra esses nfameros , estou aqui apenas pra me expressar.Mas, volto a dizer: desencana! Se vocea tem muitos seguidores e9 porque vocea tem boas ideias e ainda e9 um excelente comunicador. Ne3o e9 bom? Beije3o, Ale

Leave A Reply

Your email address will not be published.