Los recortes están provocando una crisis sanitaria en Grecia

3
En el gráfico se divide a la población en nueve grupos según ingresos. Solo los más ricos han aumentado su gasto medio por hogar. Expresado como variación respecto a 2005. / ajph.aphapublications.org

Que la crisis económica estaba acabando con la salud de los griegos ya lo contamos aquí. Pero aún no sabíamos el impacto de los recortes impuestos por Bruselas y el FMI a la sanidad pública helena. Sin exagerar, la austeridad está provocando muertos en forma de suicidios, aumento de la tasa de homicidios e incremento de las enfermedades contagiosas, según un estudio de médicos helenos y estadounidenses. Los investigadores avisan que Grecia es un test de lo que le puede pasar a otros países europeos, como España, que anteponen la reducción del déficit a la salud de su gente.

El estallido de la crisis bancaria en Estados Unidos en 2007 tuvo en Grecia su primer punto de contagio en suelo europeo unos meses después. Entre 2008 y 2012, el PIB heleno se redujo en un 20,8% y el paro pasó del 7,2% al 22,6% a comienzos del año pasado, según estadísticas oficiales. Para atajar el desastre financiero, el Gobierno griego tuvo que pedir un doble rescate a la Unión Europea y el FMI de 110.000 millones de euros (mayo de 2010) y de otros 130.000 millones en febrero de 2012. Además de los intereses, el precio a pagar era el desmantelamiento de buena parte del sector público. La reducción de salarios de médicos y enfermeros, despedida de los interinos, cierre de hospitales, copago sanitario y reducción generalizada del gasto sanitario fueron algunas de las medidas que se tomaron.

"Esperábamos que estas medidas de austeridad afectarían negativamente a los servicios sanitarios y sus prestaciones, pero los resultados son mucho peores de lo que imaginábamos", dice el doctor Elias Kondilis, de la Universidad Aristóteles de Tesalónica (Grecia) y coautor del estudio, publicado en el American Journal of Public Health. A las consecuencias nefastas de la crisis económica, se ha unido el recorte en gasto sanitario del Estado. Según este estudio, el presupuesto del Ministerio de Sanidad heleno se redujo un 23,7% entre 2009 y 2011 y el dinero dedicado a los hospitales públicos cayó otro 12,5% en el mismo periodo de tiempo. En 2012, hubo un recorte extra del 8,3%.

Y sin embargo, los griegos van más que nunca a la sanidad pública. Las hospitalizaciones aumentaron un 6,2% y las visitas al médico de cabecera otro 21,9% entre 2010 y 2011, desvela este estudio. La ciencia ya tiene demostrado que, con una crisis económica vienen un incremento de los suicidios, de la tasa de homicidios, de las enfermedades cardiovasculares, en especial entre los hombres, abuso de drogas y alcohol, o un incremento de la prevalencia de enfermedades contagiosas, así como una elevación de la morbilidad en general debido al empeoramiento de las condiciones de vida. Lo de Grecia era de esperar.

Pero allí se ha producido la tormenta perfecta. El efecto perjudicial de la crisis sobre la salud no puede ser compensado por una sanidad pública en retirada. Pero tampoco por la privada. Una de las condiciones para el rescate impuesta por el FMI era la liberalización del sector sanitario. Prometiendo una mayor eficiencia, se ha producido una explosión de nuevos centros privados de salud. Pero solo los ricos pueden permitírselo. Mientras el resto de la sociedad ha reducido su gasto sanitario hasta en un 17,6%, el estrato social más rico ha aumentado el dinero que dedican a cuidarse en un 31%, según el STAT, la autoridad estadística griega.

Gráfico_antención_sanitaria_Grecia
Mientras la atención primaria y el ingreso en hospitales públicos no ha dejado de crecer, las clínicas privadas están perdiendo clientes. / ajph.aphapublications.org

Atrapados entre una sanidad privada que no pueden pagar y una pública escasa de recursos, los griegos han visto empeorar casi todos los parámetros de su salud: el número de suicidios ha aumentado en un 16,2% desde 2007, el año anterior al inicio de la crisis. Los homicidios subieron más de un 25% y la mortalidad por enfermedades contagiosas lo hizo en 13,2%. Las cifras empeoran si se se tiene en cuenta sólo a los hombres menores de 65 años, los que, presumiblemente, se han visto más afectados por el paro.

Los investigadores se detuvieron en el caso especial de las enfermedades contagiosas. En los últimos años se han producido dos estallidos de enfermedades poco habituales en Europa. Por otro lado, está habiendo un repunte del VIH. Entre julio de 2010 y diciembre de 2011 tuvo lugar una epidemia de fiebre del Nilo Occidental en el norte de Grecia, con 35 muertos y centenares de afectados, y un foco de malaria en el sur del país con decenas de enfermos. Además, las infecciones de VIH aumentaron más de un 50%. En los dos primeros casos, aunque el foco pudo ser exógeno, los investigadores culpan de su propagación al desmantelamiento de los sistemas sanitarios de prevención. En el caso del SIDA, se podría deber al abandono de los programas de reparto gratuito de jeringuillas y preservativos.

Para este equipo de médicos e investigadores el caso de Grecia debe servir de prueba al resto de países que, como Irlanda, Portugal, Italia y España están asistiendo a similares cambios en su política sanitaria. Para ellos, los europeos del sur deberíamos aprender de los países latinoamericanos que, como Argentina, Venezuela, Ecuador o Bolivia, se han resistido a las presiones de las instituciones financieras internacionales para que desmantelaran sus sistemas públicos de salud.  "Los avances en los indicadores tanto económicos como sanitarios vistos en esos países han demostrado que las políticas de austeridad son acientíficas, peligrosas y resistibles", concluyen.

3 Comments
  1. juanjo says

    Artículos como estos deben tener la máxima difusión, deben llegar a todos, y sobre todo a todos los madrileños para que se echen a la calle contra los intentos de Igancio Gonzáles y Lasketty de vender (o medioregalar) la salud pública a sus amigos.

  2. dolfus58 says

    Tendría que ser noticia que abriera los telediarios españoles, pero claro, que ingenuidad pensar que pudiera pasar el filtro de los «comisarios» peperos de la T.V., que de pública tiene sólo el nombre; es propiedad de la ideología reaccionaria de las sectas «opusdeístas».

  3. juan gaviota says

    El banco de pruebas para la demolición controlada de los derechos humanos en Europa es Grecia, todos los datos que se aporten ,no son más que ratificaciones de lo antes dicho.
    La pregunta ,es quien escribe el guión ,porque ya sabemos quien lo ejecuta ;La Troika.
    Los ejecutores,han sido advertidos que no se puede vivir de consumir recursos que no hemos generado, porque nos estamos comiendo el futuro gracias a la argucia de la deuda, por supuesto esto ocurre en todos los países «civilizados»pero como quien parte y reparte ,se queda con la mejor parte, los países con poder en la Desunión Europea, están haciendo pagar ese defecit a los débiles,mientra que ellos se quedan con la parte del león.
    Como resultado Grecia esta siendo depauperada asta la extenuación, y ese camino es el que vamos a transitar todos los periféricos,siendo muy probable que los únicos que se salven sean los estados fuertes, que son el epicentro de tanta desolación.
    La única solución es salir de esta dinámica tangencialmente y que cada palo aguante su vela.(En román paladino, hay que salir del euro antes que nos devore como Saturno a su hijo)

Leave A Reply

Your email address will not be published.