MIGUEL ÁNGEL CRIADO | Publicado: - Actualizado: 8/1/2017 15:58

Kiribati-KevGuy4101-1024x576
Algunas islas del Pacífico, como las de Kiribati, a la que corresponde la imagen, están condenadas a desaparecer si no se frena el cambio climático. / KevGuy4101 (Flickr)

Los políticos del mundo tendrán esta tarde un resumen de 30 páginas del más completo estudio científico sobre el cambio climático y su impacto en el planeta. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) da a conocer la primera parte del Quinto Informe de Evaluación (AR5, por sus siglas en inglés). Y sus conclusiones no son buenas. Por si aún quedaba alguna duda, señala al hombre como el causante del calentamiento global. Lo peor es que los efectos están siendo más graves de lo estimado en anteriores informes.

El IPCC, creado por la ONU en 1988 tras los primeros avisos de la comunidad científica sobre el calentamiento del planeta, ha publicado hasta ahora cuatro grandes informes sobre el cambio climático. Con una periodicidad de seis años, cada publicación servía como base científica para las cumbres climáticas, donde los gobernantes firmaban o renovaban protocolos como el de Kioto, un compromiso para reducir las emisiones antropogénicas que casi nadie está cumpliendo. Durante toda la semana, el IPCC se ha reunido en Estocolmo (Suecia) para consensuar el redactado de la versión reducida del AR5, la destinada a los políticos.

La versión completa tiene 2.000 páginas y en su elaboración han participado más de 600 científicos. Centrado en lo que la ciencia puede explicar del cambio climático, su contenido completo no se sabrá hasta el lunes. Pero ya se van conociendo detalles. El más relevante es, según cuenta la agencia AFP, el uso de la expresión “extremadamente probable” para determinar el origen humano del calentamiento global. En la anterior reunión del IPCC, en 2007, la versión aceptada por los gobiernos, que tienen capacidad de veto sobre la redacción final del informe, fue la de “muy probablemente”.

En una entrevista con la radio de la ONU, la secretaria ejecutiva de la Convención Marco sobre Cambio Climático de este organismo, Christiana Figueres, adelantó algunos aspectos del informe. Aseguró que esta primera parte confirma que “los efectos del cambio climático son cada vez más frecuentes e intensos” y acabó reclamando a los gobiernos que se impliquen en la lucha contra el calentamiento.

Entre las cosas que se han sabido, se puede decir que los que vivan en cotas bajas cerca del mar van a tener serios problemas. Si en 2007 los expertos estimaban que el nivel del mar subiría entre 18 cm. (mejor escenario) y 59 cm. (peor escenario) para 2100, ahora elevan la horquilla a entre 26 y 81 cm. Hay muchas pequeñas islas del Pacífico, como las de Tuvalu o Kiribati, que podrían desaparecer o ser muy vulnerables a cualquier tifón o maremoto.

En anteriores informes, la principal causa de la subida de las aguas era la expansión del propio líquido, un fenómeno físico que se produce con el calentamiento de las moléculas de agua. Pero el progresivo deshielo de los casquetes polares ha alterado la ecuación. Cada vez hay más agua en los océanos y cada vez está mas caliente.

En cuanto a las temperaturas, según las primeras versiones de la redacción del informe, de los varios escenarios que se plantean en el horizonte de 2100, sólo en uno se dibuja el logro de reducir la temperatura media mundial en 2º. Pero para conseguirlo habría que jubilar en un lustro los combustibles fósiles y apostar por energías sin emisiones. Sin embargo, en los últimos años, el consumo de petróleo no ha dejado de crecer. En el peor de los escenarios, los científicos estiman que el calentamiento podría ser de hasta 5,6º por encima de los niveles preindustriales.

“Los escenarios que recogen intervenciones concretas y una intensa mitigación ofrecen una oportunidad para mantener el calentamiento medio global por debajo de los 1,5º. Por otro lado, los que contemplan la continuación de las emsiones de CO2 o posponen la reducción de estas emisiones indican que las opciones para limitar el calentamiento global hasta los 2º serán inalcanzables”, decía el codirector del grupo de trabajo que ha elaborado esta parte del AR5, Thomas Stocker, durante la apertura de la reunión de estocolmo.

Las vacas, otra vez culpables

De forma paralela, otro organismo de la ONU, presentaba ayer en Roma el estudio más completo hasta la fecha sobre el impacto de la ganadería en el cambio climático. Según la FAO, los animales de granja son los principales responsables de las emisiones que están calentando el planeta. La cría de vacas, ovejas, cerdos, aves de corral… para consumo humano emite 7,1 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente (CO2eq) al año. La cifra, que incluye tanto lo emitido en la producción y procesamiento de su carne o leche como las emisiones de los propios animales y su estiércol, supone el 14,5 por ciento de todas las emisiones de gases de efecto invernadero de origen humano.

Las vacas son, de entre todos los animales de granja, las mayores responsables. El 41% del total de emisiones de la ganadería es achacable a la produción de carne de vacuno y otro 20% para su leche. Le siguen la producción de carne de cerdo (con el 9%), la carne y leche de búfalo y la cría de pollos (ambos con el 8%). Aunque el informe de la FAO sostiene que estas emisiones pueden ser reducidas mediante la tecnología y una mayor eficiencia, también reconoce que la demanda de productos ganaderos va a seguir creciendo en las próximas décadas.

En abril del año que viene, otro grupo del IPCC, este dedicado a buscar sistemas para mitigar el cambio climático, deberá hacer pública su parte del AR5. Junto a la renovación de la apuesta por las energías renovables, el informe también incluirá algunas de las ideas que propone la FAO para conseguir que la ganadería reduzca sus emisiones al menos hasta la mitad de las actuales. Ya en octubre, se presentará la versión completa y definitiva del Quinto Informe de Evaluación que debería servir a los políticos para pactar unos objetivos vinculantes de reducción de emisiones desde entonces y hasta 2020. Como decía Thomas Stocker:  “La elección para dar forma al futuro es nuestra”.

Artículos Relacionados

  • Francisco Z. Lantos

    MI OBSERVACIÓN SOBRE EL QUINTO INFORME DEL IPCC SOBRE EL SOBRECALENTAMIENTO DE LA TIERRA Y CAMBIO CLIMÁTICO.

    COMO EN EL ÚLTIMO INFORME DEL IPCC ESTA RECONOCIDA YA “QUE EL CALENTAMIENTO GLOBAL EXISTE Y QUE ES EL SER HUMANO EL PRINCIPAL CAUSANTE DE ÉL, Y QUE SI NO SE DETIENE PUEDE PROVOCAR DAÑOS IRREPARABLES EN LA CALIDAD DE VIDA DE LAS HABITANTES DE ESTE FRÁGIL PLANETA”, Y COMO ESTE RECONOCIMIENTO HE ANUNCIADO YO EN MI “ARTICULO DIRIGIDO HACIA LOS HOMBRES INQUIETOS” PUBLICADO EN LA REVISTA DE ARQUITECTURA DEL COLEGIO OFICIAL DE ARQUITECTOS DE MADRID EN EL AÑO 1966, QUE ESTABA IGNORADA DURANTE ESTOS 47 AÑOS, PERO COMO YO DURANTE ESTOS AÑOS CONTINUABA INVESTIGANDO LA CAUSA DE ESTE ANORMAL ACONTECIMIENTO EN LA CONDUCTA Y ACTIVIDADES DEL HOMBRE CONTEMPORÁNEO, OBTUVE ESTO CONOCIMIENTO AL QUE ME GUSTARÍA ENTREGAR A LOS ORGANIZADORES DE LA PRÓXIMA CONFERENCIA MUNDIAL, QUE SE CELEBRARA AL FINALES DEL PRÓXIMO AÑO EN LIMA, PERÚ, QUE TIENE DE SER UN NUEVO EQUIPO DE IPCC Y NO LO EXISTENTE CUALES AL NO ESTUDIAR DURANTE QUE EXISTEN LAS CONFERENCIAS MUNDIALES DE LAS NACIONES UNIDAS ¿PORQUE ES EL HOMBRE CAUSANTE DEL SOBRECALENTAMIENTO DE LA TIERRA Y CAMBIO CLIMÁTICO?, SINO HAN ACEPTADO ESTE MAL COMO UN HECHO DADO Y CAUSAL, SIN DARSE CUENTA QUE ESTE ERRÓNEO ENFOQUE HA SIDO LA CAUSA DE SU CONTINUO EMPEORAMIENTO, POR LO QUE ESTE NUEVO EQUIPO TENDRÍA QUE SER COMPUESTO DE PERSONAS CAPACES DE DE CONOCER LA VERDADERA NATURALEZA DE LA ESPECIE HUMANA, QUE SERÁN LOS SABIOS, FILÓSOFOS POETAS, ARTISTAS, ANTROPÓLOGOS, BIÓLOGOS CIENTÍFICOS DE CIENCIAS NATURALES Y HISTORIADORES DE LA CONDUCTA Y ACTIVIDADES DEL HOMBRES, QUIENES TIENEN LA CAPACIDAD DE VER LAS COSAS EN ESENCIA Y JUZGAR LOS ACONTECIMIENTOS HOLISTICAMENTE. PARA ESTE EQUIPO ENTREGARE EL RESULTADO DE MIS INVESTIGACIONES BASADO EN LA BÚSQUEDA DE LA CAUSA DE NUESTROS NUEVOS TIPOS DE MALES SURGIDOS DESDE LA REVOLUCIÓN DE INDUSTRIAL, ENTRE LOS QUE EL PROBLEMA DE CAMBIO CLIMÁTICO ES SÓLO UNO.

    Madrid 28de Diciembre de 2013
    Francisco Z. Lantos
    Doctor Arquitecto

  • Francisco Z. Lantos

    PORQUE FRACASARÁ OTRA VEZ LA CUMBRE DE LA ONU SOBRE EL PROBLEMA DE CAMBIO CLIMÁTICO QUE SE CELEBRARA AL FINAL DE ESTE AÑO EN QATAR

    La causa de continuos fracasos de las Naciones Unidas de resolver el problema de cambio climático es que en lugar de investigar la causa de este mal, que es sólo uno de nuestros innumerables e interrelacionados males, surgidos desde la revolución industrial, los Organizadores de esta Conferencia aceptan esto como un hecho dado y casual, y tratan directa y separadamente de otros males y sin relacionarlos de una causa común de todos, cayendo en un error de un mal médico quien intenta curar una enfermedad infecciosa manifestada en la epidermis con pomadas, sin conocer la existencia de su causante la de la infección.

    Aprendiendo de las contradicciones entre este erróneo enfoque de nuestros males y de la realidad, algunos hombres preocupados por nuestro futuro, entre los que me encuentro yo también, han descubierto que la causa de todos estos nuevos tipos de males es el hombre, y según mi teoría sobre este tema, es que la causa de este negativo comportamiento del hombre es su especial naturaleza humana, que al estar compuesta no sólo de instinto sino también de espíritu dependiendo de la parte dominante de estas dos naturalezas uno sobre el otro, el hombre tiene tres posibilidades para elegir su vida.
    1) Puede sobrevalorar la importancia de la parte espiritual a costa de la parte instintiva de su naturaleza. Situación que existía en la época arcaica de la antigua cultura de Grecia, y en le época de Edad Media de nuestra cultura Cristiana.
    2) Lograr establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza. Situación que existía en la época clásica de la antigua cultura de Grecia, y en la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana.
    1) Puede sobrevalorar la parte instintiva a costa de la parte espiritual de su naturaleza. Situación que existía en la época de Helenismo en la antigua cultura de Grecia y en nuestros tiempos, desde la revolución industrial, extendiéndose ya entre todas las civilizaciones de nuestro planeta.

    Estos ejemplos nos ha demostrado que el hombre obtuvo su perfección humana cuando logro establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza, cuando recupero su capacidad intrínseca de adaptarse con su conducta y actividades, como los otros seres animados debajo de su nivel (animales), a las Leyes de la Naturaleza, y anular con esto todos los tipos de males causado en el primer caso de su posibilidad de elegir su vida.

    Como hoy por el extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida”, hemos perdido este justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana, para corregir y eliminar nuestros nuevos tipos de males, entre los que el cambio climático es sólo uno, la única solución es de restaurar nuevamente el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana.

    Lograr de obtener este objetivo los Organizadores de próximas Conferencia Mundial tienen que completar el informe existente sobre los manifestados males del cambio climático, elaborado por un equipo científicos, con otro informe sobre la causa y correspondiente solución de este negativo acontecimiento, elaborados por los hombres capacitados de ver las cosas y acontecimientos en esencia y juzgarlo y valorarlo holisticamenre, formado por un equipo compuesto de nuestros filósofos, poetas, artistas, arquitectos, antropólogos, historiadores, quienes en la práctica de sus profesiones están acostumbrados de ver las cosas de esta manera,
    Sólo teniendo estos dos informes tendrán materia suficiente para que los participantes de las Conferencias Mundiales de la Naciones Unidas, pudieran juzgar y valorar los problemas y redactar sus acertadas decisiones.

    Madrid 14 de Abril de 2012
    Francisco Z. Lantos Dr. Arquitecto

  • Francisco Z. Lantos

    ¿POR QUÉ NUESTROS ESPECIALISTAS Y CIENTIFICOS NO PUEDEN YA RESOLVER EL SOBRECALENTAMIENTO DE LA TIERRA Y EVITAR CON ELLO UNA DESTRUCCION PLANETARIA?

    Ante el continuo fracaso de eliminar, o incluso para disminuir nuestros innumerables e interrelacionados males entre los que el sobrecalentamiento de la Tierra es sólo uno, nuestros científicos y especialistas sobre el tema, los que sienten casi un derecho exclusivo para tratarlos, cuando alguien se atreve a anunciar que con nuestro erróneo modo de vida hemos llegado al límite de la posibilidad de corregir estos males y evitar una destrucción planetaria, en lugar de tomar seriamente este aviso, estos especialistas y la sociedad en general lo tratan como catastrofismo.

    Sin embargo, un vistazo al diagrama del crecimiento de la población del mundo y al crecimiento del consumo de energía mundial demuestra dramáticamente que en los últimos dos siglos estos dos acontecimientos se han disparado de manera antinatural y anormal, llegando hoy la población del mundo a ser 32 veces mayor y una media de consumo de energía extendida por todo el planeta de 3-4 veces más que la que existía en la época de Jesucristo, lo que multiplicando estos dos factores significa 96-128 veces más consumo de energía en el mismo tamaño de planeta. (Ver HOJA Nº5)

    El resultado negativo de este acontecimiento lo sentimos todos, pero si tomamos en consideración las estimaciones de las Naciones Unidas sobre el futuro ritmo de crecimiento de la población mundial, según el que, para el año 2050 la población del mundo puede alcanzar la cifra de 10.000 millones o sea 50 veces más que nuestro planeta tenía en la época de Jesucristo, que multiplicada con el crecimiento del consumo de energía de los hombres, ya incluso en los países en vías de desarrollo y subdesarrollados, que para esta fecha puede llegar a ser 4-5 veces mas de lo normal que nuestra naturaleza intrínsecamente necesita, este cambio significaría 200-250 veces más consumo de energía que nuestro planeta tenía durante milenios, antes de la época de Jesucristo.

    Ante este hecho, encontrándonos actualmente sólo en la mitad del camino que nos espera, en los próximos 43 años, y basados en nuestros fracasos para encontrar soluciones prácticas para resolver el problema de sobrecalentamiento de nuestro planeta y disminuir las nocivas contaminaciones, sólo una persona despreocupada o ingenua puede tachar este aviso real como catastrofismo, ya que satisfacer estas demandas desorbitadas que generarían nuestro erróneo modo de vida, fiándose ciegamente en futuros avances tecnológicos para encontrar y convertir los rayos del Sol y el viento en energías limpias y otras nuevas fuentes que incluso si existieran, por falta de tiempo no sería posible ponerlas en práctica en la escala que este antinatural y anormal crecimiento exigiría, y todos los insignificantes resultados obtenidos hasta hoy se demostrarían ser un autoengaño para crear este falso optimismo que ha desviado nuestro verdadero interés de buscar la causa real de nuestros innumerables e interrelacionados males, entre ellos el sobrecalentamiento de la Tierra, que son sólo los efectos de la verdadera causa de todos ellos.

    Estudiando los sobrepuestos dos diagramas, el del crecimiento de la población mundial y el consumo de energía del mundo, con mis anotaciones allí, se deduce que al estar la naturaleza del hombre compuesta de espíritu (alma) con dones de conciencia, raciocinio, sensibilidad artística y capacidad creativa, a través de los que puede conocer la Verdad, y cuerpo físico con instinto, a través de lo que puede sentir la Verdad sobre la Existencia, él, es el único ser vivo que posee el libre albedrío para elegir su conducta y actividades, y para esto tiene tres posibilidades: en el primer caso, puede sobrevalorar la importancia de su parte espiritual a costa de su parte instintiva, situación que ha ocurrido durante la época de la Edad Media. En el segundo caso, puede tener la misma atención para ambas partes de su naturaleza y llevarlas en el justo equilibrio, situación que ha existido durante la época del Renacimiento. Y en el tercero, puede sobrevalorar su parte instintiva a costa de su parte espiritual que está ocurriendo desde la Revolución Industrial en nuestras civilizaciones extendida ya por todo nuestro planeta.

    Conociendo los resultados y consecuencias de estos tres tipos de vidas está demostrado que sólo cuando el hombre logra establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, y cuando sus ideas coinciden con la Idea Subyacente de la Existencia Real, con el Amor Puro y Universal es cuando no le cuesta nada adaptarse con su conducta y actividades, como los otros seres animados por debajo de su nivel, a las Leyes de la Naturaleza, y cuando todos los males surgidos de los otros dos tipos de vida se desaparecen sin ninguna intención especial, mas bien de manera natural y espontánea.

    Encontrándonos hoy en la tercera posibilidad para realizar nuestra vida y conociendo que la causa de todos nuestros manifestados males es el estado desequilibrado de nuestra naturaleza psico-somática la solución para eliminar estos males es recuperar el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana.

    Este proceso, desgraciadamente, encontrándose la especie humana de nuestras civilizaciones absorbida por nuestra extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” y el perfecto estado de su naturaleza psico-somática degenerado, es muchísimo más lento que el tiempo que tenemos para poder realizar este deseable cambio evolutivo.

    Aunque las correspondientes teorías plasmadas en soluciones concretas, hoy, por falta de tiempo, ya no se puede poner en práctica, las personas quienes se queden convencidas con sus aciertos y sean capaces de cambiar su modo de vida, obtendrán un alimento espiritual que les ayudará a resistir los sufrimientos causados por nuestro erróneo modo de vida.

    Yo, en mi búsqueda, he obtenido esta fuerza, y estudiando la posibilidad de poner en práctica esta nueva “filosofía del mundo y de la vida” encontré que en los casos similares en el pasado esta misión la han realizado los profetas y videntes, quienes a través de sus discípulos y posteriormente expresada esta idea en las obras de arte de artistas se han logrado propagar sus ideas. Este camino es también válido hoy, existiendo además unos medios como la televisión, prensa, radio, Internet, etc., que no conocen límites de comunicación ni en el tiempo ni en el espacio. Empero, hoy sólo faltan los profetas y discípulos para anunciar la idea justa y necesitada, y la voluntad de nuestros magníficos medios para prestar servicio para esta finalidad.

    Esta falta de profetas de hoy son sustituidos por algunos precursores, quienes a través de nuestras contradicciones han elaborado en el campo de sus actividades esta necesitada idea, entre los que me encuentro yo mismo, y como soy arquitecto y contando con la gran influencia que la arquitectura en su extensión total, que son las ciudades y poblados, tiene sobre la formación de las mentalidades de sus habitantes encontré el medio más adecuado para exponer esta nueva y justa “filosofía del mundo y de la vida”, plasmada en proyectos que pretenden satisfacer las justas e intrínsecas necesidades de nuestra naturaleza psicosomática, y restablecer con ello el prefecto estado de nuestra naturaleza especial humana.

    Si hubiera existido un interés de nuestras sociedades para recoger las ideas sobre el mundo y la vida, no sólo de los especialistas y científicos que tratan nuestros problemas directa y aisladamente unos de otros, sino también a nuestros pensadores, poetas y artistas quienes ven y juzgan nuestros acontecimientos holisticamente este conocimiento nos ayudará mucho para encontrar el buen camino en nuestra búsqueda para resolver este grave problema.

    Madrid, 20 de Noviembre de 2007
    Ferenc Z. Lantos

    ESTE ENSAYO EXPUESTA EN LA REVISTA NUMERO 11 DE “MENSAJE” DE MI CENTRO DE INVESTIGACIÓN, COMO NADIE HECHO CASO DE ENFOCAR ASÍ NUESTROS PROBLEMAS DURANTE ESTOS AÑOS, HE DECIDIDO EXPONER NUEVAMENTE, EN ESTA OCASIÓN EN MI BLOG.

    Madrid 13 de Febrero de 2014
    F.Z. Lantos Dr. Arquitecto

  • Francisco Z. Lantos

    RESPETANDO SIN CRITICA LA EXAGERADAMENTE MATERIALISTAS DEMANDAS DEL HOMBRE CONTEMPORÁNEO PENSANDO SATISFACER ESTAS DEMANDAS CON AVANCES CIENTÍFICOS Y TECNOLOGÍA ES UN GRAN EQUIVOCACIÓN E UN INGENUO AUTOENGAÑO, QUE SÓLO AGRAVARA NUESTRA SITUACIÓN.

    EL MÁS GRAVE PROBLEMA DE NUESTROS TIEMPOS ES EL DESENFRENADO EXPANSIÓN DEMOGRÁFICA Y EL ANTINATURAL CRECIMIENTO DE CONSUMO DE ENERGÍA DEL HOMBRE CONTEMPORÁNEO EXTENDIÉNDOSE ESTA TENDENCIA A TODA PARTE DE NUESTRO PLANETA.

  • Francisco Z. Lantos

    ARDE NUESTRO PLANETA: Cuando la cubierta de una casa esta ardiendo, es más sensata de acabar que se hacen dentro y salir fuera para apagar el fuego, para evitar quemarse dentro. Ahora con la globalización nuestra casa ya es nuestro planeta la cubierta es el firmamento y el fuego que ha cogido esta cubierta son nuestro innumerables e interrelacionados males surgidos desde la revolución industrial, que estamos aceptados como unos acontecimientos naturales y casuales, tratándoles cada uno directa y separadamente y sin relacionarlos con una causa común de todos, y sin dispuestos de abandonar este erróneo enfoque e introducir la búsqueda de sus causas que es la única solución para apagar el fuego de esta casa que es ya nuestro planeta, al no hacer esto nada puede salvar nuestra vida.

  • Francisco Z. Lantos

    MI COMENTARIO SOBRE ULTIMA INFORME DEL IPCC SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO

    Reconocer después de que existen y redactan los equipos del IPCC sus informes en la que se basaban las Conferencias Mundiales de las Naciones Unidas sobre tema de cambio climático, que el causante del cambio climático es el ser humano, lo que ignoraban durante este tiempo, tenían que reconocer también sus erróneos enfoques y por no enfocar asi sus informes, no serán ellos quienes podrán saber ¿Porque es el ser humano causante del nuestros nuevos tipos de males, surgidos desde la revolución industrial, entre los que el cambio climático es sólo uno?

    Madrid 18 de Febrero de 2014
    Francisco Z. Lantos
    Doctor Arquitecto

  • Fraancisco Z. Lantos

    ¿PORQUE NO SE PUEDE ELIMINAR NUESTROS NUEVOS TIPOS DE MALES, SURGIDOS DESDE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL, CAUSADO POR EL ERRÓNEO MODO DE VIDA DEL HOMBRE CONTEMPORÁNEO? Y SALVAR EL FUTURO DE NUESTRAS CIVILIZACIONES

    Como la causa de nuestros nuevos tipos de males, (ver mi adjunto ensayo) surgidos desde la revolución industrial, es la extrema materialista “filosofía del mundo y de la vida” del hombre contemporáneo la que ha absorbido ya a todos los hombres de nuestras civilizaciones y destruido el perfecto estado de su naturaleza psicosomática, el hombre en este estado, convencido de ser valido su erróneo modo de vida, no reconoce este hecho, sino considera estos males como unos hechos dados y casuales, presentados por azar, y para resolverlos tratan cada mal directa y separadamente unos de otros y sin relacionarlos con una causa común de todos, cayendo a un error de un mal médico quien intenta curar los manifestado efectos de una enfermedad infecciosa manifestada en epidermis con pomadas, sin conocer la existencia de su causante, la de la infección.

    Demostrado ya a través de las observaciones de las contradicciones entre sus ideas sobre la causa de estos males y de la realidad, que la causa de estos males es la extremada materialista “filosofía del mundo y de la vida”, y el degenerado estado psicosomático de la naturaleza del hombre contemporáneo y la única solución para poder eliminar estos males es de recuperar la justa “filosofía del mundo y de la vida” y perfecto estado psicosomático de su naturaleza especial humana, si no logremos realizarlo, estos males continuaran aumentándose tanto en números como en grados terminando destruir nuestras civilizaciones.

    Conociendo de la historia de conducta y actividades de la especie humana, que el hombre obtuvo su justa ”filosofía del mundo y de la vida”, y el perfecto estado de su naturaleza logrando establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, que existían en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en la época del Renacimiento en nuestra cultura Cristiana, tenemos el ejemplo de cómo eran estos y nuestro objetivo para nuestra búsqueda, y la demostración que el hombre esta capacitada de establecer este perfecto estado de su naturaleza, correspondiente en cada caso a las circundancías en que vive.

    Empero en nuestro caso como nuestros nuevos tipos de males son ya tan numerosos y graves y el tiempo que tenemos para realizar el necesitado cambio de nuestro modo de vida es tan corto que esto ya no se puede realizar, y continuando vivir de acuerdo con nuestro erróneo modo de vida hasta final, nada y nadie puede salvar nuestras civilizaciones de su autodestrucción, que según los datos conocidos de esta situación, esto se ocurrirá antes del año 2050.

    A pesar de esto, en este periodo de transición, sabiendo que la única solución de poder anular nuestros nuevos tipos de males, que amenazan ya nuestras subsistencias es restablecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana, empezando desarrollar la solución y teoría de cómo alcanzar este meta no sería inútil, ya que después del inevitable catastrófico fin de nuestras civilizaciones, los supervivientes, aprendiendo de este negativo acontecimiento, estarán dispuesto de abandonar sus erróneos modo de vida y aceptar esta nueva y justa “filosofía del mundo y de la vida”, desarrollada y preservada en este documento, que será capaz de salvar sus futuros y abrir con ello un nuevo camino para una renovada vida y cultura.

    Budapest 02 de Septiembre de 2012
    Francisco Z. Lantos
    Doctor Arquitecto

  • Fraancisco Z. Lantos

    UNA VERDAD ATERRADORA, CUYA GRAVEDAD, SI EL SR. AL GORE LA HUBIERA PODIDO CONCEBIR, NO SE ATREVERÍA NI A EXPONERLA.

    Para percibir la real magnitud de nuestros males, surgidos desde la Revolución Industrial, y el grave peligro que esto significa para nuestra vida y de nuestro futuro, tendríamos que tratar estos no separadamente y sin relacionarlos con una Causa común, como están haciendo las Naciones Unidas en sus Conferencias Mundiales, porque aunando sólo tres de estos males queda demostrado la imposibilidad de encontrar la solución para eliminarlos y abrir un nuevo camino para la salvación de nuestras civilizaciones.

    1/ La antinatural y desenfrenada expansión demográfica

    La población del mundo en la época de Jesucristo era de.…………………………200 millones de hab.
    En el año 1400 (Edad Media) para aumentar con 100 millones se tardó 700 años=……..400 m. de hab.
    Entre 1400-1800 (Renacimiento) “ “ se tardó 100 años=……..800 m. de hab.
    Entre 1800-1900 (Rev. Industrial) “ “ se tardó 12,8 años=……1.600 m. de hab.
    Entre 1900-1960 (Rev. Industrial) “ “ se tardó 3,7 años=……3.200 m. de hab.
    Entre 1960-2000 (Rev. Industrial) “ “ se tardó 1,25 años=……6.400 m. de hab.
    Entre 2000-2050 (se estima que continuará aumentando llegando a la cifra de)=……..9.400 m. de hab.

    Este cuadro nos enseña dramáticamente el antinatural y enfermizo crecimiento de este fenómeno, demostrando que es la causa principal de nuestros problemas.

    2/ El antinatural crecimiento del consumo de energía del hombre contemporáneo

    Sus consecuencias las enseña el Sr. Al Gore en su película “Una verdad incómoda”, que aunque es muy dramática, pero si añadimos a esto los cambios que se están produciendo y se producirán imparablemente durante los próximos 42 años, a saber: se aumentará la población del mundo con 3.000 millones de personas y se extenderá el consumo de energía de los países desarrollados a Indonesia, China, India, México y países de África y América del Sur. Este consumo sería como mínimo el doble que existe hoy, demostrando que el Sr. Al Gore ha sido corto en asustarnos en su película.

    3/ Las migraciones y el desastroso desarrollo de nuestros asentamientos humanos (ciudades y poblados)

    Hasta principios del siglo pasado, sólo el 20% de la población mundial vivía en ciudades y ninguna de éstas pasaba de 1.000.000 de habitantes, manteniendo cada una un tamaño definido, una estructura clara y ordenada, una distribución funcional y una forma expresiva y bella en perfecta armonía con su medio ambiente.

    Esta proporción hoy, cuando la población del mundo ya es 6.600 millones se ha cambiado por la del 50% o sea 3.300 millones de personas viven en ciudades, entre las que se encuentran 30 Metro, Megaciudades e indefinidas Conurbaciones entre 5 y 20 millones de habitantes y con una extensión de 60-80 Km. de diámetro, dentro de las que se han fusionado, de manera caótica, 40-60 ciudades y poblados. Empero, estos desastrosos desarrollos, dentro de los que impera el caos, insoportables ruidos, todo tipo de contaminaciones, fealdades, inseguridad ciudadana, robos, crímenes y nuevos tipos de enfermedades incurables, etc., y a pesar de las muy negativas experiencias obtenidas en estas monstruosas aglomeraciones, los hombres de nuestras sociedades quedan indiferentes ante la noticia de que esta tendencia suicida continuará, estimándose que para el año 2050 el 70% de la población mundial o sea 6.580 millones de personas vivirán en un “mundo urbanizado”, que sería como el doble de lo que tenemos hoy, y que lo tendríamos que construir durante estos 42 años que nos quedan hasta el año 2050, estando demostrado a gritos de que resolver estos problemas con los enfoque que tratan es y criterios en los que se basan las investigaciones de las Naciones Unidas y otras entidades estos temas será irrealizable y su continua aplicación llevaría a nuestras civilizaciones a su destrucción irreparable.

    No obstante, reconociendo ya que estos males no se han presentado al azar sino que son manifestaciones de una Causa común, y que en este caso este causa es la naturaleza única y especial del hombre, cuya conducta no es preestablecida e invariable, como la de los otros seres animados (animales) por debajo de su nivel, sino que, dependiendo del estado psicosomático de su naturaleza él obtiene su “filosofía del mundo y de la vida”, que define su jerarquía de valores y que guía su conducta y actividades.

    Aprendemos de la historia de la conducta y actividades del hombre, que estando su naturaleza compuesta de espíritu e instinto, él tenía tres posibilidades de elegir su vida; 1.)puede sobrevalorar la parte espiritual a costa de la parte instintiva de su naturaleza y tener una “filosofía excesivamente espiritual”, cosa que existía en la época de la Edad Media de nuestra cultura Cristiana; 2.) hacer lo contrario y tener una extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida”, que se ha extendido desde la Revolución Industrial entre todas las civilizaciones de hoy en día; 3.) o puede prestar la misma atención a ambas partes de su naturaleza y establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual y la instintiva de su naturaleza especial humana y obtener su perfecta “filosofía del mundo y de la vida”, situación que existió en la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana.

    Estos ejemplos nos demuestran que en los dos primeros casos, como consecuencia de estas erróneas “filosofía del mundo y de la vida” y de la pérdida del perfecto estado psicosomático de la naturaleza de la especie humana, han nacido distintos tipos de males, que en el primer caso sólo se lograron eliminar estableciendo el justo equilibrio perdido entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza psicosomática, que se realizó por un lento proceso evolutivo, llegando a su culminación en la época del Renacimiento, cuando el hombre, al recuperar su única y real naturaleza, ha perdido su libertad de equivocarse y no le costaba nada adaptarse con su conducta, como lo hacen los otros seres animados (animales) a las Leyes de la Naturaleza y restablecer con ello el ordenado y armonioso desarrollo de nuestro Mundo Manifestado, asegurando así el bienestar de todos sus componentes, a los seres animados ( animales y vegetales) y nuestra propia felicidad.

    Basado en estos hechos, para salvar nuestras civilizaciones de su destrucción, sabiendo que la Causa de todos nuestros males es nuestra extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” y el degenerado estado de nuestra naturaleza psicosomática y la única solución es la recuperación de la justa “filosofía del mundo y de la vida” y el perfecto estado psicosomático de nuestra naturaleza especial humana, ya sabemos el objetivo de nuestra investigación, pero el problema es que si incluso hubieran aceptado los hombres de nuestras sociedades este enfoque de nuestros problemas, tuviéramos o no tiempo para, ante el avanzado grado de nuestros males, realizar este necesitado cambio por medio de un camino pacífico y evolutivo, o al no poder parar ya este proceso destructivo, esto se realice de una manera destructiva y revolucionaria, cuando los supervivientes aceptarán esta necesitada idea que se elaborará durante este período de transición, y que abrirá un nuevo camino para ellos y para las nuevas generaciones.

    Madrid, 11 de Mayo de 2009
    Francisco Z. Lantos
    Doctor Arquitecto

  • Fraancisco Z. Lantos

    ¿POR QUÉ NUESTROS ESPECIALISTAS Y CIENTIFICOS NO PUEDEN YA RESOLVER EL SOBRECALENTAMIENTO DE LA TIERRA Y EVITAR CON ELLO UNA DESTRUCCION PLANETARIA?

    Ante el continuo fracaso de eliminar, o incluso para disminuir nuestros innumerables e interrelacionados males entre los que el sobrecalentamiento de la Tierra es sólo uno, nuestros científicos y especialistas sobre el tema, los que sienten casi un derecho exclusivo para tratarlos, cuando alguien se atreve a anunciar que con nuestro erróneo modo de vida hemos llegado al límite de la posibilidad de corregir estos males y evitar una destrucción planetaria, en lugar de tomar seriamente este aviso, estos especialistas y la sociedad en general lo tratan como catastrofismo.

    Sin embargo, un vistazo al diagrama del crecimiento de la población del mundo y al crecimiento del consumo de energía mundial demuestra dramáticamente que en los últimos dos siglos estos dos acontecimientos se han disparado de manera antinatural y anormal, llegando hoy la población del mundo a ser 32 veces mayor y una media de consumo de energía extendida por todo el planeta de 3-4 veces más que la que existía en la época de Jesucristo, lo que multiplicando estos dos factores significa 96-128 veces más consumo de energía en el mismo tamaño de planeta. (Ver HOJA Nº5)

    El resultado negativo de este acontecimiento lo sentimos todos, pero si tomamos en consideración las estimaciones de las Naciones Unidas sobre el futuro ritmo de crecimiento de la población mundial, según el que, para el año 2050 la población del mundo puede alcanzar la cifra de 10.000 millones o sea 50 veces más que nuestro planeta tenía en la época de Jesucristo, que multiplicada con el crecimiento del consumo de energía de los hombres, ya incluso en los países en vías de desarrollo y subdesarrollados, que para esta fecha puede llegar a ser 3-4 veces mas de lo normal que nuestra naturaleza intrínsecamente necesita, este cambio significaría 150-200 veces más consumo de energía que nuestro planeta tenía durante milenios, antes de la época de Jesucristo.

    Ante este hecho, encontrándonos actualmente sólo en la mitad del camino que nos espera, en los próximos 43 años, y basados en nuestros fracasos para encontrar soluciones prácticas para resolver el problema de sobrecalentamiento de nuestro planeta y disminuir las nocivas contaminaciones, sólo una persona despreocupada o ingenua puede tachar este aviso real como catastrofismo, ya que satisfacer estas demandas desorbitadas que generarían nuestro erróneo modo de vida, fiándose ciegamente en futuros avances tecnológicos para encontrar y convertir los rayos del Sol y el viento en energías limpias y otras nuevas fuentes que incluso si existieran, por falta de tiempo no sería posible ponerlas en práctica en la escala que este antinatural y anormal crecimiento exigiría, y todos los insignificantes resultados obtenidos hasta hoy se demostrarían ser un autoengaño para crear este falso optimismo que ha desviado nuestro verdadero interés de buscar la causa real de nuestros innumerables e interrelacionados males, entre ellos el sobrecalentamiento de la Tierra, que son sólo los efectos de la verdadera causa de todos ellos.

    Estudiando los sobrepuestos dos diagramas, el del crecimiento de la población mundial y el consumo de energía del mundo, con mis anotaciones allí, se deduce que al estar la naturaleza del hombre compuesta de espíritu (alma) con dones de conciencia, raciocinio, sensibilidad artística y capacidad creativa, a través de los que puede conocer la Verdad, y cuerpo físico con instinto, a través de lo que puede sentir la Verdad sobre la Existencia, él, es el único ser vivo que posee el libre albedrío para elegir su conducta y actividades, y para esto tiene tres posibilidades: en el primer caso, puede sobrevalorar la importancia de su parte espiritual a costa de su parte instintiva, situación que ha ocurrido durante la época de la Edad Media. En el segundo caso, puede tener la misma atención para ambas partes de su naturaleza y llevarlas en el justo equilibrio, situación que ha existido durante la época del Renacimiento. Y en el tercero, puede sobrevalorar su parte instintiva a costa de su parte espiritual que está ocurriendo desde la Revolución Industrial en nuestras civilizaciones extendida ya por todo nuestro planeta.

    Conociendo los resultados y consecuencias de estos tres tipos de vidas está demostrado que sólo cuando el hombre logra establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, y cuando sus ideas coinciden con la Idea Subyacente de la Existencia Real, con el Amor Puro y Universal es cuando no le cuesta nada adaptarse con su conducta y actividades, como los otros seres animados por debajo de su nivel, a las Leyes de la Naturaleza, y cuando todos los males surgidos de los otros dos tipos de vida se desaparecen sin ninguna intención especial, mas bien de manera natural y espontánea.

    Encontrándonos hoy en la tercera posibilidad para realizar nuestra vida y conociendo que la causa de todos nuestros manifestados males es el estado desequilibrado de nuestra naturaleza psico-somática la solución para eliminar estos males es recuperar el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana.

    Este proceso, desgraciadamente, encontrándose la especie humana de nuestras civilizaciones absorbida por nuestra extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” y el perfecto estado de su naturaleza psico-somática degenerado, es muchísimo más lento que el tiempo que tenemos para poder realizar este deseable cambio evolutivo.

    Aunque las correspondientes teorías plasmadas en soluciones concretas, hoy, por falta de tiempo, ya no se puede poner en práctica, las personas quienes se queden convencidas con sus aciertos y sean capaces de cambiar su modo de vida, obtendrán un alimento espiritual que les ayudará a resistir los sufrimientos causados por nuestro erróneo modo de vida.

    Yo, en mi búsqueda, he obtenido esta fuerza, y estudiando la posibilidad de poner en práctica esta nueva “filosofía del mundo y de la vida” encontré que en los casos similares en el pasado esta misión la han realizado los profetas y videntes, quienes a través de sus discípulos y posteriormente expresada esta idea en las obras de arte de artistas se han logrado propagar sus ideas. Este camino es también válido hoy, existiendo además unos medios como la televisión, prensa, radio, Internet, etc., que no conocen límites de comunicación ni en el tiempo ni en el espacio. Empero, hoy sólo faltan los profetas y discípulos para anunciar la idea justa y necesitada, y la voluntad de nuestros magníficos medios para prestar servicio para esta finalidad.

    Esta falta de profetas de hoy son sustituidos por algunos precursores, quienes a través de nuestras contradicciones han elaborado en el campo de sus actividades esta necesitada idea, entre los que me encuentro yo mismo, y como soy arquitecto y contando con la gran influencia que la arquitectura en su extensión total, que son las ciudades y poblados, tiene sobre la formación de las mentalidades de sus habitantes encontré el medio más adecuado para exponer esta nueva y justa “filosofía del mundo y de la vida”, plasmada en proyectos que pretenden satisfacer las justas e intrínsecas necesidades de nuestra naturaleza psico-somática, y restablecer con ello el prefecto estado de nuestra naturaleza especial humana.

    Si hubiera existido un interés de nuestras sociedades para recoger las ideas sobre el mundo y la vida, no sólo de los especialistas y científicos que tratan nuestros problemas directa y aisladamente unos de otros, sino también a nuestros pensadores, poetas y artistas quienes ven y juzgan nuestros acontecimientos holisticamente este conocimiento nos ayudará mucho para encontrar el buen camino en nuestra búsqueda para resolver este grave problema.

    Madrid, 28 de Febrero de 2015
    Francisco Z. Lantos
    Doctor Arquitecto

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend