Twitter, herramienta gubernamental para ejercer la censura

2
shutterstock_150536339
Turquía y China son los dos países que hoy día censuran Twitter de forma completa / shutterstock.com

Justo cuando Twitter cumple 8 años, la red de microblogging se enfrenta a la censura impuesta por los gobiernos de varios países, que quieren acallar las voces discordantes de sus ciudadanos impidiéndoles tuitear. Como si eso sirviera para silenciar sus quejas o no hacer ver al resto del mundo su malestar.

Ayer, Turquía fue uno de los últimos países en sumarse a una lista compuesta por una decena de naciones en las que algo tan sencillo como escribir un mensaje de menos de 140 caracteres no se puede llevar a cabo.

Ocurre en un país que mira –o miraba- a Occidente y que suspiraba por ingresar en la Unión Europea hace sólo unos años. Sin embargo, los turcos se han quedado sin Twitter tras las palabras del primer ministro del país, Recep Tayyip Erdogan, que amenazaba el jueves por la tarde con “erradicar” la red social sin importarle "lo que opinara la comunidad internacional”.

De los 36 millones de internautas activos que hay en el país, se calcula que el 10% utilizaba la plataforma. Hablamos ya en pasado porque el Gobierno turco ha emitido una ley de aplicación inmediata que prohíbe el acceso al considerarlo “perjudicial para el país”, y ha obligado a las empresas de Internet a cortar el acceso a Twitter.

Turquía no es la única nación en la que la censura azota a la red de microblogging de manera total. En China el Gobierno también controla por completo a las compañías que ofrecen acceso al servicio de Internet. De hecho, tiene sus propios gigantes de Internet, desde ISP (proveedores del acceso y operadoras de telefonía) hasta sus propios motores de búsqueda, portales de noticias y, por supuesto, redes sociales.

En China, de hecho, no se puede tuitear, pero tienen su herramienta equivalente, controlada por el Gobierno. De nombre Weibo, cuenta ya con más de 350 millones de usuarios activos (casi como todos los que usan Twitter) y permite enviar mensajes cortos y seguir a usuarios. En realidad es una copia china de Twitter. En este país, tampoco está permitido utilizar Facebook o YouTube.

Los venezolanos también denuncian que el Gobierno de Nicolás Maduro está bloqueando, parcialmente, la herramienta. En este caso, no se trata de impedir el acceso por completo a Twitter, como ha ocurrido en Turquía, sino que en Venezuela lo que se bloquean sobre todo son las imágenes que los usuarios suben a la plataforma mostrando las protestas callejeras en contra de la clase política.

Irán es otro país en el que el acceso a Twitter ha sido interrumpido en algunas ocasiones por el gobierno, aunque en la actualidad sí se puede acceder a la herramienta. En La India y Corea del Sur, por mandato gubernamental, se censuran algunos tipos de contenidos de la plataforma, sobre todo mensajes que sean críticos con la clase política o los estamentos acomodados en estos países.

Cómo sortear la censura

En algunos países, como Turquía, donde el uso de otras redes sociales sí está permitido, los ciudadanos usan Facebook u otras plataformas como si fueran una red de microblogging, enviando mensajes y aprovechando para alzar su voz y mostrar al resto del mundo lo que está ocurriendo.

Aquellos que no quieren cambiar de herramienta, o que viven en países donde ninguna red social está permitida, no tienen más remedio que utilizar un VPN, un sistema que permite conectarse a Internet de manera remota a través de un servidor ubicado en otro país –y por lo tanto, no capado- para poder seguir usando Twitter. Sin embargo este sistema no es del todo seguro, y hay países como Irán que persiguen a quienes lo utilizan.

También existen sistemas para poder enviar mensajes a la red de microblogging a través de email o de SMS, aunque se pierde el poder conocer las interacciones que se reciben, la posibilidad de retuitear o de responder a las menciones.

El propio Twitter intenta que sus usuarios puedan continuar usando la plataforma. Por ejemplo, la compañía envió ayer un mensaje a través de su cuenta @policy avisando a los usuarios turcos de que podían seguir enviando mensajes a través de SMS, como muestra el siguiente pantallazo:

twitter_turquia

Leave A Reply

Your email address will not be published.