El virus del ébola ‘invade’ las redes sociales

2
10912_967_544
Una de las irónicas imágenes que circula por las redes sociales con motivo de la crisis del virus del ébola

Desde que se confirmó en la tarde del pasado lunes el contagio de una enfermera española con el virus del ébola tras haber asistido en un par de ocasiones a uno de los misioneros jesuitas repatriados, en las redes sociales prácticamente no se habla de otra cosa.

Dos términos han permanecido como trending topic a nivel internacional desde que se conoció la noticia: #Ebola y #España, generando más de 100.000 mensajes de menos de 140 caracteres en los que, en todos los idiomas, se alerta de la primera infección que tiene lugar fuera de un país africano, se comenta cómo ha podido suceder y se cuestiona la seguridad del sistema sanitario español.

Publicidad

Los medios de comunicación de todo el mundo rápidamente se hicieron eco de la noticia y han ido informando puntualmente en Twitter de su desarrollo, dando, si cabe, mayor difusión al suceso. Por ejemplo, CNN emitió ayer varios tuits que superaron los 3.000 retuits y favoritos.

tuit_mapa_CNN
Uno de los 'tuits' subido por la CNN a Twitter, con un mapa del ébola en el mundo. / @CNN

A nivel nacional, la conversación en Twitter ha ido mucho más allá. Además de dominar los trending topics durante toda la jornada de ayer, la red de microblogging se ha convertido en canal de expresión de quienes culpan al ministerio de Sanidad por no haber gestionado apropiadamente la situación.

El hashtag que se ha convertido en seña de identidad de quienes piden la dimisión de la ministra Ana Mato (#AnaMatoDimision) lleva más de 24 horas situado como uno de los más utilizados en Twitter, pero la plataforma también ha servido para pedir responsabilidades políticas al mismísimo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (#RajoyDimisión) o simplemente para comentar sobre la enfermedad a través de hashtags tan populares como #EbolaenEspaña.

En la tarde de ayer, además, llegaba a convertirse en trending topic mundial #SalvemosaExcalibur, hashtag utilizado por quienes defienden que se salve al perro de la enfermera madrileña infectada con el virus del ébola.

La solicitud por parte de las autoridades sanitarias de la Comunidad de Madrid de un permiso de los dueños para sacrificar al animal, y todo el movimiento surgido en defensa del can (que en cuestión de horas consiguió recoger más de 170.000 firmas a través de Change.org) ha llevado la noticia del intento desesperado del marido de la enfermera por salvar a su mascota a portadas de diarios online de todo el mundo e incluso a abrir el informativo nocturno de la cadena Sky News.

España se ha convertido en centro de todas las miradas, pero no sólo en medios de comunicación o en Twitter, sino también en otras plataformas sociales, como por ejemplo Facebook, donde se han multiplicado las páginas con información sobre el virus, que aglutinan a decenas de miles de seguidores, y donde las conversaciones también giran en buena parte en torno a la enfermedad y al miedo al contagio que experimentan muchos ciudadanos.

Ante la evidente preocupación de sociedad civil y las autoridades, algunos han decidido recurrir al humor para intentar hacer más llevadera la situación. De hecho, los “memes”, contenidos virales que se propagan rápidamente por la red con alguna broma o sarcasmo, han encontrado en el ébola una manera de dar rienda suelta a la originalidad de sus creadores.

En los muros de Twitter y Facebook y a través de WhatsApp se envían imágenes como éstas que reproducimos, tanto al inicio de la noticia como al final, y que ridiculizan la respuesta del Gobierno, ironizan con el peligro evidente para la salud de los ciudadanos y demuestran cómo la marca España puede verse seriamente afectada por una situación que, de momento, no tiene fácil solución.

10918

tuit_ébola

ébola_Twitter

2 Comments
  1. juanjo says

    ¿Habéis visto las irresponsables, creules y canallescas declaraciones del Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, J. Rodríguez?

Leave A Reply

Your email address will not be published.