YouTube tendrá una versión de pago sin publicidad

0
shutterstock_241005259
Los usuarios de YouTube temen que la versión gratuita se llene de publicidad una vez que se habilite la posibilidad de pagar por librarse de la publicidad. / Shutterstock

El modelo único de visualización gratuita de YouTube mediante anuncios está a punto de cambiar. De la misma manera que otros servicios online como, por ejemplo, el reproductor musical Spotify, cuentan con una versión ‘premium’ en la que los usuarios disfrutan de funcionalidades adicionales y, además, no tienen que escuchar publicidad, YouTube lanzará a partir del próximo 15 de junio un servicio por suscripción que permitirá a quienes paguen obtener servicios adicionales y, sobre todo, librarse de los anuncios.

Es decir, variará la forma en la que se puede acceder a la plataforma de vídeos propiedad de Google. Sus más de 1.000 millones de usuarios activos al mes podrán decidir si quieren seguir consumiendo sus contenidos audiovisuales como hasta ahora, teniendo que soportar publicidad al inicio de los vídeos y en los laterales del reproductor pero de una forma gratuita, o si por el contrario prefieren abonar una determinada cantidad económica al mes y no recibir anuncios.

Publicidad

Aunque la compañía no ha hecho un anuncio oficial del lanzamiento de la plataforma de pago, ha confirmado lo que venía siendo un secreto a voces durante los últimos días en los mentideros de Internet al enviar un correo electrónico a sus creadores de contenido, tanto productoras audiovisuales como a los usuarios más activos en la red por ser parte de su Programa de Partners (colaboradores que obtienen una remuneración económica por sus contenidos).

En estos emails, que han empezado a recibir ya algunos usuarios, YouTube les comunica que va a cambiar la forma en la que pueden obtener dinero por participar en la plataforma. Asegura la empresa que ha estado buscando la forma de que disfruten nuevas oportunidades de obtener ingresos y que, a partir del 15 de junio de 2015 tendrán más posibilidades de ganar dinero.

“Hemos subido el listón y hemos decidido ofrecer a nuestros usuarios la posibilidad de disfrutar de una versión de YouTube sin anuncios a cambio de un pago mensual. Con este nuevo servicio de pago estamos generando un nueva fuente de ingresos complementarios a los que ya consigues con los anuncios”, señala YouTube en el comunicado distribuido a sus colaboradores.

En otras palabras, la compañía está presentando el nuevo servicio a sus productores de contenido como la posibilidad de obtener más ingresos: tanto a través de la publicidad, como hasta ahora, como mediante la obtención de un porcentaje de lo que los usuarios paguen por las suscripciones mensuales.

Sin embargo, se desconoce la cuantía de ese porcentaje de las suscripciones que YouTube distribuirá entre quienes elaboran contenido de éxito o de forma exclusiva para la compañía.

De la misma manera, tampoco se ha hecho público cuánto tendrán que pagar los usuarios al mes (lo único que sí se sabe con certeza es que la periodicidad de la suscripción será mensual) para evitar tener publicidad en el site de vídeos. Ni tan siquiera se sabe si habrá varias modalidades de suscripción ‘premium’ o formas de abono privilegiado.

Estas se conocerán más adelante, cuando YouTube explique al usuario 'de a pie' lo que le costará librarse de la publicidad. De momento, esta manera que ha tenido la compañía propiedad de Google de confirmar su servicio ‘premium’ ha enfadado a numerosos usuarios del servicio, que se sienten ignorados o tratados como “usuarios de segunda”.

Muchos han manifestado también su temor de que, ahora que la compañía contará con un servicio de suscripción, la modalidad gratuita se llene todavía de más publicidad, hasta el punto de que haga incómoda la visualización de los contenidos tal y como se veían hasta ahora.

Hasta que YouTube no aclare las condiciones de los nuevos servicios no se sabe si estos compensarán o no. Lo cierto es que el usuario de Internet, de forma mayoritaria, está acostumbrado a pagar por servicios que le aporten un valor diferencial.

Es lo que ha ocurrido con el mencionado Spotify, que cuenta con una base de usuarios muy alta de abonados al servicio ‘premium’, al no exigir una cuota mensual demasiado elevada y ofrecer distintos tipos de acceso, promociones incluidas.

Según las últimas cifras aportadas por la compañía, el número de usuarios suscritos al servicio musical supera el 15% en los países en los que está presente, lo que permite hablar de un modelo de negocio rentable. No cabe duda de que YouTube optará por un modelo similar.

Leave A Reply

Your email address will not be published.