Los candidatos catalanes no han sabido aprovechar Twitter

0
La actuación de Gerardo Pìsarello, en el centro de la imagen, intentando que se desplegara una bandera española durante los actos de la Mercé ha sido trending topic durante la campaña catalana. / EfE
La actuación de Gerardo Pìsarello, en el centro de la imagen, intentando que no se desplegara una bandera española durante los actos de la Mercé ha sido 'trending topic' en la recta final de la campaña catalana. / Efe

Las redes sociales han jugado un papel importante durante la campaña de las elecciones catalanas que se celebran mañana. Como viene siendo habitual desde hace un par de citas electorales –sobre todo, desde que parte del éxito cosechado por Podemos en las pasadas elecciones al Parlamento Europeo de 2014 se atribuyera a su uso de los medios sociales- los partidos políticos han trasladado gran parte de sus actividades de comunicación a las redes.

Entre ellas, principalmente es Twitter la red preferida, tanto por candidatos como por usuarios, para establecer el diálogo político. Según un estudio realizado por la Universidad Carlos III de Madrid, Twitter es la herramienta más utilizada para la movilización del electorado y la captación de indecisos.

Publicidad

Esto explica en buena medida por qué los candidatos a presidir la Generalitat catalana han considerado Twitter como una herramienta clave durante la campaña electoral. Todos se han lanzado, en mayor o menor medida, a la red de microblogging para hacer llegar a través de ella sus propuestas a la ciudadanía.

Pero, ¿la han utilizado todos de la misma manera? ¿Quién ha triunfado con sus tuits entre el electorado? Según un análisis elaborado por la agencia de comunicación Porter Novelli, los candidatos de Junts pel sí (Raül Romeva) y la CUP (Antonio Barrios) han logrado el crecimiento más significativo de seguidores en Twitter durante la campaña.

El incremento del apoyo mostrado en Twitter ha sido claramente mayor entre los candidatos independentistas. Mientras que Romeva es el que mayor número de seguidores posee, 55.530, durante la campaña “sólo” ha incrementado esa cifra en un 10%, principalmente porque el crecimiento en los dos últimos meses ya había sido del 30%.

Inés Arrimadas (C’s) sería la segunda candidata en número de seguidores, al sobrepasar los 33.500, habiendo aumentado la cifra en un 13% durante los 15 días de la campaña. Sin embargo, el político que más ha aprovechado su presencia en Twitter es Antonio Barrios, que ha hecho crecer su cifra de seguidores en un 39%. Eso sí, el apoyo sigue siendo menor, pues cuenta con 24.381 followers.

Todo ello a pesar de que ninguno de los tres son los que más tuitean. Es el candidato del PSOE, Miquel Iceta, el que impone a su cuenta en Twitter un ritmo de actualización más alto. A pesar de que en la última semana todos los candidatos han rebajado la frecuencia de las publicaciones, Iceta, de media, ha compartido más de 25 tuits al día con sus 17.862 seguidores.

La independencia y la relación con España centran el debate político en Twitter. El 45% de los mensajes enviados por los candidatos durante los días de campaña giraron en torno a estos dos temas. Los tuits sobre ambos han ido en aumento según pasaban los días de la campaña.

Poca conversación y escasas respuestas

A pesar de que los candidatos que concurren en las elecciones catalanas han abrazado Twitter como un medio para hacer llegar sus programas electorales a los ciudadanos, cierto es que han desaprovechado la oportunidad de establecer una comunicación bidireccional con ellos.

En la última semana de campaña ha sido la candidata de Ciutadans, Inés Arrimada, la que más conversación ha generado al responder al 31% de los mensajes recibidos. Antonio Baños y Xavier García Albiol (PP) lo hicieron en el 22% de los casos. Sin embargo, Iceta no ha respondido a los comentarios durante los últimos siete días, desaprovechando la oportunidad.

Iceta es, por el contrario, el que más enlaces ha incluido en sus tuits (el 81% de ellos incluía un link). Lejos de fomentar el diálogo y adaptarse a las peculiaridades de un medio como Twitter, la mayor parte de los políticos se ha limitado a lanzar los mismos mensajes que ya emitía por otros medios.

Los tuiteros catalanes, preocupados por otros temas

Otro signo que demuestra que los candidatos catalanes han usado Twitter como un altavoz sin buscar demasiado la conversación con los usuarios es el hecho de que prácticamente ninguno de ellos ha tuiteado acerca del tema que más han comentado los ciudadanos en la red de microblogging en los últimos días.

Mientras los candidatos compartían eslóganes y promesas y citas electoralistas, la conversación en Twitter ha girado en torno al primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, número 2 de Ada Colau.

Su rifirrafe con el líder del PP de la Ciudad Condal, Alberto Fernández, a quien intentó retirar la bandera española que estaba colocando en el balcón del ayuntamiento, minutos después de solicitar al líder de ERC, Alfred Bosch, que hiciera lo propio con una estelada, ha dividido a la comunidad tuitera catalana.

El aluvión de mensajes que se enviaron en Twitter convirtió en pocos minutos la etiqueta #orgulloPisarello, que alababa la actuación del primer teniente de alcalde, en trending topic. Este había surgido en respuesta a otro movimiento tuitero, que segundos antes había sido tendencia también en la red al grito de #PisarelloDimisión.

Entre los mensajes enviados se produjeron menciones racistas hacia Pisarello por su ascendencia argentina. Al hilo de estos comentarios sí aprovechó para participar en la conversación la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, agradeciéndole a su compañero su actuación.

Leave A Reply

Your email address will not be published.