¿Cómo impacta Google en la economía española?

0
shutterstock_227705986
Estatua de Android Lollipop frente al complejo Google Pex. / Shutterstock

¿Qué supone para la economía española que una compañía como Google desarrolle su actividad en España? A esta pregunta trata de dar respuesta un informe realizado por Deloitte que ha analizado el volumen económico que la compañía de Internet aporta al PIB nacional, así como su influencia en la generación de empleo o de oportunidades de negocio para las empresas nacionales.

Los datos que arroja el informe 'Impacto económico de Google, España, 2014' son muy positivos para la imagen de la compañía del buscador. En él se establece que las empresas y los creadores de contenido que usaron productos de Google durante el año pasado generaron un impacto económico de más de 7.000 millones de euros.

Publicidad

La consultora analiza cómo las herramientas de Google ayudan positivamente a crecer a las compañías y obtener rentabilidad de su negocio y detalla por áreas los sectores en los que contribuye a generar empleo.

Por ejemplo, el informe señala que se canalizan hasta 130.000 empleos en el sector publicitario. Las empresas que usan las búsquedas orgánicas de Google y Adwords como plataforma para incluir sus anuncios con palabras generaron hasta 7.000 millones de euros de actividad económica.

Por otra parte, la utilización de paquetes y aplicaciones en la nube, aumentan la productividad y mejoran la comunicación. Según Deloitte, las compañías que utilizan Apps for Work –la suite de productividad de Google- generaron el año pasado beneficios por un valor de 100 millones de euros, al ser más eficientes.

Youtubers y creadores de contenido online

Los blogueros, propietarios de páginas web y otros creadores de contenido que incluyen la publicidad de Google en sus portales generaron hasta 330 millones de euros el año pasado. Esta cifra incluye el dinero generado también por los youtubers y, según la compañía, supuso la canalización de hasta 6.500 puestos de trabajo. En esta cantidad habría que considerar quienes son capaces de vivir gracias a los ingresos que obtienen por rentabilizar los contenidos que crean en las plataformas de Google.

Junto a estos datos, cabe destacar que Google abrió este año en España un campus para emprendedores. Este centro, ubicado en Madrid, es el cuarto en el mundo de estas características y en sus seis meses de existencia posee más de 10.000 miembros. En él los autónomos y emprendedores encuentran un lugar en el que desarrollar su actividad, acceder a formación, talleres, eventos…

Estas son algunas de las iniciativas de Google desarrolla en nuestro país para impulsar el tejido empresarial pero, la pregunta es obligada: Si muestra tanto interés por la economía local, ¿por qué entonces la empresa continúa pagando impuestos en Irlanda?

Desde cuartopoder.es hemos trasladado esta pregunta a Google España, y hemos obtenido la siguiente respuesta: “Google cumple con las leyes fiscales en todos los países en los que opera. La realidad es que la mayoría de los gobiernos usan los incentivos fiscales para atraer inversión extranjera que crea trabajos y crecimiento económico y, como es natural, las compañías responden a estos incentivos. Es una de las razones por las que Google tiene su sede internacional en Irlanda, además de por la capacidad de contratación y de expandir nuestros negocios”.

La compañía reconoce abiertamente que prefiere ubicar su sede fiscal en Irlanda, en lugar de hacerlo en España, y afirma que la mayor parte de los impuestos que paga los abona en Estados Unidos, que es donde está la sede de su negocio. El pago de impuestos a nivel global que realizó en 2014 fue de un 19,3% de su facturación, lo que equivale a 3,3 mil millones de dólares

No obstante, deja la puerta abierta a un posible cambio y se muestra a favor de un replanteamiento del sistema de tributación para compañías multinacionales.

“Creemos que las leyes fiscales internacionales deberían ser más sencillas y claras y que foros internacionales como el de la OCDE y el G20 son los mejores para debatir y decidir sobre las reglas fiscales que deben aplicar a los negocios multinacionales, ya que todo el mundo se va a beneficiar de un sistema más simple y transparente. Si los políticos no están de acuerdo con estas leyes actuales está en su poder cambiarlas”, puntualizan desde la filial española.

Leave A Reply

Your email address will not be published.