A los periodistas les preocupan más las redes sociales que la credibilidad

shutterstock_262339793
El 79% de los periodistas españoles ya está en Twitter. / Foto: Shutterstock

A pesar de que según un informe elaborado recientemente por la Universidad de Oxford para el Instituto Reuters para el estudio del periodismo los medios de comunicación en nuestro país son los menos creíbles de toda Europa (y a nivel mundial sólo son superados por los estadounidenses en falta de rigor), a los profesionales de la comunicación españoles esto no parece ser lo que más les preocupa.

Publicidad

Así al menos se señala en otro trabajo que se acaba de presentar, el III Estudio sobre la Profesión Periodística que realiza la empresa de investigaciones sociológicas Ceres, la compañía energética Gas Natural y la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE).

Entre sus conclusiones –obtenidas tras haber entrevistado a 111 periodistas de prensa, radio, televisión, Internet y agencias de comunicación- se destaca que la principal preocupación de los informadores nacionales en la actualidad es adaptarse al uso de las redes sociales y las nuevas tecnologías.

Así lo señala el 26% de los encuestados, mientras que la preocupación por transmitir credibilidad sólo la manifiesta el 23% de ellos. Por otra parte, únicamente el 17% selecciona la realización de información de calidad como principal reto de la profesión, mientras que, sorprendentemente, sólo el 12% reconoce como preocupante la situación laboral, una circunstancia que hace tan sólo un año era prioritaria para el 22% de los profesionales de la información.

No es ese el único reto que a los periodistas parece preocuparle ahora menos. Mientras que el año pasado la sostenibilidad económica era prioritaria para el 17% de los informadores españoles, este año sólo le preocupa al 11%. También la supervivencia ha registrado un descenso como principal preocupación (del 10% al 8%) y completan el listado de tareas pendientes para la profesión la profesionalización de la misma y la necesidad de conocer mejor a la audiencia, ambas variables con un 4%.

endesa
Principales retos y preocupaciones de los periodistas. / Fuente: III Estudio sobre la Profesión Periodística de Gas Natural Fenosa

Cómo utilizan los periodistas españoles las redes sociales

Como consecuencia de esa necesidad que sienten los informadores de integrarse en el uso de Internet y sacar más partido a las redes sociales y a las nuevas tecnologías, muchos informadores se han volcado en el uso de Twitter como principal medio de comunicación social para dar a conocer su trabajo, lograr más repercusión con sus creaciones y, también, como fuente de información de la que obtener noticias y exclusivas y para seguir eventos en directo.

Según señala el estudio, el 79% de los periodistas nacionales ya utiliza a diario, o casi a diario, la red de microblogging. El 68% reconoce que lo usa para retuitear o difundir información mientras que al 63% le sirve como fuente para obtener información de empresas e instituciones. Mantener el contacto con las fuentes e interactuar con la audiencia son otras de las actividades que los periodistas desarrollan en Twitter.

Junto a esta plataforma, destaca el uso de Facebook también con fines profesionales y el crecimiento considerable de uso de LinkedIn, red social que los informadores nacionales utilizan para buscar empleo, entrar en contacto con nuevas fuentes de información y crear su marca personal en Internet.

Los periodistas pierden influencia

A pesar de que preocupa menos la situación laboral de la profesión, los informadores denuncian que han perdido influencia respecto a los poderes políticos y económicos. Así lo estima el 59% de los profesionales entrevistados, mientras que únicamente el 16% considera que se haya ganado influencia. La crisis económica del sector y la dependencia económica de los medios con respecto a los anunciantes son citadas como las dos principales causas de este descenso.

Aún así, se ha mejorado en cuanto a libertad a la hora de informar. El número de profesionales que considera que ha bajado su independencia ha bajado del 53% en 2013 al 40% en la actualidad.