Cuatro novedades que cambiarán la forma de usar Twitter para siempre

0
shutterstock_154181867
Los cambios anunciados por Twitter entrarán en vigor de forma paulatina durante los próximos meses. / Shutterstock

Twitter ha anunciado la que posiblemente sea la mayor modificación en la forma de usar su servicio desde que eliminase la limitación de los 140 caracteres en los mensajes directos hace unos meses.

Publicidad

La red de microblogging se renueva para hacer más fácil el uso de la plataforma y dar más libertad al usuario a la hora de escribir los mensajes, así como para demostrar que se mantendrá fiel a sus principios: la brevedad y la velocidad, en contra de quienes predecían que la compañía prescindiría de la limitación de los 140 caracteres –una de sus señas de identidad- también en los tuits.

Publicidad

Se había llegado a comentar incluso que Twitter permitiría escribir mensajes de hasta 10.000 caracteres en la plataforma, pero la compañía ha salido al paso de los rumores para anunciar las novedades que llegarán en los próximos meses y que cambiarán por completo la forma de tuitear.

Twitter ha decidido confirmar las mejoras que prevé realizar en el servicio meses antes de que entren en vigor para dar tiempo a que los desarrolladores puedan adaptar sus aplicaciones y también para que los usuarios sepan cómo evolucionará el servicio.

Realizando un ejercicio de transparencia, Twitter ha confirmado que tiene previsto no contabilizar los caracteres que ocupan los archivos adjuntos en cada tuit, algo que sí hacía hasta ahora. La red de microblogging no restará los caracteres que supone compartir una imagen, un archivo GIF, un vídeo o una encuesta, por lo que el usuario dispondrá de 140 caracteres adicionales –además del elemento compartido- al enviar su tuit. Esto le permitirá poder escribir más texto pero sin dejar de lado la brevedad y limitación clásica de Twitter.

Tampoco se contabilizarán los caracteres que ocupa la citación de un tuit. Hasta ahora se dejaban 118 caracteres libres tras la cita y en cuanto entre en vigor la modificación el usuario volverá a disponer de 140 caracteres. Además, tampoco se tendrán en cuenta en las respuestas los nombres de usuario mencionados, ya sean uno o varios, lo que también permitirá disponer de más espacio para redactar los mensajes.

Por otra parte, Twitter incluirá el botón de retuit en los propios tuits de cada usuario, para que pueda retuitearlos o citarlos cuando quiera. Hasta ahora un tuitero no podía hacer RT de su propio mensaje, ya que eso se consideraba contenido duplicado y la plataforma impedía de forma automática que fuese publicado.

El último de los cambios anunciados hará decir adiós a la clásica fórmula “.@” ya que ahora para hacer llegar una respuesta (un mensaje que empiece con @) a todos los seguidores bastará con hacer retuit del propio mensaje. Hasta ahora, un tuit que empezaba con @ se enseñaba sólo a los usuarios que seguían tanto a remitente como a destinatario del tuit.

Con todas estas modificaciones, que irán introduciéndose para todos los usuarios de forma paulatina durante los próximos meses, Twitter quiere simplificar al máximo el uso del servicio. Uno de los problemas que arrastra la plataforma –que perdió cuatro millones de usuarios activos al mes en el último trimestre- es la dificultad que tiene para conseguir que los nuevos miembros que se inscriben en la plataforma permanezcan activos. Muchos se quejan de la complejidad de la red de microblogging y, por ello, Jack Dorsey, CEO de la compañía, se fijó a principios de año como principal reto para la empresa hacer más simple la experiencia de los usuarios sin renunciar a las señas de identidad del servicio.

“Estamos centrados en hacer Twitter más rápido y más fácil de usar. Es en esto en lo que somos buenos: permitir la conversación sobre lo que ocurre ahora, en directo, y de forma sencilla”, ha señalado Dorsey. “No abandonaremos la idea de lo que Twitter fue en su inicio. El concepto de brevedad, velocidad y conversación en vivo es para nosotros lo más importante”, ha confirmado.

La compañía asegura que seguirá buscando formas de hacer los tuits más expresivos y de proporcionar a los usuarios más maneras de comunicarse. Cabe esperar entonces que Twitter realice más anuncios a lo largo del año, siguiendo la estela de los primeros meses de 2016, en los que ya se han introducido numerosas mejoras en el servicio, como los cambios en el timeline para incluir mensajes publicados “mientras el usuario no estaba” o las nuevas funcionalidades que hacen más sencillo encontrar temas, ubicaciones y personas en la plataforma.

De momento, y sin haberse implementado las modificaciones recién anunciadas, la mayor parte de los tuiteros ha recibido positivamente el anuncio. Algunos echan de menos que se no se dejen de contabilizar los caracteres que ocupan los enlaces que se comparten, pero en general la respuesta ha sido favorable, algo que no suele ser habitual cada vez que Twitter anuncia algún cambio.

Sea como sea, y después de 10 años de servicio en los que la forma de entender el microblogging ha evolucionado considerablemente, Twitter ha alzado la voz para confirmar que seguirá fiel a sus principios: la limitación de los 140 caracteres no desaparecerá nunca. O, al menos, de momento. Y eso tranquilizará tanto a usuarios como a inversores.

Leave A Reply

Your email address will not be published.