Spotify proporcionará a los anunciantes datos personales de sus usuarios

0
spotify
70 millones de personas utilizan Spotify de forma gratuita en todo el mundo. / Spotify en Instagram

Nadie da duros a cuatro pesetas ni hay servicio “gratuito” en Internet. A pesar de lo que piensan muchos internautas, darse de alta en una aplicación o página web para utilizar una serie de funcionalidades en un principio gratuitas también supone pagar un coste, aunque en estos casos no se haga con moneda oficial sino con datos personales.

Al darse de alta en cualquier servicio de Internet, como puede ser una red social, una web para ligar o un portal de viajes, el usuario está firmando un contrato con la compañía. A menudo no lo sabe, pero lo formaliza al aceptar las condiciones del servicio, un requisito indispensable para poder tener una cuenta de usuario.

Publicidad

Sin embargo, la mayor parte de los internautas ignora estas cláusulas a las que está dando consentimiento y que son las que le permiten utilizar el servicio de manera gratuita, sin tener que pagar ni un solo euro. Suele pulsar el botón de “aceptar” rápidamente y sin leer lo que está firmando.

En la mayor parte de los casos, en estas condiciones de uso se expresa, de una manera u otra, que la gratuidad del servicio se compensa con la cesión de datos personales que realiza el usuario al inscribirse. La compañía puede utilizarlos o no en la forma en que se detalle en esas cláusulas a las que el internauta ha dado su consentimiento, lo que no puede hacer es cambiarlas después de haber sido firmadas. Si lo hiciese, debería solicitar de nuevo la aceptación de las mismas al usuario.

Sin embargo, esto no ha ocurrido en el caso de Spotify, compañía que acaba de anunciar el lanzamiento de un nuevo formato publicitario que permitirá a sus anunciantes tener acceso a datos personales de los usuarios que utilizan gratis la aplicación.

Spotify ya incluía esa posibilidad en sus condiciones de uso, aunque hasta el momento no la había ejercido. Pero a partir de ahora la compañía de origen sueco va a comenzar a vender un nuevo formato de publicidad programática a través de audio en el que los anunciantes podrán segmentar la audiencia a la que se dirigen.

Es decir, una compañía que desee poner publicidad en Spotify podrá seleccionar a qué usuarios de entre los que utilizan el servicio de forma gratuita (no son usuarios premium, que pagan una cuota fija al mes para librarse de los anuncios) se van a mostrar sus mensajes. Los anunciantes tendrán acceso así a datos demográficos como la edad, el género y a otras informaciones relevantes como sus estilos de música favoritos o el contenido de sus listas de reproducción.

El nuevo formato publicitario lanzado por Spotify está disponible en 59 de los países en los que está presente el servicio de música en streaming y permitirá a empresas y particulares insertar en tiempo real cuñas de entre 15 y 30 segundos entre las canciones que escuchan los usuarios.

La compañía, cuyo modelo de negocio se ha fundamentado hasta ahora en el importe recibido por las suscripciones premium, cuenta con 70 millones de usuarios que utilizan la plataforma de manera gratuita. Serán los datos de éstos los que Spotify ponga a disposición de sus anunciantes, ya que los usuarios premium pagan por no recibir ningún tipo de anuncio. Eso si, su información personal también forma parte de las bases de datos de la compañía, aunque los anunciantes no vayan a tener acceso a ellos.

Mediante la introducción de este nuevo sistema publicitario Spotify trata de rentabilizar esos 70 millones de cuentas de las que hasta ahora no obtenía ningún beneficio. Se trata de una plataforma de anuncios similar a la que ya utilizan redes sociales gratuitas como Facebook o Twitter.

Por si no lo sabían, sí, también estas compañías y la mayor parte de los servicios online gratuitos ofrecen a los anunciantes los datos personales de sus usuarios para que puedan diseñar campañas publicitarias más precisas, escogiendo el público al que se quiere llegar.

Leave A Reply

Your email address will not be published.