Las redes sociales se blindan ante el acoso y el ‘bullying’

  • Facebook ha lanzado nuevas herramientas para reportar contenidos y facilitar que cualquier usuario denuncie una actitud inapropiada.
  • Empleando técnicas de Inteligencia Artificial, Instagram escaneará las fotografías de los usuarios en busca de insultos o situaciones de acoso.
  • Twitter cuenta con un filtro específico que permite silenciar palabras o comentarios determinados de cualquier usuario.

Aunque cada vez más padres están preocupados por la seguridad de sus hijos en Internet, la realidad es que la mayor parte de ellos no sabe bien cómo protegerlos. De hecho, según el estudio Cyber Security Insights, realizado por Norton, el 57% de los progenitores españoles reconoce que permite a los pequeños navegar por la red sin supervisión, al no conocer cómo pueden monitorizar sus acciones online.

Sólo el 34% de los padres controla la información que comparten sus hijos en las redes sociales, y el 68% no establece un filtro para las páginas web que pueden visitar o las aplicaciones que tienen permitido utilizar.

Publicidad

Es más, sólo el 30% de los padres comparte con los hijos el hábito de conectarse a Internet o les obliga a utilizar los dispositivos online en las zonas comunes de la casa. Ante esta realidad y ante el hecho de que cada vez más menores utilizan las plataformas sociales a pesar de que, legalmente en España, es necesario tener cumplidos 14 años para poder inscribirse en ellas, han sido las propias redes las que en las últimas semanas han decidido tomar cartas en el asunto y blindarse ante los casos de acoso o amenazas que experimentan muchos jóvenes al emplearlas.

Publicidad

Facebook ha sido una de las últimas plataformas en lanzar nuevas herramientas para luchar contra el bullying. A partir de ahora será más fácil denunciar y eliminar los comentarios ofensivos, que podrán ser reportados varios al mismo tiempo desde un menú desplegable que se ubica en la esquina superior derecha de cada publicación.

Como en ocasiones el acoso, el insulto y la persecución a través de las redes sociales puede ocurrir sin que el propio afectado lo sepa, a partir de ahora cualquier usuario de Facebook podrá denunciar un contenido que crea que es ofensivo para otro individuo.

Al reportar el contenido, el equipo de moderación de Facebook -compuesto por más de 10.000 empleados en todo el mundo- decidirá si retira o no la publicación. Si un usuario ve que un contenido suyo ha sido retirado por bullying, podrá pedir una segunda revisión si considera que se trata de un error. De la misma forma, si al denunciar un contenido éste no es retirado, el denunciante podrá pedir una segunda opinión si considera que sí va en contra de las normas de convivencia establecidas por Facebook para regular el uso y la relación entre los usuarios en la plataforma.

Además, los usuarios de la red social de Mark Zuckerberg cuentan con un filtro específico que permite seleccionar determinadas palabras para que no se muestren los mensajes que las contengan y, así, prevenir también posibles situaciones de acoso.

Facebook no ha sido la única red social que ha movido ficha en este sentido en los últimos días. El nuevo director general de Instagram, Adam Mosseri, que ha sustituido a los fundadores de la aplicación tras su abandono repentino hace sólo unas semanas, ha reconocido que combatir el bullying en la plataforma es una de sus prioridades.

De hecho, la primera medida que ha adoptado tras su llegada al poder está pensada para erradicar este tipo de acciones y “fomentar la amabilidad” en la aplicación. Se trata del lanzamiento de tres nuevas herramientas que permitirán, por una parte, detectar el acoso de forma automática en las fotografías. Instagram escaneará, empleando técnicas de inteligencia artificial, las imágenes que suban los usuarios a la plataforma y el texto que pueda ir incluido en ellas. De manera automática, el proceso de machine learning empleado por Instagram seleccionará aquellas imágenes que puedan ser objeto de un comportamiento ilícito y las retirará momentáneamente de los feed de actualizaciones hasta que sean revisadas por su equipo de soporte.

Por otra parte, Instagram ha estrenado un filtro de insultos que funcionará en los vídeos en directo. Hasta ahora controlar este tipo de publicaciones resultaba más complicado, por la inmediatez de la emisión, pero esta nueva herramienta permite silenciar, de manera preventiva, los descalificativos que un usuario propine a otro durante una emisión en streaming.

Twitter tampoco ha permanecido ajena a la proliferación de trolls y de usuarios que molestan, insulta o boicotean a otros. La red social ha habilitado la posibilidad de silenciar no solo a los usuarios que se siguen sino también a los que no se siguen, para que no se muestre rastro alguno de su actividad en la plataforma, ni siquiera las interacciones que puedan tener con nuestros followers. Además, Twitter cuenta también con un filtro que permite silenciar determinadas palabras y expresiones.

Esta funcionalidad convive con la posibilidad de bloquear, de forma temporal o permanente, a otro usuario, lo que implica que no se podrán ver sus contenidos y que ésta persona tampoco podrá leer lo que publiquemos en la red social. Twitter también permite denunciar cualquier publicación si se considera que se han infringido las normas de uso de la plataforma. Las sanciones más graves, una vez analizado el contenido por el equipo de control de Twitter, pueden llevar al cierre de la cuenta.