La Comisión Europea suspende a España en cobertura 4G y precios de Internet

  • España ocupa el puesto 11 entre los países más digitalizados de Europa
  • El precio de Internet en España es el séptimo más caro de los 28 países de la Unión
  • Según el informe DESI 2019, España cuenta con una de las peores coberturas 4G del continente, pero es el 8º país mejor preparado ante la llegada del 5G
  • La UE señala la escasa formación en competencias digitales y el pobre acceso de la mujer a la especialización en tecnología
  • España sólo sobresale en el uso de aplicaciones online en la Administración Pública

España ocupa el puesto 11 entre los 28 países miembros de la Unión Europea en cuanto a digitalización y empleo de Internet, situándose en la media del continente, según el informe Índice de la Economía y Sociedad Digitales (DESI 2019) que presentó ayer martes la Comisión Europea.

Son dos países nórdicos (Finlandia y Suecia), seguidos por Países Bajos, Dinamarca y Reino Unido, los que encabezan la clasificación general de este estudio, que mide lo avanzado que se encuentra cada Estado miembro de la Unión Europea en cuanto a competencias digitales y acceso a la tecnología analizando más de 50 variables.

Aunque España se encuentre en una discreta decimoprimera posición a nivel global, analizar los distintos bloques de los que se compone el estudio (conectividad, capital humano, uso de Internet, integración de la tecnología y servicios públicos) deja en evidencia las muchas carencias que todavía lastran la economía digital nacional.

Publicidad

España suspende claramente en cuanto a conectividad y el precio que deben soportar los internautas para poder conectarse a la Red. Según el DESI 2019, el importe de las tarifas de Internet en España es el séptimo más caro de toda la Unión Europea. Nuestro país se encuentra en el puesto 22 de 28 en cuanto a competitividad de los precios de las conexiones, muy lejos de la media continental.

Únicamente los consumidores de Irlanda, Eslovenia, Croacia, Chipre y Grecia -que cierra la clasificación- pagan más por su conexión a Internet que los ciudadanos españoles. El ranking está encabezado por Finlandia, que cuenta con las tarifas de Internet con mejor calidad precio del continente, seguido por Francia, Alemania y Austria.

Países teóricamente menos desarrollados tecnológicamente que España, como Eslovaquia (puesto 8), República Checa (puesto 9), Polonia (puesto 14) o Portugal (puesto 21) cuentan con tarifas de conexión a Internet más competitivas que las que tienen que soportar los ciudadanos españoles.

La Comisión Europea, para elaborar la clasificación, tiene en cuenta el precio base de distintos tipos de conexiones a Internet de banda ancha en cada país y una ponderación de los resultados obtenidos en los últimos cinco años. A pesar de ocupar uno de los últimos puestos de la clasificación, queda el consuelo de que España ha ido mejorando en el ranking en los últimos años, ya que en 2014 ocupaba la penúltima posición de los 28 países miembros.

Se ha mejorado algo la relación calidad-precio de las tarifas de Internet en España, pero aún quedan lejos de las conexiones que disfrutan los ciudadanos de otros países de nuestro entorno. Según destaca el informe, el mercado español se encuentra dominado por los paquetes convergentes, incluidos servicios móviles y la televisión de pago y en los últimos meses se ha producido un aumento generalizado de la velocidad de acceso a Internet (facilitado por el despliegue de las redes FTTP), lo que ha provocado el incremento de precios de los paquetes de las principales operadoras.

La Comisión Europea detalla que el aumento de precios “se vincula a dichas mejoras técnicas” pero establece que se podría considerar un margen de rebaja en el precio final que pagan los consumidores. Eso sí, también reconoce que el precio de Interent en movilidad sí ha disminuido en el último año en España, aunque mínimamente. De hecho, se ha pasado de costar 20,8 euros de media al mes en 2017 a 20 euros en la actualidad, lo que se sitúa por debajo de la media de la Unión Europea (22,3 euros/mes).

Pero si en precios las conexiones a Internet en España no dan la talla a nivel europeo, el batacazo es mayor en cuanto a despliegue de redes 4G. Según el informe, España ocupa el puesto 21 de los 28 países miembros en cuando a número de hogares que cuentan con cobertura LTE que les permita navegar a alta velocidad desde dispositivos móviles.

El porcentaje de hogares con cobertura 4G en España es del 94% y se ve superada por otros países como Chipre, Portugal o Croacia, en un listado que encabezan Holanda y Bélgica, donde prácticamente el 100% de su territorio nacional cuenta ya con acceso a redes 4G.

España tampoco obtiene buena nota en cuanto a cobertura de banda ancha fija. Teniendo en cuenta el número de hogares en los que existe cobertura de fibra óptica o ADSL, nuestro país queda ubicado en el puesto 18 de 28, ya que registra una cobertura total del 96%, porcentaje que le deja por detrás de países como Malta o Chipre, que encabezan el listado, y otras naciones como República Checa o Austria, así como por debajo de la media europea.

España destaca mínimamente en preparación para el 5G

Sin embargo, España obtiene una puntuación aceptable en cuanto a la preparación de la infraestructura de telecomunicaciones para la llegada de las redes 5G. El informe DESI 2019 reconoce que ya se ha asignado un 30% del espectro armonizado para 5G, lo que sitúa a España en el puesto 8º de la clasificación de los países mejor preparados para la llegada de la conexiones a Internet ultrarrápidas en movilidad. Cabe destacar en este sentido que Vodafone lanzará el próximo 15 de junio las primeras tarifas con conectividad 5G en 15 ciudades españolas, adelantándose al lanzamiento de esta tecnología en países como Reino Unido, Francia o Alemania.

Suspenso en Competencias Digitales

El informe DESI 2018, que analiza más de 50 variables para determinar el grado de digitalización de cada Estado miembro de la Unión Europea, dedica un apartado especial al Capital Humano y a la Especialización tecnológica, apartado en el que España registra también puestos muy bajos. Por ejemplo, ocupa el puesto 17 en formación y competencias digitales básicas de la población y el 18 en cuanto a formación de especialistas en tecnología.

El mismo puesto es en el que se coloca en cuanto a acceso de la mujer a puestos especializados en el ámbito de las telecomunicaciones y sólo se sube al puesto 14 al tratarse de número de titulados universitarios en especialidades de tecnología y comunicaciones.

Aprobado “con nota” en Administración electrónica

El único apartado en el que España destaca es en el de Servicios Públicos Digitales, donde la Administración Pública nacional ocupa un honroso cuarto puesto. En este sentido, España sobresale con una segunda posición a nivel continental en cuanto a Datos Abiertos de la Administración Pública y un quinto puesto en cuanto a Servicios de Sanidad Electrónica. El 76% de los usuarios de Internet que necesitan presentar formularios tienen la posibilidad de hacerlo a través de los sistemas de la Administración Pública electrónica.

El informe también señala que el 68% de los médicos de atención primaria ya intercambia datos con otros colegas de profesión españoles a través de Internet, lo que sitúa a España en el 6º puesto en esta variable, mientras que el 74% ya emplea la receta electrónica (quedando en el puesto 12 de la clasificación entre los 28 países de la Unión Europea).

Uso de servicios de Internet

¿De qué manera usan los españoles Internet? El informe de la Comisión Europea también establece una clasificación en cuanto a penetración de la red de Redes en la sociedad de cada país y los distintos usos para los que se emplea.

En este sentido, España ocupa el puesto 14 de 28 en cuanto a usuarios de Internet, porcentaje que se establece en el 83% de la población con un uso habitual. Sólo el 13% de los españoles declara no haber utilizado nunca Internet y únicamente el 4% ha accedido raramente o no lo ha vuelto a hacer.

En cuanto a los distintos usos que se le da a Internet, los españoles son pioneros en la realización de cursos online, colocándose en tercera posición del ranking de la Unión Europea en cuanto a formación a través de Internet. También destacan en cuanto a consumo de vídeo a la carta (8º puesto) y de música, videos y videojuegos (9º puesto). En el lado extremo se sitúan las operaciones de comercio electrónico que, a pesar de los avances en los últimos años, todavía siguen lastradas por la falta de confianza, seguridad y precios elevados.

En este sentido, sólo el 62% de los internautas españoles realiza habitualmente compras a través de Internet, lo que nos sitúa en el puesto 17 de la clasificación a nivel europeo. Como curiosidad, el peor dato se obtiene en el empleo de videollamadas, algo que no parece convencer al internauta español. Sólo el 38% de los usuarios las utiliza, quedando nuestro país situado en el puesto 27 de 28 entre los distintos países miembros de la Unión Europea.