Redes sociales y marcas, mucho ruido y pocas nueces

El estudio de Yahoo Canadá muestra el débil poder que tienen los medios sociales en el 'branding'. / Creative Commons

El poder que dan algunos estudios y expertos a las redes sociales en la construcción de una marca ha resultado ser muy débil en una última investigación liderada por Yahoo! Canadá, donde se desmonta que una buena estrategia en estos espacios sea un pilar esencial en el actual contexto comunicativo para trasladar el potencial de una empresa a los consumidores. El análisis, que se ha publicado recientemente, no solo echa por tierra este planteamiento, sino que confirma la influencia de los medios tradicionales (periódicos y televisión, fundamentalmente) a la hora de perpetrar un buen plan de "branding" (término anglosajón que hace alusión a la construcción de una marca).

Según publica el Financial Post, el análisis arroja que el 43% de los encuestados se muestra más propenso a confiar en las discusiones con amigos sobre determinados productos frente a solo el 12% que dice depositar su confianza en aquello que se publica en redes como Twitter o Facebook. Si se trata de recomendaciones, el 42% de los participantes en la investigación asegura confiar más en el consejo de personas a quienes conocen, mientras que las opiniones de expertos plasmadas en los medios tradicionales como los periódicos y las televisiones se colocan en segundo y tercer puesto con un 32% y un 31%, respectivamente, lo que demuestra el liderazgo de estos canales en la construcción de una marca.

Publicidad

Otra de las vías que también superan en porcentaje a las redes sociales es la consulta que los consumidores hacen de las páginas web del producto o servicio. En este sentido, el 40% de los encuestados considera el site de la marca o empresa la mejor fuente de información, mientras que una página en Facebook o un blog recibe esta condición en un 26% de los participantes. También la publicidad sigue siendo una herramienta muy poderosa para la creación de una marca, mucho más aún que los medios sociales y así lo pone de relieve el hecho de que opten por ella un 17% de quienes han respondido a esta encuesta realizada entre una muestra de 2.000 personas y representativa en cuanto a diferentes parámetros como edad, sexo e ingresos.

Tras estos datos se observa una contundente conclusión y es que la relación que establecen las marcas con los medios tradicionales con los consumidores es todavía decisiva y que la popularidad de las redes sociales, que han trastocado los cimientos de la comunicación (también entre las empresas y sus clientes), todavía no ha podido con la influencia de la televisión o la prensa en la creación de una marca dentro del mercado.

Ni los "tweets" ni los "iLikes" de Facebook tan de moda son aún suficientes en la estrategia de "branding" para lanzar al mercado una marca. Hoy por hoy los consumidores, según este estudio, siguen decantándose por las fórmulas clásicas y aquí se enmarca el poder que tienen los anuncios en periódicos y, sobre todo, en televisión.