«El periodista debe convencerse de que la tecnología y las audiencias son aliados, no enemigos»

Portada del libro de Marta Franco y Miquel Pellicer
Portada del libro de Marta Franco y Miquel Pellicer

Marta Franco y Miquel Pellicer acaban de publicar el libro  "Optimismo para periodistas. Claves para entender los nuevos medios de comunicación en la era digital", en el que tratan de trazar un camino alternativo al negro panorama que rodea a la profesión surgido de una pésima coyuntura económica que ha agravado aún más la crisis que ya vivían los medios desde hace años. Y es que, como apunta Franco en declaraciones a cuartopoder.es, "pese a que las sangrías en los medios tradicionales contabiliza hasta el momento más de 11.000 despidos, también debemos destacar que ya son más de 390 medios los que han lanzado periodistas desde 2008". Una realidad paralela al ecosistema mediático convencional que, a su juicio, está demostrando que "existen nuevas maneras de hacer las cosas".

Franco asegura que el periodismo emprendedor está siendo liderado por una generación optimista y dispuesta a lanzar nuevos proyectos, como así también se recoge en el último informe del Pew Research Center The State of News Media 2014 y en las conclusiones que se plantearon en el Congreso de Periodismo Digital de Huesca del pasado mes de marzo.

Publicidad

"Vivimos en un momento en el que el periodista nunca había tenido tantas herramientas para contar cosas, para aprender, inspirar e informar a la audiencia, contactar con fuentes, compartir su contenido...", subraya la autora para añadir que además es un buen escenario para reinventar los modelos de negocio en torno al periodismo.

Preguntados por qué es lo que aporta de nuevo este libro, Miquel Pellicer afirma que su principal aportación que ofrecer los "recursos prácticos para el día a día en la elaboración y distribución de contenidos basándonos en las nuevas estrategias periodísticas que están aplicando los nuevos medios". En este sentido, resalta, también se proporcionan algunas habilidades para la redacción online y la mejora de contenidos, así como el desarrollo de nuevas competencias profesionales indispensables para afrontar los retos de los próximos años.

Una de las claves que también se analizan en este manual es la de la generación de contenidos de calidad, un aspecto que se hace imprescindible en un entorno altamente competitivo y en el que se impone la dictadura del clic. Según Franco, "el periodismo de investigación debería ser la apuesta de los medios para diferenciarse del periodismo más inmediato y a tiempo real". En este sentido, sitúa al periodismo de datos como elemento diferencial necesario para dar sentido a todo lo que ocurre a nuestro alrededor. Hay que contar historias haciendo "uso de nuevas herramientas y a través de varios soportes con el usuario en el centro". La participación de éste, en su opinión, es esencial para hacer contenido de valor y de calidad.

Sobre el periodista y cómo debe éste afrontar el contexto actual de cambio y de continuos retos, Pellicer tiene claro que su apuesta tiene que ser la formación, "estar abierto al cambio, ver los nuevos retos como oportunidades y olvidarse de los muros de lamentaciones". A su juicio, el profesional de la información "debe convencerse de que la tecnología, las redes sociales y las audiencias son aliados, no enemigos". "Ryszard Kapuscinski en 'Los cínicos no sirven para este oficio' ya advertía que en el periodismo la actualización y el estudio constante son indispensables", agrega.

Finalmente y en relación al futuro que les espera a los medios tradicionales, Franco destaca que "deberán apostar al máximo por internet y dejar definitivamente atrás las rutinas de producción obsoletas". Considera que su apuesta tendrá que pasar por dos aspectos. Por un lado, el que tiene que ver con los contenidos y el proceso productivo: actualización 24 horas, redacción en vivo, multimedia, multiplataforma y colaboración constante con una conexión abierta, social y participativa con su público. Por otro, el que está relacionado con la economía: redimensionar los recursos con los que cuentan y experimentar con nuevos modelos de negocio para intentar ser rentables.