TECNOLOGÍA / La enciclopedia online fue creada en 2001 por Jimmy Wales y Larry Senger

Wikipedia, la gran enciclopedia de Internet, al borde del cierre

MANUEL MORENO | Publicado: - Actualizado: 08:25

Wikipedia
Mantener la Wikipedia cuesta 1,87 millones de euros al año. / Foto: Pixabay

La Wikipedia, la mayor obra de consulta de Internet, está en situación crítica. La mala gestión económica del proyecto y las escasas donaciones de los usuarios han situado a la enciclopedia online creada en 2001 por Jimmy Wales y Larry Senger al borde de la desaparición, según ha señalado, en un detallado informe, Guy Macon, uno de sus editores más antiguos, quien lleva involucrado en el proyecto desde 2005.

Wikipedia es una enciclopedia libre, que tiene más de 37 millones de artículos escritos en 287 idiomas, y que es editada por los internautas de forma colaborativa. La web, que es uno de los 10 sitios de Internet más visitados del mundo, es administrada por la Fundación Wikimedia, una entidad sin ánimo de lucro que subsiste gracias a los donativos que aportan los propios internautas.

El principal problema de Wikipedia es, según Macón, que el dinero que se ha recaudado en los últimos años ha sido despilfarrado. El editor del proyecto es claro en su informe ya desde su título: “Wikipedia tiene cáncer”. En él, solicita mayor transparencia en las cuentas de la fundación y detalla la delicada situación financiera de la mayor enciclopedia online de todos los tiempos.

Al parecer, mantener Wikipedia cuesta 1,78 millones de euros al año, que se invierten principalmente en pagar servidores y dominios. Esa cifra multiplica por 33 el gasto que suponía la biblioteca online en 2004 y supone un crecimiento del 85% sólo en los tres últimos años.

Wikipedia ha llegado este año a los 16.000 millones de visitas anuales. El aumento en número de usuarios es constante y, con ello, también suben los gastos de mantenimiento, pero el principal problema es que las donaciones de los usuarios no están creciendo al mismo ritmo. “Nada puede crecer para siempre”, señala Macon.

Grandes empresas como Apple, Boeing, Intel o la Fundación Bill y Melissa Gates también donan importantes cantidades de dinero a Wikipedia. Incluso doblan cualquier donación que realice un usuario, pero sus aportaciones tampoco son suficientes para frenar el chorro de gastos que genera mensualmente la popular biblioteca online.

Si no llega más dinero de forma altruista gracias a los usuarios en los próximos meses, Wikipedia se verá abocada al cierre, establece el editor. El peligro ha llevado a la fundación a incluir hace ya meses un aviso en su página principal solicitando fondos a los internautas. Sin embargo, ni el ligero repunte que han experimentado las donaciones hace pensar en una salvación del proyecto.

Según Macon, Wikimedia arrastra otro problema estructural: la mala gestión. Señala en su informe que en lugar de destinar el dinero proporcionado por los usuarios en los últimos años en mejorar el producto y hacerlo viable, los dirigentes de la fundación se han dedicado a cobrar su sueldo, confiándose en sus posiciones y olvidando los principios altruistas y colaborativos en torno a los que se creó la Wikipedia. Además, se ha generado una “burbuja profesional” y en los últimos años Wikimedia ha contratado a más de 300 empleados. Hace una década todo el personal que trabajaba en la fundación era colaborador y no asalariado.

Este es el motivo que ha llevado a Macon a publicar su informe y a solicitar que exista transparencia total en las cuentas de Wikimedia para que los internautas, quienes deberían ser los propietarios finales del proyecto, sepan dónde se está gastando el dinero que ellos destinan a la conservación y mantenimiento de la enciclopedia online.

A pesar de que en el último año la Fundación Wikimedia ha conseguido contener ligeramente el gasto, las cifras siguen sin cuadrar y la amenaza de cierre es más evidente que nunca. Además, si la publicación de sus cuentas demostrara que ha habido un uso irregular de los fondos aportados por los usuarios o que se ha malgastado el dinero creando una infraestructura laboral innecesaria, Wikipedia estaría condenada a la desaparición, convertida en un auténtico caso de corrupción 2.0.

Otras noticias tecnológicas de la semana

Instagram ha sorprendido en los últimos siete días no sólo por haber habilitado para todos los usuarios la funcionalidad que permite archivar fotografías antiguas sin tener que borrarlas del perfil o por haber lanzado nuevas máscaras faciales, sino por tomar cartas en la relación que tienen los instagrammers más populares con las marcas.

La popular aplicación social de fotografías, propiedad de Facebook, tiene previsto habilitar en las próximas semanas una función que permitirá a los influencers señalar cuándo una de sus fotografías o vídeos ha sido pagada por una empresa para que se hable de ella. Instagram ha señalado que la medida busca una mayor transparencia y que los seguidores no se lleven a engaño.

Sin embargo, el hecho de que gracias a utilizar esta funcionalidad la compañía pueda incluir un enlace a su página web y que tenga acceso a las estadísticas del post (algo que antes debía proporcionar el influencer) hace pensar que Instagram incluye estos beneficios para las empresas para incentivar que las marcas inviertan más en marketing de influencia y “contraten los servicios” de los instagrammers más populares. Yendo más allá, se especula incluso con la posibilidad de que la compañía, en un futuro, quiera cobrar una tasa y quedarse con un porcentaje del importe del acuerdo que establezcan influencer y compañía dentro de Instagram.

Junto a esta noticia, también ha sorprendido esta semana el rediseño completo que ha experimentado Twitter, tanto en su versión de escritorio como su aplicación para móviles con sistema operativo iOS y Android.

El nuevo Twitter incorpora un diseño más minimalista y amigable, que apuesta por facilitar la experiencia del usuario con fotos de perfil y formas más redondeadas. También se han cambiado algunos iconos como el de retuit y se ha añadido una funcionalidad que permite seguir las conversaciones en directo con más precisión: a partir de ahora, las cifras de mensajes y retuiteos se actualizan en tiempo real, lo que proporciona una curiosa sensación de contador en la plataforma que permite saber el rendimiento de una publicación –y su popularidad– en todo momento.

Artículos Relacionados

  • Vicente

    No me gustaría que se cerrara Wikipedia, he donado y a veces he editado algún que otro artículo, si ha habido gastos irregulares o tiene una plantilla con departamentos prescindibles esto se debe corregir y que los usuarios lo sepan.
    Tendrán que incluir publicidad más tarde o más temprano, yo estaría encantado, es una fuente de conocimiento demasiado grande como para que desaparezca aparte del grandísimo esfuerzo por parte de los colaboradores para escribir los millones de artículos.

  • javier

    creo que seria mejor si se registraran los accesos, y que se cobre por bajarse documentos, ademas de publicidad

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend