España es el país europeo donde más crece el comercio electrónico

Cada español gastará esta Navidad 633 euros, de los cuales 158,5 se invertirán realizando compras a través de Internet. / Freepik

Los españoles comienzan a quitarse los miedos a la hora de comprar por Internet. Tradicionalmente España ha registrado niveles más bajos de eCommerce que el resto de países europeos de su entorno, pero los esfuerzos de las principales cadenas de distribución para potenciar el canal online, el impulso de grandes superficies virtuales como Amazon y la popularización de eventos como el Black Friday o el Cyber Monday han acabado por convencer al internauta nacional, cuya confianza ha aumentado considerablemente en los últimos años.

Publicidad

Esto explica que, en el último año, España haya sido el país europeo en el que más hayan crecido las ventas online. Según el estudio realizado por el Centre for Retail Research de Reino Unido, en 2017 los consumidores nacionales realizarán un 19,2% más de compras a través de Internet que en el ejercicio anterior, lo que supondría un gasto total de más de 13.446 millones de euros en compras a través de Internet.

Publicidad

El eCommerce en España crece más que la media europea (14,2% y se sitúa por encima de Polonia (17,2%) Holanda (17%), Alemania (16,4%) e Italia (15,2%) en porcentajes de crecimiento y, en cuanto gasto total se encuentra ya en cuarta posición, superada sólo por Reino Unido, Alemania y Francia.

Gran parte de las compras a través de Internet se realizan en el periodo de Navidad. De hecho, según la compañía Deloitte, que ha presentado recientemente el “Estudio de Consumo Navideño 2017”, durante estas fiestas cada español realizará, aproximadamente, una cuarta parte de todas las compras a través de Internet en el año.

Los españoles gastarán, de media, 633 euros en Navidad, lo que supone un 3% más con respecto a los 612 que desembolsaron el año pasado. Curiosamente, por primera vez, España encabeza el ranking de países que más dinero gastarán durante las fiestas. En Reino Unido cada ciudadano realizará compras por un valor de 614 euros, mientras que en Italia la media será de 529 euros y en Alemania de 484 euros.

¿En qué gastarán dinero esta Navidad los españoles? Básicamente, en regalos, a lo que se destinarán 252 euros de media por individuo. En alimentación se realizarán compras por un valor de 195 euros y en cuanto a ocio será 80 euros el importe medio. En cuanto a viajes, el importe medio del gasto será de 106 euros por persona, lo que denota una cierta recuperación económica y más predisposición de los consumidores españoles a viajar. En años anteriores el presupuesto medio ni siquiera se acercaba a los 100 euros.

Según Deloitte, el 25% de las compras de Navidad en España se realizará a través del canal online. Es decir, cada español gastará durante las próximas fiestas una media de 158,25 euros. De esa cantidad, es posible que un tercio lo haya desembolsado ya, pues se estima que durante el Black Friday los españoles se han gastado el 33% del presupuesto para adquisiciones online esta navidad, es decir, 52,75 euros.

La celebración de esta festividad, así como del CyberMonday y del Día del Soltero, tradición muy popular en China, donde el 11 de noviembre se convierte en el día de más ventas a través de Internet cada año y que poco a poco comienza a instaurarse en nuestro país están provocando un cambio de tendencia en la manera de hacer las compras de cara a Navidad. Cada vez más usuarios realizan sus compras a través de Internet para beneficiarse de ofertas y descuentos y, además, ya las adquisiciones no se dejan para última hora. El informe de Deloitte señala que el 31% de los consumidores españoles ya ha realizado la totalidad de sus compras de Navidad, al haberlas desarrollado durante el mes de noviembre.

Además, el 33% las finalizará antes del 15 de diciembre, lo que confirma que los españoles ya no se duermen en los laureles y que el calendario tradicional de compras se ha adelantado, en la mayoría de los casos, un par de semanas. En este sentido, este año se prevén menos colas en establecimientos tradicionales y, eso sí, más trabajo para los servicios de transporte y mensajería que tengan que llevar las compras a los hogares de los españoles a tiempo para la Navidad.