La oposición iraní convoca su propia «jornada de la ira» contra Ahmadineyad

3
Un cartel de la convocatoria señalando la fecha 25 Bahman (14 de febrero). / 25 Bahman

Toda la oposición iraní se ha unido para convocar una gran marcha de apoyo a los pueblos árabes de Túnez y Egipto el próximo 14 de febrero, aunque, en realidad, la protesta está planteada como una nueva “Jornada de la Ira”, ahora contra el actual sistema político de la República Islámica.

La solicitud formal de la manifestación ha sido realizada por los dirigentes reformistas Husein Mousavi y Mehdi Karrubi en una carta dirigida al Ministro del Interior, Mustafa Mohamad Najar. En la misiva, se argumenta que la solicitud se hace de acuerdo con el artículo 27 de la Constitución y con el objetivo de respaldar a los pueblos de Túnez y Egipto. En el caso de que fuera autorizada, la manifestación recorrería la céntrica avenida de Enguelab, entre la plaza del Imam Husein y la plaza Azadi (de la Libertad) a las 3 de la tarde, hora local, el día 25 de Bahman del calendario iraní, correspondiente al 14 de febrero, aniversario de la Revolución de 1979.

Publicidad

La solicitud reformista coloca a Ahmadineyad ante una difícil tesitura ya que, oficialmente, el Gobierno iraní también ha respaldado las revueltas tunecina y egipcia aunque asegurando que son semejantes a la revolución jomeinista. Incluso, desde el propio régimen, se han organizado algunas protestas, protagonizadas por basijis (voluntarios)  frente a la legación diplomática que representa al Estado egipcio. Esta interpretación, sin embargo, ha sido rechazada por los Hermanos Musulmanes, principal grupo islamista egipcio, que, en una nota pública, responde a Alí Jamenei que en la revuelta magrebí participan todos los sectores políticos y creencias religiosas sin distinción.

Nada más conocerse la solicitud de Mousavi y Karrubi, distintas fuerzas políticas de la oposición iraníes se han sumado a la convocatoria, de forma especial el denominado Movimiento Verde, plataforma opositora surgida durante las protestas populares contra el fraude electoral en el verano de 2009, y el Frente de Participación, alianza de asociaciones y partidos que apoyó el Gobierno reformista de Jatami antes de que Ahmadineyad se hiciera con la Presidencia en 2005.

Este frente, ilegalizado en la actualidad “por actividades contra la seguridad del estado y propaganda contra el régimen”, dice en su comunicado que la manifestación del 14 de febrero tiene que mostrar la “unidad de todos los iraníes con los pueblos de Túnez y Egipto”, y advierte al Gobierno que su prohibición convertirá en papel mojado las declaraciones de Alí Jamenei a favor de las revueltas. Igualmente apoyan el llamamiento la práctica totalidad de los partidos políticos ilegales, entre ellos los Fedayines del Pueblo, los Muyahidines, el Frente Nacional (liberal), los grupos monárquicos y partidos autonomistas kurdos.

Cartel que reserva un hueco a Jamenei; será el siguiente en caer tras Ben Alí y Hosni Mubarak. / irangreenvoice.com

En las diferentes publicaciones y páginas web de la oposición se hace una clara asociación entre “la liberación de los pueblos árabes” y “la lucha contra los regímenes autocráticos” con la resistencia del pueblo iraní frente al sistema teocrático fundado por el ayatolá Jomeini. Una de las consignas dice: “Abajo los dictadores, estén en El Cairo o en Teherán”; otra: “Muerte a los dictadores, vayan en camello o en motocicleta”, refiriéndose así a las unidades motorizadas de basijis que sembraron el terror en las calles de Teherán cuando reprimieron las protestas populares hace dos años.

En uno de los carteles que llaman a la concentración del 25 de Bahman se publican las fotos de Ben Alí y Hosni Mubarak, seguidas de un espacio en blanco con un interrogante reservado a Jamenei, que sería el siguiente en caer. Otros llamamientos piden a los habitantes de Teherán que el día 14 de febrero “marchen hacia la libertad”, haciendo así un juego de palabras con el nombre de la plaza donde debiera concluir la marcha.

Como ha ocurrido en los casos de Túnez, Egipto y Siria, en Irán han aumentado en los últimos días las restricciones en internet, encontrándose los internautas con más sitios informáticos bloqueados y mayor lentitud en el acceso a las redes. De acuerdo con estas informaciones, se han intensificado los problemas en Facebook, Twitter, en la red Balatarin, específica dentro de Irán, y en las páginas informativas de Yahoo, Reuter, BBC, Radio Farda o Radio Zamaneh, que, generalmente, se hacen eco de los llamamientos de la oposición.

3 Comments
  1. Jonatan says

    El gobierno iraní ha felicitado al pueblo egipcio por la dimisión de Mubarak, ¿quieren poner a remojar sus apestosas barbas?

  2. Aguila says

    El mejor ejemplo de la llamada republica islámica, que tienen que pedir permiso para protestar. Setenta personas ejecutaron los tiranos islámicos en enero. Todo eso de la marcha terminara en arrestos y represión. El Occidente completo dormido.

Leave A Reply

Your email address will not be published.