«Mubarak, Ben Alí… Ahora Sayed Alí»

4
Manifestantes iraníes prendieron fuego a contenedores, ayer lunes, en los enfrentamientos con la policía. / Efe

Pese al impresionante despliegue policial, al corte de las comunicaciones y a la detención de los dirigentes opositores, Irán vivió ayer su propia “jornada de la ira”, que se extendió por varias ciudades pero que tuvo una repercusión mayor en la capital, Teherán. En sus céntricas calles, se registraron violentos enfrentamientos que causaron decenas de heridos y, de acuerdo con fuentes de la oposición, al menos un muerto.

Publicidad

Ayer se tenía constancia de manifestaciones en otras importantes ciudades, como Shiraz, Isfahan, donde también se habrían producido graves enfrentamientos, Awaz, Rasht y Kermanshah, esta última en la región del Kurdistán. Estas fuentes destacan que, pese a los obstáculos puestos por el régimen, miles de personas se lanzaron a la calle en respuesta al llamamiento de los líderes reformista Mousavi y Karrubi, a quienes la policía impidió ponerse al frente de la protesta.

Publicidad

Portavoces del Movimiento Verde, que apoyaba la convocatoria, informaron a primera hora de la tarde que en Teherán se había comprobado el estacionamiento de numerosos vehículos policiales en la plaza de Huseín, donde estaba previsto que comenzara la marcha, y en los sectores de la avenida Enguelab próximos a Darvazeh Shemiran, Ferdowsi y Vali-Asr.

[youtube width="608" height="344"]http://www.youtube.com/watch?v=zsrQNUvYIVg[/youtube]

De acuerdo con estas informaciones, el grito que más se escuchó ayer en las ciudades iraníes fue el de “Mubarak, Ben Alí; ahora Sayed Alí”, haciendo referencia a que, tras la caída de los presidentes de Túnez y Egipto, le toca el turno al Guía de la Revolución, cuyo nombre completo es Sayed Alí Jamenei.

Estos gritos iban unidos al de “Muerte al dictador” y, tal y como se ha visto en los vídeos transmitidos por internet, los manifestantes llegaron a pisotear un gran cartel de está máxima autoridad de la República Islámica, una figura de carácter sagrado por ser el sucesor del ayatolá Jomeini y representar en la Tierra la voluntad divina.

Un representante de la oposición iraní en España explicó que es la primera vez que se ve de forma pública y en imágenes algo parecido y que aún más sorprendente es que los manifestantes arremetieran contra un “basiji” (voluntarios que forman un cuerpo paramilitar) cuando intentó rescatar del suelo el retrato destrozado del máximo símbolo del régimen integrista. En el vídeo de abajo se aprecia cómo el partidario del régimen fue rodeado por un grupo de personas que le golpearon en el suelo sin piedad.

[youtube width="608" height="344"]http://www.youtube.com/watch?v=azwVw_F9cvU[/youtube]

En otros vídeos se puede ver a nutridos grupos de manifestantes, compuestos varios cientos de jóvenes protagonizando “saltos” en el centro de la capital iraní, sobre todo en las calles adyacentes a la avenida Enguelab. En algunos lugares, se podía apreciar cómo los manifestantes habían formado barricadas con contenedores de basura.

Otras informaciones indican que la policía tuvo que hacer frente a los manifestantes con grandes palos, gases lacrimógenos e, incluso, realizando disparos al aire con sus armas. Los enfrentamientos más duros se registraron  en la avenida de Azerbaiyán, cerca de la plaza Azadi (de la Libertad), donde tenía que concluir la manifestación. De acuerdo con varias agencias de información, en esta parte de la ciudad era un continuo ir y venir de ambulancias que recogían heridos para trasladarlos a los hospitales.

La marcha en solidaridad con Túnez y Egipto fue prohibida por las autoridades pese a que los propios dirigentes de la República Islámica han manifestado públicamente su apoyo a las revueltas árabes. Tanto Alí Jamenei como Ahmadineyad interpretan que las revueltas de Túnez y Egipto suponen un renacimiento de la revolución islamista y que tienen un claro contenido antinorteamericano y antisionista. Por el contrario, los convocantes de la jornada de protesta iraní ven un paralelismo entre las revueltas árabes y la lucha de la oposición democrática en Irán.

La víspera de la manifestación, el comandante de las fuerzas “basiji”, Mohamad Reza Nagui, dijo que la convocatoria estaba realizada por “espías” y que sus fuerzas estaban “dispuestas a sacrificar sus vidas” para defender a la República Islámica contra “el partido de Satán”.

4 Comments
  1. Jonatan says

    Bravas gentes las iraníes que protestan contra los bárbaros que les gobiernan. Hay que tener mucho valor para hacerlo mientras están ahorcando a disidentes a escondidas. Demasiados años oprimidos por los curazos brutales. Ojala triunfen, es una sociedad culta y formada que lo merece.

  2. mario says

    por favor, no seamos inocentes. este movimiento en irán, los de Tunez, egipto y Siria, son todos financiados, apoyados y organizados por USA, que se quita a los líderes que tienen alguna personalidad política para poder hacer a sus anchas!!

    http://nonius451.blogspot.com/

Leave A Reply

Your email address will not be published.