La demostración de fuerza del Movimiento Verde lanza un serio aviso a Ahmadineyad

4
Fotomontaje del Movimiento Verde con un gran anuncio mural sobre la convocatoria del 25 de Bahman (14 de Febrero). / 25 Bahman

Cualquiera que conozca algo la realidad de Irán, sabe lo difícil que resulta en este país iniciar un proceso semejante al de Túnez y Egipto. En estos dos países árabes, la actuación del Ejército ante las protestas populares era una incógnita y, de hecho, una vez que la policía no pudo controlar la calle, los militares se negaron a masacrar a la población, provocando así la caída de sus respectivos gobiernos.

En Irán no existe tal dilema. Aunque se ha hablado de fisuras dentro de las fuerzas armadas, todos los manifestantes eran conscientes del riesgo que corrían si seguían el llamamiento de Mousavi y Karrubi. En el momento en que los antidisturbios y los “basijis” fueran incapaces de controlar la situación, harían acto de presencia los Pasdaranes –los Guardianes de la Revolución-, dispuestos a causar un baño de sangre en defensa de la República Islámica.

Y no solo eso. Todas las personas que, superando este miedo y pese al impresionante despliegue policial, se dirigieron hacia la avenida Enguelab y la plaza Azadi en el centro de Teherán, también sabían que, en caso de ser detenidos, torturados y, como ya ha ocurrido con varios apresados en las protestas del 2009, pueden ser procesados como “enemigos de Dios” y, por lo tanto, condenados a muerte.

Este es el peligro que ahora amenaza a muchos de los detenidos el lunes. Según fuentes judiciales, han sido detenidas 1.500 personas, corrigiendo así la cifra inicial de 150 dada por la policía. Desde el régimen, ya se anticipan las acusaciones: tras las protestas, están los servicios secretos norteamericanos, de Israel y los Muyahidines del Pueblo, como han  repetido los jefes de la Policía y de los Basijis (cuerpo paramilitar formado por “voluntarios”), Ahmad Reza Radam y Mohamad Reza Nagui, respectivamente.

Ambas acusaciones, espionaje o pertenecer a los Muyahidines, llevan consigo la pena capital, condena que ayer también se pidió en el Parlamento no solo para los convocantes de las manifestaciones, sino también para el ex presidente reformista Jatami.

De lo que no cabe lugar a dudas es de que el Movimiento Verde, surgido precisamente durante las protestas contra el fraude electoral de junio de 2009 sigue vivo y que ha demostrado mantener intacta su capacidad de planificación, organización y convocatoria, lo cual supone un serio aviso para el presidente Ahmadineyad y para el Guía de la Revolución, Alí Jamenei.

El Movimiento Verde calcula que han sido cientos de miles los iraníes que han salido a la calle no solo en Teherán sino también en la mayor parte de las ciudades importantes: Isfahan, Tabriz, Mashad, Shiraz, Kermanshah, Awaz, Najaf-Abad, Jomeini Shahr… Esta agrupación de asociaciones reformistas, apoyada por los partidos de la oposición, considera que la nueva “jornada de la ira” ha superado las convocatorias  del Día de Jerusalén y de la Ashura, en septiembre y diciembre del año 2009, respectivamente, y que la respuesta popular a las manifestaciones solamente se puede comparar con la revuelta popular que provocó el fraude electoral en junio y julio de ese mismo año.

Señalado con el círculo verde, Sane Jale, el joven muerto en Teherán, durante su encuentro con Montazeri. / irangreenvoice

Desde este movimiento se destaca, para aclarar el carácter de la protesta iraní, que una de las consignas más coreadas en la calle ha sido “Ni Gaza, ni Lubnán (Líbano); Túnez, Egipto e Irán”, dejando así claro que tanto las revoluciones del Magreb como la que quieren poner en marcha en la antigua Persia tienen un profundo contenido democrático opuesto a los movimientos islamistas radicales.

También se denuncia el intento por parte del régimen de instrumentalizar una de las muertes en las manifestaciones. Según el Gobierno, Sane Jale, el joven kurdo, originario de la ciudad de Paveh –localidad cercana a la frontera iraquí-, muerto en los disturbios, lo habría sido por disparos de los manifestantes ya que sería miembro de las milicias “basiji”. Incluso, este cuerpo paramilitar estaría preparando unos funerales a celebrar en la Universidad de Teherán hoy, miércoles.

Sin embargo, en la web irangreenvoice explica que este estudiante de Bellas Artes de la Universidad de Teherán respaldaba al Movimiento Verde, y que había integrado una delegación que, en noviembre de 2009, visitó al gran ayatolá Montazeri en Qom, hecho que demuestran publicando, incluso, una fotografía del encuentro con el principal valedor teológico de la oposición iraní.

4 Comments
  1. M.A.R. says

    Hay un dicho en el periodismo que reza «No dejes que la verdad te estropee una buena noticia». Igualmente podría decirse «No dejes que tus deseos confundan la realidad».
    Negar que ese denominado «movimiento verde» no está organizado desde el exterior para intentar destruir lo que de otras maneras no ha logrado la política americano-sionista en los últimos 32 años, es negar una evidencia que sólo la complicidad o la ignorancia más absoluta pueden justificar.
    Con este llamado «movimiento verde» la política americano-sionista quiso emular lo que en otros lugares les dio el éxito esperado, creyendo que sólo con cambiar el «naranja» por el «verde» sería suficiente.
    La presión y manipulación mediática, la presión política y diplomática puesta al servicio de este plan, fracasó en el 2009. Ahora, aprovechando las circunstancias regionales, algún inteligente servicio ha querido intentarlo de nuevo. Bueno… ya veremos si esta vez les sale bien, aunque me temo -por ustedes, por los proverdes- que una vez más podrán engañar al mundo con su manipulación informativa, pero seguramente no podrán engañar a la población iraní.

  2. Manuel Martorell says

    PARA M.A.R.: Sinceramente, no creo que exista en estos momentos un servicio secreto tan bien organizado y capacitado como para organizar este tipo de revueltas masivas; ni tampoco creo que tantos iraníes se dejen manipular de una forma tan sencilla. Parece más lógico y normal pensar que, al igual que en cualquier país del mundo, amplias franjas de la población están cansadas ya de tres décadas de dictadura.

  3. candela says

    Si Iran fuese un lugar paradisiaco donde brillaran las libertades podríamos entender que se les echara la culpa de las revueltas, como siempre, a los americanos y a los sionistas. Pero Irán es una dictadura donde la tortura y las ejecuciones están a la orden del día.
    Hay quien habla de evidencias, cuando aquí la única evidencia es la fotográfica, de miles de personas manifestandose en contra del régimen de los ahatolah y sus Pasdaranes .

Leave A Reply

Your email address will not be published.