El grito “muerte al dictador” se extiende por las ciudades de la República Islámica

8
Manifestantes lanzan piedras a la policía en una calle de Teherán, el pasado día 14. / Efe-Stringer

La población iraní se echó ayer de nuevo a la calle respondiendo al llamamiento realizado por el Movimiento Verde para honrar a los dos jóvenes estudiantes muertos el pasado 14 de febrero: Sane Jalé y Mohamad Mokhtari, de cuya muerte el régimen intenta culpar a los manifestantes. De hacer caso a las informaciones facilitadas por los grupos de oposición, la respuesta popular aún habría sido ayer más amplia que hace una semana, dándose la circunstancia que las protestas se han extendido a la región del Kurdistán, de donde era originario Sane Jalé y donde las protestas fueron acompañadas por una huelga general de los comercios.

Según estas fuentes, en dos de sus principales ciudades –Mahabad y Sanandaj– la policía tuvo que utilizar fuego real para dispersar a la multitud que ocupaba las calles céntricas. En Bokán, se calculaba que el 80 por ciento de los comercios habrían cerrado sus puertas. También se tenían noticias de que se habían registrado enfrentamientos en otros importantes centros urbanos de Irán, como Mashad –la segunda ciudad del país- o Trabriz, capital del Azerbaiyán y uno de los principales centros industriales. En Shiraz igualmente estallaron choques entre manifestantes y policías, mientras que en la norteña de Rasht los basijis se encargaban de disolver a los concentrados con palos y cadenas.

Publicidad

Varios testigos informaron a la Campaña Internacional por los Derechos Humanos, de que a lo largo de la tarde no dejaba de aumentar el número de concentrados en la plaza y avenida de Enguelab y de que el grito que más se escuchaba era el de “Muerte al dictador”, en clara referencia a Alí Jamenei, Guía de la Revolución y máxima autoridad de la República Islámica. El despliegue de las fuerzas antidisturbios aún era mayor que el pasado lunes y en algunos lugares se pudieron ver unidades de policía integradas por jóvenes casi adolescentes, menores de 18 años, armados con palos.

En previsión de posibles heridas por arma de fuego, desde la agencia oficiosa Fars se difundió una información asegurando que en los últimos días habían entrado en Irán para “crear un clima de violencia y disparar contra nuestros compatriotas” un número indeterminado de comandos formados por “hipócritas”, como define el Gobierno al grupo opositor Muyahidin Jalk (Combatientes del Pueblo).

Parte de los manifestantes se habría dirigido a manifestarse también frente a la sede de la radio-televisión y, según Radio Zamaneh, un persona habría muerto por disparos de la policía en las proximidades del metro de Haft-e Tir. Otras informaciones aseguraban que los manifestantes habían bloqueado el paso de un furgón policía y habían puesto en libertad a los detenidos que llevaba dentro.

De nuevo, las comunicaciones de internet se vieron afectadas por las restricciones gubernamentales, de forma especial os servicios vinculados con Google, empresa que ha sido calificada oficialmente como “herramienta al servicio de Estados Unidos para apoyar el movimiento contrarrevolucionario”. Esta declaración surge después de que circularan rumores según los cuales el movimiento “Anonymus” habría atacado informáticamente varios sitios web gubernamentales. Entre ellos estarían el Ministerio de Asuntos Exteriores, la Agencia de Energía Nuclear, el complejo de emisoras Seda-va-Sima y  varias agencias de noticias, como la citada Fars.

También ha sido atacada por “hackers” la portada de la página web de la Universidad Shahroud Azad, cuyos contenidos fueron sustituidos durante varias horas por uno de los carteles convocantes de la jornada de protesta en el que se ve a los dos estudiantes muertos hace una semana. Asimismo se conoció ayer que el domicilio de Husein Mousavi, unos de los principales dirigentes de la oposición y convocante, junto a Mehdi Karrubi, de las manifestaciones, está siendo rodeada con una valla metálica, convirtiendo así la casa familiar en su propia cárcel.

8 Comments
  1. M.A.R. says

    Pues ciertmanete sigo viendo mucha manipulación en todo esto del tema iraní. Para empezar no consigo ver imágenes de grandes masas opositoras, todo lo más algunos grupos de alborotadores que no llegan ni a lo que en un fin de semana eran capaces de organizar los «kale borroka» en cualquier ciudad norteña. Por cierto, que esto me hace destacar otro aspecto de la hipocresía con que se trata este asunto, los mismos que aquí tratan de terroristas tanto a ETA como a cualquiera de su famoso «entorno», claifican de «grupo opositor» a otros como los Muyahidin Jalk, cuyo hoistorial sangriento deja en pañales al de ETA, ¿por qué serrá?.
    También llama la atención que los EE.UU. llaman (sin éxito, por desgracia para algunos) a la sublevación en Irán, mientras que no son «tan contundentes» respecto al levantamiento en Bahrein, más bien intentan poner paños calientes y llamar al diálogo con el sátrapa criminal que gobierna ese estado. ¿Por qué la imágenes del aseninato a sangre fría de manifestantes en Bahrein no se ven en las televisiones occidentales, ni siquiera en Al-Yazira?, esas imágnes existen y son nítidas. Si en vez de Bahrein esta imágenes hubieran sido tomadas en Irán ¿nos sería tan dificiles verlas?.
    En fin, algunos confunden el deseo con la realidad, ¡que le vamos a hacer!.ñ

  2. Jonatan says

    En Barhein el follón consiste en el deseo de los chiítas de hacerse con algo de poder, ya que los que mandan son sunitas, justo el caso contrario al de Irán. Esos dos llevan matándose unos a otros desde la muerte del tal Mahoma.

  3. hilodeariadna says

    El pueblo cuando quiere…puede…y lo consigue. Por desgracia el baño de sangre en países como Libia está siendo grande y como siempre la comunidad internacional cree que con unas declaraciones a la prensa, por muy contundentes que sean, pueden parar las balas…
    http://hilodeariadna.org/

  4. candela says

    Siempre hay quién se empeña en comparar a ETA con las protestas en Irán, pero se les olvida que en España no se ahorca a los homosexuales ni a los terroristas como en Irán. Luego unos protestan con razón (contra Irán) y otros no.

    Muchos confunden el trigo con la alfalfa…que le vamos a hacer..

Leave A Reply

Your email address will not be published.