Las fiestas de San Fermín tienen su 15J

1
Los seguidores del 15 de Julio, cantando a "su San Fermín" antes de comenzar el encierro. / Manuel Martorell

Los orígenes remotos del Movimiento 15 de Julio hay que buscarlos en lo que muchos considerarían una gamberrada sanferminera más. Hace 25 años, un grupo de mozos pamplonicas, consternados por el fin de las fiestas, decidieron continuar la juerga al margen del programa oficial. Por eso, acudieron a la cita del encierro en la cuesta de Santo Domingo como cualquier día de San Fermín. Pero el 15 de julio ya no había fiestas y por lo tanto tampoco toros que correr. A falta de astados, aprovecharon el paso de una villavesa (autobús urbano) que hacía el mismo recorrido  y se pusieron a correr delante.

El susto del conductor fue mayúsculo. En una Pamplona que acababa de volver traumáticamente a la normalidad, se encontró con decenas de corredores que se colocaban y se retiraban de “delante de las ruedas”. A aquello se le llamó “el encierro de la villavesa”, nombre que conservó pese a que el Ayuntamiento no tardó en retirar ese servicio, ese día y a esa hora. Entonces, apareció una furgoneta con cuernos que, según explican los miembros del 15 de Julio en su página web, “sembró el pánico entre los mozos y las mozas”.

El Jotas, comenzando la carrera. / Mov. 15 de Julio

A su vez, este peligroso morlaco fue reemplazado el año 1997 por El Jotas, que, disfrazado de Miguel Induráin, se encarga de embestir a los cientos de corredores con la imitación de su famosa Espada. En el año 2003 el Movimiento 15 de Julio organizó la primera procesión laica, llevando en andas a otro joven disfrazado de San Fermín. Con el “santo patrón” a cuestas, los del 15 de Julio inician su juerga cuando la mayor parte de la gente decide retirarse a sus casas.

Tras recorrer las calles del Casco Viejo durante toda la noche, a las 7,45 de la mañana terminan bajo la hornacina del santo en la cuesta de Santo Domingo, justo donde todos los días, antes de iniciarse el encierro, se entonan los tres cánticos para que el patrón de Pamplona “guíe” y “proteja” a los corredores. Los simpatizantes del 15J los cantan, pero en realidad lo hacen al San Fermín de carne y hueso que han estado llevando a hombros. Puntualmente a las 8 suena el chupinazo y todos echan a correr delante de La Espada.

El Movimiento 15 de Julio tiene otro personaje esencial: el Mono Charli. Este primate ficticio recuerda otro real que fue exhibido en el parque de la Taconera metido en una jaula y que desapareció sin que nadie diera explicación alguna. El Mono Charli se encarga de recordar todas las cosas que han desaparecido de los Sanfermines, pero de forma muy especial el carácter popular de la fiesta. El Mono Charli es la conciencia de  un Movimiento cuya filosofía se resume en una consigna: “la calle es tuya”.

Aquí es donde aparecen algunas coincidencias con el 15M: anarquía organizativa, autogestión, anonimato, carácter anti-institucional, alejamiento de los partidos, rechazo a ser encasillado… El Movimiento 15 de Julio subraya en su manifiesto que “siempre irá en contra de cualquier entidad que obstaculice, ahogue o manipule la acción popular en la calle”.

[youtube width="608" height="356"]http://www.youtube.com/watch?v=NQ-STm0JFgU&feature=player_embedded[/youtube]

“El Movimiento 15 de Julio –dicen en otro lugar- ha nacido para dar una respuesta al más que serio peligro de perder nuestras fiestas, para que no terminemos todos marchándonos de Pamplona del 6 al 14 de julio asqueados de nuestra ciudad”. Nació, insisten, “precisamente ante el evidente peligro de que este carácter popular nos sea arrebatado de nuestras manos” convirtiendo “los Sanfermines en un gran espectáculo internacional controlado exclusivamente por las autoridades y al servicio de la rentabilidad económica del turismo”.

Los militantes del 15J se sienten orgullosos de la magnitud que va adquiriendo cada año su movimiento y de haber demostrado que “la fiesta no termina cuando dice la Barcina”, refiriéndose así a la ex alcaldesa de Pamplona y recién elegida presidenta de la Comunidad Foral Navarra con los votos de la Unión del Pueblo Navarro y del PSOE.

Pero hasta aquí, las coincidencias con el 15M ya que el 15J es, sobre todo, un movimiento festivo. Por eso, uno de sus miembros, se esfuerza en explicar a los visitantes de la página web que se han equivocado de la página cuando, de forma continuada, hacen comentarios como si estuvieran ante la versión navarra del 15M.

Pegatina con el dirigible que el 15J estrenará este año.

Ante la insistencia de uno de los lectores en que se exijan “los derechos constitucionales que votamos y (los políticos) no cumplen” y las muestras de solidaridad con el 15M, Fernando Esquiroz, uno de sus impulsores, le contesta: “Déjate de rollos constitucionales y vente a Pamplona el día 15. Tráete la tienda de campaña porque la fiesta va para largo”. Como dice “Javierito”, otro de sus integrantes, el Movimiento 15 de Julio “lleva dando caña mucho antes que el 15M”, nada menos que un cuarto de siglo. Este año, además, con motivo del 25 aniversario, habrá sorpresa. Un dirigible de cinco metros acompañará a La Espada durante el recorrido.

Leave A Reply

Your email address will not be published.