El Gobierno iraní «condena a muerte» al segundo lago salino más grande del mundo

4

Con 5.200 kilómetros cuadrados, 140 de largo y hasta 50 de ancho, el lago Urmia, situado en el noroeste de Irán, es el segundo de agua salina más grande del mundo. Declarado reserva de la biosfera por la Unesco el año 1976, en sus profundidades se pueden encontrar numerosas artemias, un molusco de la época de los dinosaurios, y el centenar de islotes que tiene sirven de base para gran cantidad de aves migratorias, entre ellas flamencos, pelícanos y grullas. Pese a ello, el lago Urmia, patrimonio mundial de la naturaleza, está condenado a desaparecer en los próximos años y a convertirse, como ya le ha ocurrido al mar de Aral, en una gigantesca superficie de sal con catastróficos efectos en la economía y el medio ambiente de los alrededores.

Esto es lo que previsiblemente sucederá tras el rechazo de una propuesta parlamentaria para activar unas medidas de choque que impidan su muerte. La iniciativa fue presentada por 22 diputados en el Majlis (Parlamento iraní) y consistía, en sintonía con las recomendaciones de expertos nacionales e internacionales, en realizar de forma urgente un trasvase de agua desde los ríos Araxes y Silueh.

Fuerzas antidisturbios motorizadas cargan contra los manifestantes en Tabriz. / en-hrana.org

El rechazo gubernamental no ha hecho más que confirmar el desinterés del Gobierno hacia este tipo de problemas, provocando una oleada de disturbios en varias ciudades de Azerbaiyán, una región norteña habitada por azeríes, un pueblo de origen turco que supone más de la cuarta parte de la población total de Irán.

Varias organizaciones opositoras, medioambientales y de defensa de los Derechos Humanos se han hecho eco de esta grave situación. De acuerdo con estas informaciones, las protestas habrían sido especialmente intensas en Tabriz –la capital azerí-, Ardebil y la  propia Urmia, ciudad que da nombre al lago. Aquí, concretamente el sábado 27 de agosto, miles de personas se concentraron, registrándose duros enfrentamientos con las fuerzas antidisturbios.

Según los testimonios recogidos tanto por el Movimiento Verde, como por la asociación de derechos humanos Hrana y el Partido Democrático del Kurdistán de Irán (PDKI), que tiene una significativa presencia en esta ciudad ya que también está habitada por kurdos, los heridos y detenidos se pueden contar por decenas. Algunos testimonios aseguran que dotaciones de la policía habrían irrumpido en el Hospital Motahari para apresar a manifestantes que estaban siendo atendidos por sus heridas.

Por su parte, Hrana informa también de incidentes en Ardebil, donde habrían sido detenidas destacadas personalidades, como el dirigente azerí Abbas Lasani, que ha había sido condenado anteriormente por semejantes razones a 18 meses de prisión y a recibir 50 latigazos.

El problema del lago Urmia no es nuevo ni tampoco las protestas por el desinterés del Gobierno en tomar medias que lo salven de la muerte. El año 2009 expertos medioambientalistas, entre ellos Hasán Abasneyad, advirtieron que, debido sobre todo a la construcción de pantanos en los ríos que suministran agua al lago, éste había visto reducido su superficie acuática a más de la mitad, que su salinidad había llegado a los 400 gramos de sal por litro y que, cada año, su nivel disminuye un metro.

Imagen de los disturbios en Urmia. / Irangreenvoice.com

Lo más grave, sin embargo, no es la propia desaparición del lago sino las consecuencias económicas que tendrá para toda la región, conocida por su gran producción hortofrutícola. Algunos especialistas consideran que, una vez convertida la cuenca de Urmie en una “lago de sal”, las tormentas de arena y rachas de viento cargadas con partículas salinas provocarán una especie de “sunami salado” sobre los importantes cultivos de los alrededores, especialmente en los numerosos viñedos y campos de manzanos. Igualmente, se cree que tendrán que emigrar los habitantes de unas cuarenta localidades que, de una u otra forma, viven del lago. Desde siempre, el lago Urmia es muy visitado por las propiedades medicinales de sus aguas, por amantes de la naturaleza que acuden a contemplar las aves migratorias e, incluso, para visitar la tumba de Hulagu Khan, nieto de Gengis Khan y anfitrión de Marco Polo en su viaje a China. Hulagu Khan, conquistador de Mesopotamia y Palestina, murió el año 1265 y fue enterrado en la isla de Kabudi.

Ardeshir Amir Arjomand, asesor del líder reformista Husein Musavi y uno de los portavoces del Movimiento Verde, ha acusado al Gobierno de Ahmadineyad de haber convertido este problema ecológico en “un asunto de seguridad nacional” igual que está haciendo con otros temas en principio menores, como las batallas estivales con pistolas de agua entre jóvenes, reprimidas duramente por la policía.

Para Amir Arjomand, según ha declarado a la web opositora Kaleme, la actitud del Gobierno  supone también una nueva afrenta hacia los azeríes, un pueblo amante de su idiosincrasia, de su lengua y cultura turcas y que, con estas protestas, está defendiendo un patrimonio natural de todo el pueblo iraní.


loading...

4 Comments
  1. A saber says

    Hay que liquidar a los autócratas miserables antes de que liquiden el planeta.

  2. enante says

    Parece mentira como la raza humana no aprende de experiencias ajenas. Lo del mar de Aral debería servir para evitar errores similares pero es verdad que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra.

  3. borja says

    NI PSOE NI PP POR ESTO,corruptos 730 y los librados,29 años de gobierno,mitad salario de Francia,Alemania,Italia,Inglaterra etc,se regalan coches,trajes,VPOS,viajes y joyas,se perdonan sus deudas,colocan a hijos,primos,amigos,control medios y analistas de TODAS las tertulias,debates,se niegan saldar piso por hipoteca, incumplen programa electoral,(manipulan ceoe,ccoo,ugt,iglesia,tv,periodicos,todos a sueldo)¿JUSTICIA?¿existe una justicia justa?NO..NI PSOE NI PP,PERO VOTA.GRACIAS.PASALO PORFAVOR.

Leave A Reply

Your email address will not be published.