Obama ‘sale del armario’

1
Obama durante la entrevista que mantuvo ayer miércoles en la Casa Blanca con la periodista de la cadena ABC Robin Roberts, a quien declaró que está a favor de las bodas entre personas del mismo sexo. / Pete Souza (whitehouse.gov)

NUEVA YORK.– El presidente de Estados Unidos Barack Obama declaró el miércoles que, en su opinión, las parejas homosexuales deberían poder casarse. Ponía fin a lo que han sido años de lo que calificó como "evolución" en el tema. Acoge la palabra "matrimonio" con todos sus derechos... y con todas sus conscuencias.

"He sido sensible con el hecho de que a mucha gente la palabra matrimonio es algo que evoca tradiciones muy poderosas, creencias religiosas y todo eso", dijo, añadiendo que en un momento había pensado que la opción de uniones civiles sería suficiente. El que sus hijas Sasha y Malia tengan amigos creciendo en hogares de parejas del mismo sexo influyó en su cambio de opinón, explicó.

Publicidad

Frenético despliegue informativo en plena campaña presidencial. Obama se convierte en el primer presidente de la historia de Estados Unidos en mostrarse favorable a estos matrimonios. Lo hace después de tres días de presión por las palabras de su vicepresidente el pasado domingo en un programa de televisión. "Estoy absolutamente cómodo", dijo Joe Biden"con el hecho de que hombres que se casen con hombres, mujeres que se casen con mujeres y hombres y mujeres heterosexuales tengan exactamente los mismos derechos, todos derechos civiles, todas libertades civiles".  

La postura de Biden -famoso por sus meteduras de pata en público y por hablar más de lo debido- y de varios miembros de su gabinete había dejado a Obama sin espacio de maniobra. Su respaldo conlleva un grave riesgo electoral. De hecho, Carolina del Norte fue el martes el último estado en aprobar, vía referéndum, una enmienda constitucional que prohibiría toda unión que no sea entre un hombre y una mujer. Ya son treinta estados los que han emitido un veredicto similar.

Sin embargo, la declaración del presidente era algo inevitable. La marca Obama, como reconoció uno de sus asesores, estaba sufriendo por su ambigüedad. Establece así una clara diferencia con su contrincante republicano Mitt Romney, que volvió a reiterar su oposición no sólo al matrimonio homosexual sino también a cualquier tipo de unión civil que contenga exactamente los mismos derechos.

Los sondeos muestran un país actualmente dividido en este tema, pero con una gran mayoría de jóvenes a favor, influídos quizá por numerosos programas y series de televisión que tratan el tema de la homosexualidad con total normalidad. Por el momento, su campaña quiere capitalizar este anuncio con contribuciones de simpatizantes.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, felicitó al presidente por sus palabras. "El simple hecho de conceder la entrevista y hacer la declaración", dijo Cuomo, que firmó hace casi un año la legalización de estas uniones, "creo que ha hecho una tremenda contribución a esta causa".

No fue el único político neoyorquino agradecido por su respaldo. "¡Lo dijo!", exclamaba una eufórica Christine Quinn, presidenta del Concejo Municipal de Nueva York y que en unos días se casará con su compañera sentimental. "Está invitado", añadió la que en las encuestas figura como favorita a suceder a Michael Bloomberg en la Alcaldía neoyorquina tras las elecciones de Noviembre de 2013.

Leave A Reply

Your email address will not be published.