Zuhat Kobani (PYD): “Una invasión de Siria sumiría a Turquía en el caos”

2
Zuhat Kobani, a la izquierda, durante un acto político celebrado durante su visita a España. / PYD

Zuhat Kobani es portavoz en Europa del Partido de la Unión Democrática (PYD, del kurdo Partiya Yekitiya Demokrat), una de las organizaciones claves para entender la actual situación de Siria. El PYD ha sustituido en la práctica al Estado en aquellas zonas fronterizas con Turquía donde son mayoritarios los kurdos, una población que en Siria representa casi el 15 por ciento de todo el país (aproximadamente unos tres millones de 22).Este partido, junto a las otras fuerzas que integran el Consejo Supremo Kurdo, mantiene una “tercera vía” en la guerra que enfrenta al Gobierno de Bachar al Asad con el Ejército Libre de Siria (ESL), brazo armado del  Consejo Nacional Sirio. La alianza kurda rechaza integrarse en el Consejo Nacional por su negativa a considerar las reivindicaciones autonomistas de los kurdos y, en consecuencia,  han creado sus propias fuerzas armadas: las Unidades Populares de Defensa.

Zuhat Kobani ha estado recientemente en España y ha aprovechado la ocasión para explicar esta posición a cuartopoder.es. En sus declaraciones, Zuhat insiste en rechazar las acusaciones de que el PYD colabora con el régimen. “Sencillamente no es cierto. Ningún partido kurdo está colaborando con el régimen. ¿Cómo vamos a colaborar con ellos si no hay fuerzas del régimen?”, se pregunta Zuhat, haciendo así referencia a que las principales ciudades kurdas, a excepción de Qamisli, han sido abandonadas por el Ejército para poder concentrar sus fuerzas en otros puntos más conflictivos.

Publicidad

De hecho, la actual escalada bélica entre Turquía y Siria se ha debido a que, aprovechando este vacío de poder, los milicianos del ESL ocuparon el paso fronterizo de Tel al Abyad. El contraataque con morteros del Ejército de Damasco alcanzó el 3 de octubre la ciudad turca de Akçakale, matando a cinco personas, lo que provocó la consiguiente respuesta de la artillería turca.

Zuhat Kobani recuerda que tampoco era la primera vez que el Ejército turco atacaba Siria. Dos días antes del incidente de Akçakale, una patrulla del PYD fue alcanzada por disparos realizados desde el otro lado de la frontera en Derbasiya, causando un muerto y tres heridos, e igualmente  responsabiliza a Turquía de los seis fallecidos y decenas de heridos por el atentado perpetrado a finales de septiembre en Qamisli. “Turquía intenta desestabilizar la región y este incidente con Siria le brinda una oportunidad para elevar la tensión”, dice Kobani haciendo referencia a la autorización del Parlamento de Ankara para que el Ejército turco entre en territorio sirio.

Esta hipotética intervención del Ejército turco en Siria pone sobre la mesa el elemento central que separa al PYD del Consejo Nacional Sirio, al que el partido kurdo considera dominado por los Hermanos Musulmanes y correa de transmisión de la  política exterior turca. Mientras portavoces del Ejército Libre han declarado que, en ese caso, se unirán a las tropas turcas, el PYD ha anunciado que les hará frente con todas sus fuerzas. “Si hay un ataque del Ejército turco, el Consejo Supremo Kurdo está preparado para defender las zonas kurdas. No se dan las condiciones para una invasión, pero si se produjera se encontraría con una fuerte resistencia y esto sumiría a Turquía en el caos”, insiste Zuhat.

En varias ocasiones, tanto la guerrilla del PKK, a la que está estrechamente vinculado el PYD, como dirigentes kurdos de Turquía han declarado que si se desencadena tal invasión llamarían a la sublevación popular en solidaridad con sus “hermanos” sirios. Incluso algunos de estos dirigentes han advertido que se pondrán como “escudos humanos” para frenar los tanques.

Respecto a la posición del PYD ante el régimen de Bachar al Asad, explica que “el régimen sirio ha perseguido en el pasado y sigue oprimiendo y matando a los kurdos”, que “muchos camaradas nuestros, como Abu Judy Hussein y los ex parlamentarios Osman Suleiman y Nazleh Kajak siguen en prisión” y que el PYD tiene “muchos mártires asesinados por el régimen”.  Igualmente recuerda que los kurdos comenzaron la revolución con el levantamiento popular de 2004 y que “todos los partidos kurdos están comprometidos con la revolución junto a la oposición árabe”, aunque esta oposición “sigue sin aclarar cómo va a resolver el problema kurdo”.

“Nosotros creemos que la mejor solución es una autonomía dentro de una Siria plural y secular, con una Constitución democrática que recoja las aspiraciones de todos los componentes de la sociedad siria”, especificando que el futuro modelo político debiera recibir la denominación de “República Democrática” y no de “República Árabe”, como pretende el Consejo Nacional Sirio, cuyas posturas en este sentido el PYD considera muy similares a las del actual régimen baasista.

Sobre las denuncias de abusos y violación de los derechos humanos, reconoce que, "dentro del actual caos que existe en Siria, se producen muchas violaciones de los derechos humanos" y que "resulta difícil tenerlo todo bajo control". "Nuestro partido -añade- intenta llevar ante la Justicia a todo aquel que sea culpable de estos hechos".

Para el representante del PYD, “la guerra civil siria será larga porque se ha transformado en una guerra global con las características de la Guerra Fría”. “La revolución comenzó pacíficamente con manifestaciones por los derechos democráticos y las libertades, pero el régimen respondió con las armas y violencia. Al mismo tiempo, los podres regionales se dedicaron a armar y potenciar a la oposición, y de esta forma la revolución entró en una espiral de violencia, derivando en una guerra civil”, explica Kobani, para quien “los poderes globales están utilizando el conflicto para mantener su influencia en la región”. “Siria se ha convertido en la víctima de este enfrentamiento”, sentencia el representante del PYD.

2 Comments
  1. ricardo says

    …el doble juego de los kurdos. Piden respeto por una Siria plural, cosa que comparto, pero en Irak y Turquia pretenden kurdizar a las minorias asirias y árabes, por lo que poco se puede creer en estos dirigentes. Mas bien me parece un discurso estratégico, pero en el fondo el nacionalismo kurdo es tan retrógrado y monocultural como el turco y el árabe (por no mencionar otros chauvinismos propios y ajenos).

Leave A Reply

Your email address will not be published.