Medicinas para romper el bloqueo de las zonas aisladas por los combates en Siria

1
El gráfico muestra la complejidad del trayecto de las medicinas tras entrar en Siria por Irak hasta su destino en Afrín, desde donde se asiste a los barrios kurdos y cristianos de Alepo, cuya ubicación se muestra a la izquierda. / M. Martorell

No se trata de un gran cargamento de medicinas. En realidad, son solo dos cajas, pero el auténtico valor de este envío de ayuda médica a Siria estriba en que llegue a su destino, el hospital de Afrín, una localidad situada en el extremo noroccidental del país aislada debido al desarrollo de los combates. Afrín como otros pueblos dela región del Kurd Dag (Montes Kurdos) se encuentra desde hace meses entre dos fuegos: las fuerzas del régimen y los grupos rebeldes adscritos al Ejército Libre de Siria (ELS). Lo mismo ocurre con la zona de Kobani, situada más al este, y con la Yazira, “el granero de Siria”, habitada por kurdos, árabes, cristianos asirio-caldeos y yezidis.

En estos territorios, por lo general, la población mantiene una posición distante tanto respecto a los grupos rebeldes como del régimen de Bachar al Asad. Este hecho hace que las citadas zonas estén sufriendo, en realidad, un triple embargo. El primero, por parte de Turquía, que es contraria a una autonomía kurda en el norte de Siria. En segundo lugar, están siendo acosados por grupos yihadistas, de forma especial por el Frente Al Nusra, que ha atacado varios convoyes de suministros. Y, en tercer lugar, sufren igualmente el bloqueo del Gobierno central de Damasco, que tampoco está de acuerdo con las reclamaciones autonómicas de esta región septentrional.

Una situación semejante estarían sufriendo los barrios kurdos y cristianos de Alepo, habitados por más de medio millón de personas, que se encuentran bloqueados dentro de la ciudad y, por lo tanto, con grandes dificultades para recibir los suministros más básicos, de forma especial medicamentos. Una de las pocas posibilidades de recibir este tipo de ayuda está precisamente en la citada ciudad de Afrín, hacia la que también se dirigen quienes huyen de los combates en los barrios de Cheik Mahsud y Asrafiye.

Con el objetivo de asistir a estas poblaciones atrapadas entre dos fuegos, desde las ciudades de Qamisli y Derik, situadas cerca de la frontera con Irak, se están fletando convoyes de camiones con ayuda de emergencia que, a su vez, entra en Siria cruzando el río Tigris, que sirve de frontera natural con la región autónoma del Kurdistán iraquí, donde varias organizaciones humanitarias han asumido la tarea de asistir a las zonas aisladas por los combates recopilando la ayuda internacional que les llega.

De izquierda a derecha, con las medicinas y la bandera kurda, Zanyar, Falah, Khalid, Pshtiwan, Razhan, Chya y Dlosh. / Manuel Martorell

La idea de contribuir a este esfuerzo humanitario surgió de la asociación navarra que lleva el nombre del bíblico río, dedicada a estrechar los lazos con los pueblos de Oriente Medio, de forma muy especial, con el pueblo kurdo. La Asociación Tigris ha aprovechado la estancia en Navarra de una delegación de profesores del Kurdistán iraquí para pedirles que, de regreso a Irak, se lleven las dos cajas de medicinas para entregarlas a las citadas organizaciones asistenciales.

Estas organizaciones se encargarán de incluirlas en un nuevo convoy que se dirigirá hacia Qamisli, desde donde se intentará llegar a Kobani y, después, a la zona de Afrín, si los camiones no son atacados de nuevo.

Una vez realizada la entrega en suelo iraquí, la Asociación Tigris comprobará, a través de distintos contactos, si la ayuda llega o no a su destino. Si es así, se podrá preparar un nuevo envío con una cantidad de medicamentos mayor. Para esta operación, la Asociación Tigris ha contado con la colaboración de la ong Ayuda al Tercer Mundo – Medicamentos (ATMM), que ha preparado las 26 unidades terapéuticas, cada una de ellas con medicinas para un tratamiento específico y del tamaño aproximado de una caja de zapatos. Entre las unidades terapéuticas, las hay de antibióticos, analgésicos, hemostáticos para detener hemorragias, antisépticos, antiinflamatorios y material sanitario diverso.

La ATMM lleva años realizando este trabajo, sobre todo en África y América Latina. Esta sería la primera ocasión en que hace una entrega destinada a un país de Oriente Medio. ATMM tiene su banco de medicamentos en Pamplona, recibiendo de forma regular donaciones de distintos laboratorios, como CINFA, importante compañía farmacéutica que tiene una de sus factorías en las proximidades de la capital navarra.

Además de los correspondientes certificados farmacéuticos, declarando que los medicamentos están en buen uso, no contienen sustancias estupefacientes y son una donación gratuita con fines humanitarios, también sus portadores llevan consigo una expresa autorización del Gobierno Regional del Kurdistán para que no tengan problemas en la aduana, cuando el vuelo de las líneas aéreas jordanas procedente de Madrid aterrice en el Aeropuerto Internacional de Arbil tras hacer escala en Amán.

La delegación de profesores que facturará como equipaje suyo las dos cajas de medicamentos está compuesta por tres instructores de educación física (Chya Hassan Abdalla, Pshtiwan Sabir  M. Amin y Zanyar Abdalla Mohammed) y otras dos profesoras de Deportes (Razhan Hassan Abdalla y Dlosh Wrya Fatah), que se han desplazado hasta el Pirineo navarro invitadas por el Ayuntamiento de Isaba para comprobar sobre el terreno el desarrollo de la denominada Semana Blanca, un programa educativo-deportivo que permite cada año a miles de escolares navarros entrar en contacto con la nieve ejercitando el esquí de fondo.

Los profesores, que han estado acompañados por Khalid Mohammed Qadir, director del Centro para el Desarrollo de la Juventud de Penjween (norte de Irak), y por Falah Salah Abdallah, colaborador local de la Asociación Tigris, regresa al Kurdistán iraquí con la intención de organizar allí cursos de esquí para escolares siguiendo el modelo y la filosofía de la Semana Blanca navarra, ya que en esa zona montañosa de Irak también se acumula nieve todos los inviernos durante varios meses.


loading...

Leave A Reply

Your email address will not be published.