El fantasma de la escisión amenaza al movimiento antisistema de Grillo

4

Lucia Magi *

Adele_Gambaro_Facebook
Imagen de la senadora italiana Adele Gambaro en su perfil de Facebook.

ROMA.- Ayer fue el día del juicio del Movimiento Cinco Estrellas: al final de una tensa reunión de cuatro horas, diputados y senadores decidieron expulsar de sus filas a la senadora Adele Gambaro, “culpable” de haber achacado al ex cómico Beppe Grillo la responsabilidad del batacazo que la fuerza antisistema sufrió en las recientes elecciones locales. La mayoría de los elegidos se mantuvo fiel al líder carismático y decidió abandonar a la rebelde al juicio de los militantes en la Red: 79 votaron para echarla, 9 se abstuvieron y 42 la defendieron de la expulsión. Un tropel minoritario pero pesado de grillinos escépticos que podría decidir salir del Movimiento y sacudir los equilibrios del Parlamento.

El fantasma de la escisión merodea sobre esta fuerza que no quiere definirse como partido, que presume de gran equidad interna - “uno vale uno”, es su lema: cada miembro tiene el mismo peso -, sin estatuto ni dirigentes ni sede. Solo un blog (el del inspirador), una energía escénica arrasadora (la del inspirador) y mucho hartazgo hacia las formaciones tradicionales aseguraron al movimiento antisistema un resultado asombroso en las generales de febrero: 8,7 millones de votos, más del 25% de los electores, enviaron al Parlamento a 163 caras nuevas.

En dos meses el viento ha cambiado. El gobierno de unidad entre derecha e izquierda agudiza la desconfianza en el sistema, algo que le pasa factura también a los antisistema. Tras el voto, los grillinos, con tal de no ceder a compromisos, negaron su apoyo a un Gabinete de centro izquierdas, la coalición que ganó por los pelos las elecciones. “No queremos ensuciarnos las manos de mierda, seguimos de perros guardianes”, era la línea expresada con el habitual lenguaje del antiguo engatusador de audiencias. El “no” al acuerdo era casi un mantra, un dogma de mármol, que, sin embargo, empieza a mostrar grietas.

No todos los diputados y senadores aparecieron tan duros y puros como el fundador y algunos se tragaron refunfuñando la línea de la firmeza. Las tensiones recorrieron también las bases que se desahogaron en la web, único tribunal que el M5S reconoce. Resultado: la participación en las locales de hace diez días fue escasísima -ni siquiera alcanzó el 50% en la segunda ronda-, se concentró en los partidos tradicionales y el Movimiento no logró la alcaldía de ningún centro importante, viendo diezmadas las cifras de hace cuatro meses.

Con el viento contrario, los nervios saltaron. Las declaraciones de la senadora Gambaro dividieron a los elegidos en dos bandos opuestos. Grillo sigue insistiendo en que todo va bien y en que “no existe peligro de escisiones”. Sin embargo, el clima, anoche, era eléctrico. Y el líder no hizo nada para aplacar los ánimos. Al revés, fue él mismo quien contestó a las palabras de Gambaro de forma muy dura, escribiendo que no puede más, que está harto, que fue él quien “dio un escaño a unos donnadie que ahora no están lo más mínimo agradecidos”.

Uno zócalo de fieles le arropa: no cabe duda de que el rostro popular y cercano del hombre del espectáculo fue imprescindible para dar identidad, forma y fuerza a la ola de indignación. Sin su carisma, su retórica y su gancho comunicativo el Movimiento no hubiera llegado al Parlamento. Pero -según aventura la prensa italiana- la falange que defendió a la senadora "traidora" estaría moviendo fichas para formar un nuevo grupo parlamentario con el objetivo de “ dar continuidad al proyecto del M5S ampliando sin embargo la democracia interna”, recita el documento que manejan los disidentes.

No se trata de una nimia cuestión de enemistad interna en la mayor fuerza de oposición al Gobierno. Si de verdad algunos grillinos dejaran los escaños de Cinco Estrellas para formar un nuevo grupo independiente, los equilibrios en las Cámaras cambiarían por completo: los rebeldes podrían mirar hacia el Partido Democrático y su socio en la campaña, Izquierda Ecología y Libertad (SEL), y quizás la izquierda podría encontrar los números para formar un nuevo Ejecutivo sin la derecha. Podría realizarse –meses después– el proyecto inicial de Pier Luigi Bersani, candidato de la coalición de centro izquierdas y entonces secretario del PD. Aún más considerando que la rebelión contra Grillo se cuece en el Senado, allí donde PD y SEL no tienen mayoría y por eso tuvieron que renunciar a gobernar solos.

Tampoco es solo una cuestión de números y trampillas parlamentarias. El dilema interno al M5S abre cuestiones muy profundas. ¿Cómo se gestionan millones de votos, millones de personas que entregaron a la papeleta su rabia, ganas de protesta y esperanza de cambio? ¿Por qué en el movimiento donde “uno vale uno”, si alguien cuestiona al líder, es expulsado? Se trata, en definitiva, de un problema de democracia.

Lo explica bien el director de La Repubblica, Ezio Mauro, en su vídeo editorial: “No somos partidarios de que se rompa el M5S para que se forme un Gobierno de izquierdas. El problema es que una patrulla que vale el 25% en el Parlamento garantice un debate real, formas de confrontación democrática en su interior. A mí me parece que su lema está torcido. Uno solo, Grillo, vale para todos. Todos deben coincidir en el homenaje a él, que no puede ser criticado. Esto que se discute hoy le debería importar a todos aquellos que le dieron su voto a un movimiento que prometía quitar la costra a los otros partidos y, en cambio, se está perdiendo mirándose al espejo”.

(*) Lucía Magi es periodista
4 Comments
  1. juan gaviota says

    Nos cuenta Leonardo en una fabula ,que un armiño, perseguido por un cazador ,encontró una madriguera en el lecho del río ,y por miedo a ensuciar su limpio pelaje,fue cazado.
    El poder conseguido en las urnas ,es para ejercitarlo, máxime cuando este poder lo concede la facción mas progresista del pueblo.
    Quien calla otorga ,y dejar el poder en manos de la derecha por inacción, es en mi opinión un grave incongruencia.

  2. paco otero says

    Ve usted hombre, ve usted como estamos en la misma cuerda…su planteamiento es de una lógica tan aplastante que no querer verlo es propio de señoritos jugando a la política.

    …aprendamos y sinceramente le felicito.

    Juan, un saludo afectuoso de un caricato,algo puñetero

  3. dormidina says

    puf!! no he podido terminar de leer el articulo, que sopor cansino….que jaula de grillos!!. solo se salva lo que dice gaviota.

Leave A Reply

Your email address will not be published.