El bipartidismo europeo resiste pese a las subidas de la extrema derecha y de la izquierda

2
Resultados_globales_europeas
Resultados de cada uno de los grupos que forman el Parlamento Europeo. / Fuente: TNS/Scytl en colaboración con el PE
Actualización del 27-5-14 con los últimos resultados publicados por el Parlamento Europeo

BRUSELAS.- Entre los días 22 y 25 de mayo millones de ciudadanos de la Unión Europea estaban llamados a las urnas para elegir a sus representantes en el Parlamento Europeo; el aumento de la participación, el auge de la extrema derecha y un ligero descenso del bipartidismo son los principales asuntos que han marcado estos comicios.

Extrema derecha y bipartidismo

Los resultados de las elecciones al Parlamento Europeo no han supuesto grandes sorpresas a parte del primer aumento en la participación desde 1979 (43%). Tal y como se esperaba, el Partido Popular Europeo consigue de nuevo la victoria aunque con castigo; pierde 61 escaños respecto a la legislatura anterior. También los socialdemócratas caen, aunque se sitúan tan solo 6 asientos por debajo de los resultados de 2009. Resultados que aumentan el equilibrio de fuerzas entre los dos principales partidos y mantienen el bipartidismo en la cámara.

Sin embargo, las elecciones más democráticas de la Unión Europea que daban por primera vez a los ciudadanos voz (y voto) en la elección del jefe del ejecutivo de la Unión se convierten en las elecciones de la victoria de la extrema derecha.

La líder francesa del Frente Nacional, Marine Le Pen, ayer, tras conocer los resultados de las elecciones. / Yoan Valat
La líder francesa del Frente Nacional, Marine Le Pen, ayer, tras conocer los resultados de las elecciones. / Yoan Valat

El Frente Nacional de Le Pen gana en Francia y contará con 22 escaños en el Parlamento Europeo, los mismos que el UKIP británico. Ambos lideran un grupo de 14 partidos cuyo discurso se basa en el euroescepticismo y la xenofobia más extrema. Un discurso que ha calado en el electorado europeo convirtiendo con su voto a la extrema derecha en la tercera fuerza ideológica más votada del Parlamento (76 escaños). Los líderes europeos se lamentan por el resultado y reconocen el fracaso político que supone.

En cuanto al resto de los grupos, variaciones de apenas unos escaños en los partidos minoritarios respecto a los comicios de 2009. Tan solo destacar el ascenso de la Izquierda Unida Europea, que pasa de 35 a 42 eurodiputados en la presente legislatura, beneficiada por los buenos resultados obtenidos en países como España o Grecia, país este último donde Syriza, con Alexis Tsipras a la cabeza, ha ganado los comicios. La Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa evita el batacazo que vaticinaban las encuestas y aunque ve afectada su representación, se mantiene como el tercer grupo político europeo del hemiciclo.

¿Pacto entre PPE y S&D por la presidencia de la Comisión?

Las elecciones al Parlamento Europeo de 2014 estaban marcadas por la aplicación del Tratado de Lisboa. En esta jornada electoral no solo estaba en juego la configuración de la Eurocámara sino también la elección del próximo presidente de la Comisión Europea.

El líder de Syriza, Alexis Tsipras, ayer, celebrando con sus partidarios la victoria en las elecciones celebradas en Grecia. / Yannis Kolesidis (Efe)
El líder de Syriza, Alexis Tsipras, ayer, celebrando con sus partidarios la victoria en las elecciones celebradas en Grecia. / Yannis Kolesidis (Efe)

Con 213 eurodiputados, el Partido Popular Europeo es el vencedor de las elecciones al Parlamento. Jean-Claude Juncker, por lo tanto, se perfila como principal candidato a la presidencia de la Comisión. Sin embargo, Juncker necesitaría del apoyo de otros grupos para poder ser ratificado como tal.

Partido Socialista y Partido Popular deberán negociar. Ya en 2009, ambos partidos firmaron un pacto mediante el cual se repartían la presidencia del Parlamento Europeo. Fue precisamente el actual candidato a presidir la Comisión por el Partido Socialista, Martin Schulz, quien se benefició de dicho pacto. Un acuerdo para nombrar a los presidentes de la Eurocámara y la Comisión mantendría el equilibrio de fuerzas entre ambos partidos.Cualquier otro escenario parece casi imposible. Alcanzar la mayoría absoluta de la que precisan para ratificar al presidente elegido sin el apoyo del contrario se antoja francamente difícil. En cualquier caso, habrá que esperar al próximo 1 de julio, cuando tendrá lugar la sesión constitutiva del Parlamento, para conocer la estrategia de los candidatos.

El candidato del Consejo

Existe sin embargo una posibilidad en la que la negociación parlamentaria no tendría cabida. Según el Tratado de Lisboa, el presidente de la Comisión será elegido por el Consejo Europeo (formado por los dirigentes de los 28 estados miembros de la UE) que deberá tener en cuenta al candidato escogido por el Parlamento.

El propio presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, apuntaba hace unos días que el Consejo podría tener su propio aspirante a la presidencia. Además, apuntó que el candidato del Parlamento precisaría de la aprobación de los jefes de Estado y de gobierno. Van Rompuy dejaba abierta así la posibilidad a un nuevo nombre.

Retos y oportunidades

La Unión Europea se enfrenta a un proceso de profundo cambio. A la renovación del Parlamento Europeo se suman en los próximos meses la de la Comisión Europea, órgano ejecutivo de la Unión; el Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común y el Presidente del Consejo Europeo.

Europa afrontará estos cambios en medio un clima de tensión marcado por la confirmación del auge del euroescepticismo y la extrema derecha que han dejado estas elecciones. El mayor reto político para la Unión será enfrentar este escenario y recuperar la confianza de la ciudadanía europea.

(*) Beatriz Ríos es periodista.
 Gráfico con los resultados globales y país por país de las elecciones europeas 2014.

Leave A Reply

Your email address will not be published.