Los ánimos se tensan en Hong Kong

4
manifestantes_Queensway
Decenas de manifestantes reconstruyen las barricadas en Queensway retiradas por la policía con anterioridad en Hong Kong, ayer lunes. / Alez Hofford (Efe)

La protesta pacífica prodemocrática, enmarcada en la campaña de desobediencia civil que vive Hong Kong, sufrió ayer un nuevo revés para los manifestantes. Como ya ocurriese hace una semana, civiles contrarios a las movilizaciones trataron de desmantelar por la fuerza las barricadas impuestas por los primeros en distritos clave de la ciudad, provcocando nuevas escenas de violencia.

Horas antes, en la mañana del lunes hora local, policías ataviados con chalecos identificativos en lugar de equipamiento antidisturbios se encaminaron a los barrios de Admiralty y Mongkok para retirar las barricadas que bloqueban las calles. No se empleó la fuerza a diferencia de la primera acometida policial, dos semanas atrás, cuando los antidisturbios lanzaron a los estudiantes gases lacrimógenos en un vano intento de dispersarlos en una decisión que costó que se multiplicaran las protestas hasta convertirse en lo que se ha apodado como revolución de los paraguas.

Ayer, las fuerzas del orden no intentaron evacuar a los pocos estudiantes que aún pernoctaban en los campamentos pero sí abrir las calles al tráfico, como se explicaba en un comunicado oficial. La orden parecía haber sido emitida por el jefe del Ejecutivo, CY Leung, quien había afirmado la víspera que “hemos recurrido a todo tipo de persuasión. Si llega el momento de limpiar esas zonas, creo que la policía lo hará usando medios profesionales y haciendo un uso mínimo de la fuerza. No queremos ver a nuestra gente ni a los estudiantes heridos”.

Pero los jóvenes que permanecen acampados –en escaso número cuando se produjo la iniciativa de la policía- volvieron a armar sus barricadas caseras. Su propósito es mantener ocupado el centro administrativo de Hong Kong en demanda de la dimisión del primer ministro –próximo al Gobierno de Pekín- y forzar que las autoridades chinas reconsideren la decisión de vetar candidatos a las elecciones de 2017.

Los manifestantes exigen una democracia plenauna vieja promesa de China, reconsiderada el pasado agosto- y eso les anima a mantener su presencia en las calles. Muchos ciudadanos de Hong Kong no comparten los métodos u objetivos y para muchos el bloqueo de las calles se traduce en un obstáculo obvio para acudir a sus trabajos o enviar a sus hijos al colegio.

Esa es la razón que llevó ayer a centenares de personas, luciendo lazos azules prendidos en sus pecheras, a atacar a los manifestantes prodemocracia, que han asumido un lazo amarillo como símbolo de su campaña. Algunos arrastraron las tiendas de campaña donde hasta ahora dormían los manifestantes, emplearon cuchillos para cortar las bridas plásticas que unían las vallas formando barreras e incluso llegaron a utilizar una grúa en Admiralty, el distrito que acoge la sede de Gobierno, para levantar las barricadas con las que se bloqueaban las calles.

Entre los opositores a los manifestantes se encontraban muchos taxistas, los más afectados por los cortes de carretera, según informaba el diario local South China Morning Post. Entre gritos de “abrid las calles” y “los hongkoneses os odian”, los opositores a los estudiantes –algunos de ellos enmascarados- abrieron los accesos por la fuerza protagonizando enfrentamientos con los manifestantes. En algunos coches se podía leer una pancarta con la leyenda “no aguantamos más”.

Si bien resulta comprensible el enfado de gran parte de la sociedad, el precedente del 3 y 4 de octubre suscita muchos interrogantes. Entonces, la irrupción de un movimiento similar –en el que también se contaban individuos enmascarados- que trató de acabar con las protestas por la fuerza no fue del todo fortuita. La policía ha confirmado que entre los manifestantes anti-revolución se infiltraron 200 criminales de dos conocidas triadas, mafias locales, con la vocación de provocar enfrentamientos. Según las denuncias de los estudiantes, irrumpieron a sueldo de Pekín. “Estaban bien organizados y tenían un propósito definido”, explicó el responsable del Departamento para el Crimen Organizado y las Triadas, Dan Ng Wai-hon. “La policía ha estado siguiendo de cerca a algunos experimentados miembros de las triadas y algunos ya han huido”, añadió.

Ayer, la presencia de enmascarados volvía a oscurecer la situación. En el distrito de Mong Kok, su presencia era tan masiva que superaba con mucho el número de manifestantes pro-democracia. El domingo, el jefe del Ejecutivo hongkonés había advertido en una entrevista televisiva que la iniciativa lanzada por los sindicatos de estudiantes, apoyados por el movimiento Occupy Central –que exige total democracia en la excolonia británica- tiene “prácticamente nulas posibilidades” de éxito y que las últimas semanas “demostraban que un movimiento de masas es algo fácil de comenzar pero difícil de parar. “Nadie puede trazar la dirección de este movimiento, que ahora ha perdido el rumbo”.

Tras una leve mejora de la situación, las partes se enconaron tras la ruptura de negociaciones entre los manifestantes y el Gobierno. A ello se sumó la irrupción de un escándalo de corrupción que afecta de lleno al primer responsable político de Hong Kong, quien habría recibido más de 5 millones de euros de una firma australiana que nunca declaró. Leung ha asegurado que no “ha hecho nada malo, ni legal ni moralmente” pese a haber admitido haber recibido la citada suma de dinero. Los manifestantes exigen ahora que asuma sus responsabilidades y que renuncie a su puesto.

“No podemos dejar que una sola persona, Leung Chun-ying, destruya los valores centrales de Hong Kong por los que luchamos”, han declarado los grupos convocantes de las protestas pro-democráticas. No se puede descartar que el escándalo de corrupción –no es el primero de la carrera del jefe del Ejecutivo, elegido por un grupo de notables próximo a Pekín y no por los ciudadanos- suponga el final de su carrera. Las autoridades chinas llevan a cabo una campaña anti-corrupción global con la que pretenden limpiar la imagen del Partido Comunista entre sus ciudadanos, así que resulta poco aceptable que su hombre en Hong Kong se defienda con cierta arrogancia de las acusaciones en lugar de demostrar su inocencia o asumir sus errores. Para algunos analistas, la salida de Leung del poder podría ser una solución de mínimos que apaciguase a los manifestantes y permitiese a Pekín, que administra el territorio desde 1997, ganar tiempo a la hora de gestionar la crisis. Y el camino podría ser el Parlamento: desde la oposición, se estudia someter al jefe del Ejecutivo a una moción de censura si Leung no justifica el citado ingreso.

4 Comments
  1. albacora says

    occupy hongkong=Plaza Maidan

  2. RESISTENCIA ANTIESPAÑOLA says

    Si los catalanes no dan la batalla y siguen luchando por su liberación del yugo español, será el final del pueblo catalán, seguirá durante siglos invadido por españa, y tendrá que pagar las consecuencias, el catalán será cada vez más postergado, se recuperará el uso mayoritario del español para aculturar de nuevo a la gente que vive en el territorio catalán, tendrán que pagar un precio muy caro en todos los sentidos, será una humillación para la gente de Catalunya, los españoles habrán vencido, sin oposición por parte de la gente que tanto se ha manifestado por la libertad. Si Catalunya cede ante españa, no podrá luego quejarse de las políticas que tenga que sufrir por parte de los gobernantes de madrid. El pueblo catalán y sus dirigentes deben dar la batalla y no rendirse, si no, todo se habrá acabado, sin haber siquiera comenzado. Creo que hoy por hoy, ERC y la CUP serían las únicas fuerzas políticas que pueden liderar con criterio y eficiencia el proceso constituyente catalán, son los únicos que con dos pares hablan de proclamar la INDEPENDENCIA, pase lo que pase. Ya sólo creo en ellos, y espero que no se rajen nunca y que más pronto que tarde veamos la proclamación de la INDEPENDENCIA. Si finalmente, se va a unas elecciones, que sean plebiscitarias y , cuando ganara ERC, que proclamen la INDEPENDENCIA desde el minuto uno. Ya está bien de que jueguen con los catalanes políticos que no se atreven a proclamar la libertad y la DUI. ADELANTE, ERC, CUP, TODOS LOS QUE ESTÉIS POR LA LIBERTAD, CONTÁIS CON EL APOYO DE MUCHOS, NO NOS DEFRAUDÉIS, POR FAVOR, LUCHAD , LUCHAD HASTA LAS ÚLTIMAS CONSECUENCIAS, TODO POR LA LIBERTAD DE CATALUNYA !!!

  3. albacora says

Leave A Reply

Your email address will not be published.