Laura Pérez Ruano: «Podemos no debe dejar de lado el debate sobre Monarquía o República»

Laura Pérez Ruano en la céntrica plaza del Castillo de Pamplona con el sede del Gobierno Foral al Fondo. / Podemos
Laura Pérez Ruano, en la céntrica plaza del Castillo de Pamplona, con la sede del Gobierno Foral al fondo. / Santi Vaquero

PAMPLONA.– El nombre de Laura Pérez Ruano (Bilbao, 1980) saltó a los medios de comunicación el 31 de mayo de 2011, en pleno movimiento popular del 15M. Aprovechando una visita oficial a Pamplona, abordó al entonces príncipe Felipe, que iba acompañado por el presidente navarro Miguel Sanz, para pedirle un referéndum sobre monarquía o república, enzarzándose en una corta discusión que recibió medio millón de visitas en Youtube. El actual rey dio por finalizado el choque verbal diciéndole que ya había tenido su “minuto de gloria” pero que aquello no llevaba a ningún sitio; el presidente Miguel Sanz terció y le retó a que formara un partido. Hoy, esta abogada y profesora de euskera es secretaria general de Podemos en Navarra, encabeza la candidatura autonómica y lidera un partido que ya tiene 5.000 adheridos, perfilándose como fuerza determinante para una alternativa de Gobierno a la Unión del Pueblo Navarro (UPN), el partido de Miguel Sanz. Según los últimos sondeos electorales, es el tercero en intención de voto tras UPN y Geroa Bai, pero por delante de Bildu y del Partido Socialista de Navarra (PSOE-PSN).

 Hace cuatro años su nombre saltó a los medios de comunicación por el incidente con el entonces príncipe Felipe. Le preguntaste si no era necesario un referéndum sobre república o monarquía. Al final te dijo que ya habías tenido tu “minuto de gloria”. ¿Cómo valoras lo que te dijo entonces? ¿Te molestó que te dijera eso?

Publicidad

– Más que molestarme, me sorprendió que ante una ciudadana que le preguntaba por un referéndum sobre monarquía o república, es decir, que se consultara a la ciudadanía por el tipo de jefatura de Estado que desea, tuviera una respuesta tan poco fundada y falta de argumentos; poco democrática por su parte porque, al fin y al cabo, debería escuchar el clamor popular, un debate que entonces estaba en las plazas con la gente reclamando más democracia. De ahí la pregunta, porque los mecanismos que establece la Constitución para la convocatoria de un referéndum están limitados en lo que se refiere al título de la Corona.

– Hace un mes, el secretario de organización de Podemos, Sergio Pascual, dijo que dentro de Podemos ahora no existe ese debate sobre un referéndum monarquía-república e incluso añadió que no era un asunto prioritario para la ciudadanía.

“Representamos
a esa Navarra
que quiere desmarcarse
del discurso
del miedo a
'que vienen
los vascos'

– Dentro de Podemos existe una pluralidad a la hora de concebir las ideas sobre monarquía o república, pero hay que priorizar lo que la gente considera más importante. Lo que nos une ahora mismo es profundizar en la democracia y el rescate ciudadano, pero no hay que dejar de lado esta cuestión. Podemos defiende un proceso constituyente que ponga sobre la mesa todos los debates pendientes y este es uno más.

 Es obvio que, cuando se forme el nuevo Parlamento de Navarra, va a liderar un grupo parlamentario. ¿A qué Navarra vais a representar en ese parlamento?

– Representamos a la Navarra que apuesta por un cambio en las políticas sociales y quiere desmarcarse del discurso de la confrontación entre nacionalistas vascos y nacionalistas españoles, del navarrismo, del miedo a “que vienen los vascos”, a hablar de determinadas problemáticas que han afectado a la política cotidiana debido a esa confrontación. Esa confrontación no ha sido más que una excusa para que el poder económico no pierda el poder político; queremos alejarnos de ese discurso y ahondar en lo que quiere la gente.

"Dijimos muy claramente que no llegaríamos a un pacto de gobierno ni con UPN ni con PSN"
Laura Pérez Ruano en un parque de Pamplona. / S. Vaquero

 En una comunidad tan fragmentada políticamente, ¿qué panorama político  creéis que os vais a encontrar?

– Lo ideal sería alcanzar una mayoría parlamentaria por el cambio pero habrá que ver con quién se puede llevar a cabo. Lo fundamental para nosotros no es tanto un cambio de caras como un cambio basado en acuerdos programáticos que permitan abordar todas esas necesidades que tiene la ciudadanía, de atender a las necesidades básicas, tomar medidas profundas para el rescate ciudadano, para una auditoría de la deuda y sobre una corrupción que en Navarra ha salpicado a UPN y PSN, los dos partidos que han venido gobernando en los últimos años.

 Pero en Navarra no hay  posibilidad de alternativa si no hay un pacto con Bildu… son matemáticas puras. Para crear una alternativa hay que llegar a algún tipo de acuerdo con ellos y con el Partido Socialista. Es la pregunta fundamental desde el punto de vista político pero da la impresión de que no la queréis contestar.

“No llegaremos
a un pacto de gobierno con
quienes nos han llevado a la situación actual,
es decir, ni con
UPN ni con PSN

– Nosotros dijimos muy claramente con quién no llegaríamos a un pacto de gobierno: con aquellas formaciones políticas que nos han llevado a la actual situación, es decir con UPN y PSN. También queremos dejar clara la diferencia entre pactos de gobierno y acuerdos programáticos. Lo condicionaremos todo a los acuerdos programáticos y ahí no excluimos a nadie. Si UPN y PSN dieran un giro de 180 grados y decidieran aplicar esas políticas sociales tampoco habría por qué excluirlos.

 Todo el mundo entra en la polémica de si Navarra tiene una relación con el País Vasco… ¿Tenéis una posición sobre este asunto?

Lo que quiere Podemos es normalizar la relaciones con la Comunidad Autónoma Vasca, como las tiene con otras comunidades. No se puede seguir con ese discurso de confrontación, con que todo lo que huela a vasco es inmediatamente negado. Hay que normalizar esas relaciones;  esa es la postura de Podemos. Sobre la disposición transitoria cuarta (que prevé una hipotética incorporación al País Vasco) dentro de Podemos no existe una postura definida; hay quienes piensan que sería deseable un vínculo con el País Vasco pero también hay posiciones en contra.

 Pero, siendo un tema fundamental para los pactos y acuerdos políticos en Navarra, ¿eso no podría provocar una división dentro de Podemos?

– Nosotros no vemos la disposición transitoria cuarta como algo fundamental a día de hoy, sino como una herramienta democrática que permite consultar a la ciudadanía. En el caso de que esta cuestión se colocara encima de la mesa, lo someteríamos a la asamblea y se consultaría a las bases.

 UPyD, y en parte también Ciudadanos, dicen que hay que acabar con el sistema foral porque todo el país debe ser gobernado bajo los mismos criterios. ¿Tenéis una postura sobre el sistema foral? ¿Creéis que la filosofía foral de un mayor autogobierno local y ese carácter municipalista podrían aportar algo a la regeneración democrática para toda España?

“Defendemos los fueros no por históricos, sino como herramienta para ahondar en
la democracia, y los defendemos para el resto de
las comunidades”

– Sí. En nuestros documentos políticos matizamos que no se defienden  los fueros por el hecho de ser históricos, sino porque son una herramienta que sirve para ahondar en la democracia. Habría que decir que los defendemos por este motivo y no tanto por su carácter histórico, y  además también defendemos ese mayor autogobierno para el resto de comunidades. Hay que acercar las instituciones a la gente y todo lo que sirva para una mayor autoorganización y autogobierno no sólo es favorable para Navarra, sino para el resto del Estado. Hay que favorecer esa autonomía en la gestión de lo más inmediato, en la administración local y fiscal, pero, dependiendo del uso que hagas, puede ser una herramienta que favorezca a las élites económicas o puede servir para la redistribución de la riqueza. Para nosotros es importante ahondar en el municipalismo porque la local es la  primera entidad que permite recoger las demandas de la gente. En Navarra tenemos el ejemplo de los Concejos, que permiten esa gestión más directa por parte de los ciudadanos.

- Volviendo al tema del principio. En el incidente con el príncipe Felipe, el expresidente Miguel Sanz le retó a que formara su propio partido…

– Sí. Me dijo que montara un partido. “A ver si te votan”, dijo. Pues en eso estamos. Creo que esto es consecuencia del 15M, de todas esas demandas que se escuchaban en la calle por parte de quienes no se identificaban con los partidos y, por otro lado, por las denuncias contra la corrupción. El que se hayan llevado políticas económicas contra los intereses de la mayoría, que no se hayan puesto límites y no se haya abordado el asunto de la corrupción ha potenciado la desafección de la ciudadanía respecto a la política.  Lo que pretende Podemos es aglutinar una mayoría social que permita llevar a cabo transformaciones profundas que potencien la democracia y la participación, pero la ciudadanía tiene que tomar conciencia de la participación para transformar la sociedad. Podemos no puede ser un partido más, que se arrogue esa posibilidad de cambio si no viene impulsado por los de abajo, porque, en ese caso, el cambio no será posible.