Así se repartirán los 160.000 refugiados por la UE

La primera cuota de refugiados estipulada por la Comisión Europea llegó en el mes de mayo. Entonces los países europeos se repartieron a 40.000 refugiados. Tras la crisis migratoria ante el recrudecimiento de la guerra en Siria, la cifra de refugiados aumentó en otros 120.000.

Publicidad

En el reparto en bruto de los refugiados, España se sitúa en tercer lugar, superada solo por Alemania y Francia. El equipo de Rajoy ha intentado negociar y rebajar la cifra de refugiados a los que proveer de asilo en nuestras fronteras en ambas ocasiones. En la primera de ellas, en el mes de mayo, a España le correspondían 4.288 refugiados que el Ejecutivo regateó hasta reducirlos en casi un 70% hasta los 1.300.

En este segundo reparto la Comisión Europea instaba al país a acoger a un total de 19.219, y finalmente lo hará con solo 17.680. El Ejecutivo ha aceptado la cifra de refugiados impuesta en el segundo reparto, pero se ha negado a dar marcha atrás en su rebaja inicial.

Más presupuesto para ayuda a refugiados

En función de la población, Luxemburgo se sitúa como el país más solidario: acogerá a 145 refugiados por cada 100.000 habitantes, seguido por Malta (con 100 por 100.000 habitantes), Estonia (85) y Suecia (60).

Por el contrario, España se sitúa en los últimos puestos, con 38 refugiados por cada 100.000 habitantes. Esto le lleva al decimonoveno puesto en el ‘ranking’ de solidaridad europea, flanqueada por Rumanía y la República Checa, con 40 y 32 refugiados por 100.000 habitantes, respectivamente.

Estos datos se unen a la reticencia, en un principio, del PP a aumentar la partida destinada para atención de refugiados, propuesta por el PSOE de cara a los PGE para 2016 y que instaba a incrementar el presupuesto en 110 millones de euros. Finalmente, el grupo popular ha reculado y ha optado por aprobar una partida extraordinaria de 200 millones de euros. Este cambio de parecer se debe, dicen, a que han querido «tomar decisiones en virtud del diagnóstico de la situación y actuar en base a la realidad que íbamos encontrando».

(*) Ana Isabel Cordobés es periodista.